enero 16, 2022
Radio
Webcam
Buscar
columnas

Toda similitud es mera coincidencia

Anne Applebaum escribe que las democracias modernas están desapareciendo y que ve venir el auge del autoritarismo.

Mina Magallón
Toda similitud es mera coincidencia
Foto: El ocaso de la democracia: La seducción del autoritarismo

En el verano de 1989, Francis Fukuyama, economista y politólogo estadounidense de origen japonés, publicó un artículo de 16 páginas con el título El fin de la historia, el cual levantó gran controversia al igual que entusiasmo, pues había interés en amplios sectores del público de occidente en acercarse a una demostración teórica de que el sistema liberal-capitalista era insuperable y, en consecuencia, era previsible su imposición en todo el mundo.

Ahora llega Anne Applebaum, con su nuevo libro –El ocaso de la democracia: La seducción del autoritarismo, trad.: Francisco J. Ramos Mena; Editorial Debate,  1ª edición, 2021, ISBN 9788418056581, haciendo un análisis demoledor sobre el panorama político actual en muchas partes del mundo. Escribe que las democracias modernas están desapareciendo y que ve venir el auge del autoritarismo. Explica con detalle el renacimiento del nacionalismo y de la autocracia. Expone con detalle por qué los sistemas políticos hoy usan simples mensajes radicales y porque los pueblos reciben con gusto el mensaje no obstante estos son extremistas. Apunta como los nuevos líderes del siglo XXI no llegan solos al poder; sino que lo hacen con la ayuda de aliados políticos que primero que nada y sobre todas las cosas son leales al líder. La lealtad es lo único que se requiere para ser parte y acercarse al nuevo grupo de poder. El nuevo gobierno cuenta con innumerables ejércitos de burócratas quienes como única condición tienen que ser 100% leales sim importar la preparación, educación o experiencia y por último, con el apoyo de algunos medios de comunicación que les facilitan el camino y apoyan sus candidaturas nacionalistas-extremistas en espera de recibir grandes beneficios cuando su candidato llegue al poder.

Los partidos nacionalistas y autoritarios que han ido tomando relevancia en las democracias modernas (Donald Trump) benefician exclusivamente a sus partidarios, a los burócratas que son 100% leales. Sus tácticas son simples, usan las teorías de la conspiración, la polarización política, buscan una razón o una persona o un acontecimiento para hacerlo culpable de todo (neoliberales). Logran mover a las masas usando el sentimiento de nostalgia (“Hagamos América Grande otra vez” gritaba Donald Trump) con el objeto de destruir el sistema democrático actual y redefinir la idea de quienes son los nuevos defensores del pueblo y utilizan las teorías de la conspiración y la polarización política, y logran estos cambios usando las redes sociales que tienen un alcance nunca visto antes causando un terremoto que esta sacudiendo al mundo, moviendo placas tectónicas y causando tsunamis. (Ataque al Capitolio el 6 de enero del presente).

Applebaum está sonando la alarma sobre la nueva tendencia antidemocrática en el mundo, en China, Venezuela, Zimbabue, Rusia, etc. explica la atracción que existe hoy con el nacionalismo.

Por primera vez, empiezo a entender por qué más del 80% de los republicanos en Estados Unidos siguen pidiendo a gritos que Trump busque la presidencia en 2024. Pero me estoy adelantando, el primer capítulo del libro recuenta la celebración de la llegada de un siglo nuevo a Polonia con el año 2000, así como el nacimiento de un gobierno demócrata con Lech Walesa, quien llegó a ser su primer presidente democrático electo en 1995. Bajo su presidencia Polonia cambió completamente, de un régimen comunista bajo el totalitarismo de la Unión Soviética a ser un país democrático capitalista cerrando las empresas estatales y con nuevos planes de un reajuste financiero y monetario capitalista. Todos los amigos de la escritora presentes en la fiesta de fin de año tenían muchas esperanzas de ver a Polonia como un país independiente, demócrata, fuera de las garras de los comunistas. Pero leemos que el sueño le duro muy poco. En diciembre de 2005 el ex alcalde de Varsovia, Lech Kaczynski, conservador, ganó democráticamente las elecciones presidenciales en Polonia recibiendo el 54% de los votos. La victoria de Lech Kaczynski del partido conservador llamado “Derecho y Justicia”, se inclinaba a una tendencia de derecha muy lejos de los comunistas. El presidente prometía cumplir los compromisos de Polonia como miembro de la Unión Europea y de la OTAN (La Organización del Tratado del Atlántico Norte, en inglés NATO).  Y manifestaba que continuaría también con en el desarrollo de las buenas relaciones con Estados Unidos.

En abril de 2010, Lech Kaczynski, junto con la gran mayoría de su gabinete y un gran número de generales del ejército, mueren en un accidente aéreo cerca del aeropuerto de Smolensk, Rusia.  Esta tragedia unió al pueblo polaco. En esos momentos no existía derecha o izquierda, no había diferencias, ni tampoco divisiones.  Todo el pueblo polaco se unió en la gran pérdida y es en este momento que Jarosław Kaczynski, el hermano gemelo del ex presidente de Polonia toma el liderazgo del partido conservador y populista de nombre Derecho y Justicia quien hoy en día sigue teniendo el control de todo y todos. El gobierno, dirigido políticamente desde la sombra por Jaroslaw Kaczynski es un totalitarismo puro de extrema derecha desapareciendo lo que se llamó un día el estado de derecho.

En México vemos con López Obrador el debilitamiento a las instituciones autónomas, el control del Congreso y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la presión a la iniciativa privada, los ataques a la prensa, el nulo combate a la corrupción y el aumento insólito de las tareas y el presupuesto de las fuerzas castrenses. Transcribo un párrafo de José Vasconcelos en su libro El Desastre a propósito de la traición de la Revolución Mexicana simbolizada en Madero: ‘…Con su visión tan clara de la realidad, Obregón se daba cuenta del odio que se acumulaba sobre su cabeza, como nube que esconde el rayo.  Pero no le temía a Júpiter que tantas veces había sido su aliado.  Una premonición certera lo prevenía contra el atentado personal, y repetía: -Duraré hasta que alguien se decida a cambiar su vida por la mía…”

Correo:  mgmagallon@aol.com

Twitter:  @MinaMagallon

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias