¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Un ciudadano cívico

Sergio Almazán Sábado 27 De Abril, 2019 · 11:03 am
Un ciudadano cívico
El programa de fotocívicas será el mejor reto de reorganizarnos como sociedad / Foto: EFE

La entrada en vigor del programa de fotocívicas marca un reto en la reorganización del espacio público en nuestra ciudad, además de crear un marco jurídico en la forma y política de conducta cívica.

Precisamos los habitantes de la metrópoli reorganizarnos como peatones, automovilistas, conductores de transporte público y policías de tránsito. Es una realidad, la urbe está rebasada por los demasiados autos y su demasiadas gente que a diario usa el espacio público para llegar a su destino. ¿Cómo hacer más habitable esta ciudad que desborda el caos?

Hemos crecido atendiendo el transporte, priorizando las autovías, al conductor y centrando el desarrollado urbano en la evidencia del automóvil como personaje central del poder. Hoy día no cabemos ni autos ni transeúntes en los mismos espacios. La fotomulta cívica pretende reorganizarnos. ¡Vaya reto!

Reorientar las prácticas corruptas de policías, infractores y autoridades en materia urbana y cívica es quizá de los más grandes retos. En ciudades como la nuestra, con esa densidad poblacional, la cantidad exagerada de automóviles circulando a diario y las formas cuasi surrealistas para escapar de una infracción: sobornar policías, atropellar a agentes de tránsito para no escapar del alcoholímetro; golpear a quienes ponen el inmovilizador… es decir la selva de asfalto donde hemos crecido y creado una forma de hacernos de la ciudadanos de la calle.

La tarea cívica de respetar, organizarnos y convivir en la calle es quizá de las tareas más complejas a las que nos vamos a someter en las siguientes semanas. ¿Qué entendemos ahora por educación y labor cívica? La calle es nuestro ensayo de mala educación, mala conducta y falta de respeto. Nos hemos vuelto los más egoístas para habitar las vías públicas, y a la vez o en consecuencia, el mejor negocio para las autoridades. Unos y otras, jugamos a las fuerzas en la urbe.

El programa de fotocívicas será el mejor reto de reorganizarnos como sociedad que habita la ciudad. El urgente trabajo de volver a la calle con la conciencia del otro: peatón, ambiente y ordenamiento es quizá de las tareas urgentes, necesarias y cívicas qué hay que reaprender, reprientar y replicar para una generación que ya no conoce, concibe y piensa la calle como espacio público.

Caminemos, habitemos y respetemos las calles es quizá la conciencia colectiva que debemos a partir de ahora comenzar a ejercer cuando salgamos de casa. Ahí comienza el trabajo y quehacer del ciudadano cívico.

Abramos la discusión: @salmazan71