¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

¡Sin novedad! Ciudadano votante

Ningún partido, candidato y coalición ha hecho el mínimo esfuerzo por proponer acciones, proyectos, programas y estrategias claras para enfrentar las profundas crisis, escribe Sergio Almazán.

Sergio Almazán Sábado 17 De Abril, 2021 · 09:30 am
¡Sin novedad! Ciudadano votante
El próximo 6 de junio México llevará a cabo elecciones, consideradas las más grandes en la Historia de México / Foto: Cuartoscuro

Estamos por cumplir la primera de las ocho semanas que durarán las campañas electorales en la ciudad de México donde se disputan 66 diputaciones repartidas en 33 de mayoría relativa, 16 alcaldes, 160 concejales y un diputado migrante. Entre el 4 de abril y el 2 de junio veremos y escucharemos cerca de 19 millones de spots de 30 segundos de los 10 partidos políticos registrados ante el INE, donde hasta el momento los que se han transmitido son de poca creativa, pobrísima propuestas y sin novedad ni sensibilidad con la realidad del país, ni con las necesidades y coyuntura que vivimos los habitantes de la ciudad de México.

Ningún partido, candidato y coalición ha hecho el mínimo esfuerzo por proponer acciones, proyectos, programas y estrategias claras para enfrentar las profundas crisis que este año de pandemia ha provocado en los hogares del país. Son campañas de ataques, de enfrentamientos y descalificaciones al viejo estilo político, ¿a caso no se han enterado de los estragos que se han derivado del covid-19?… En serio, siguen sin darse cuenta que los ciudadanos no podemos vivir de sus confrontaciones, que desde esa trinchera polarizadora no logramos construir unidad, empatía, equidad entre la sociedad que se debate entre la vida y la muerte, entre la precariedad económica y la falta de empleo, a nombre de la crisis sanitaria.

Llevamos tres años en abierta, insana y preocupante polarización política y social, agudizando los enconos, irritando la convivencia y el debate político. El divisionismo que los líderes políticos, los analistas y los opinólogos de los partidos o afiliados a ellos han promovido como en el siglo XIX cuando los años posteriores a la independencia de México provocó facciones encontradas de liberales y conservadores terminó por radicalizar los ideales, a las sociedades y promoviendo las luchas. Eran otros tiempos, de construcción de la una Nación. Hoy día, la institucionalización del Estado mexicano requiere una revisión profunda, autocrítica y acorde a los nuevos momentos, pero no que sea el propio ejecutivo y su partido que destruya lo que décadas ha costado construir. La polarización, el juicio a priori y la descalificación sistemática ha destruido una idea de país, de Estado y de Política, provocando un costo muy alto de la paz, la equidad, la economía y la creencia en las instituciones.

No hay partido, líder, grupo político que en este momento clave de elección hayan hecho un esfuerzo por mirar sensible y empáticamente a los ciudadanos, comprender sus crisis y construir una propuesta institucional, de partido y social que sirva de puente para reconformar la unidad y la polis. Lamentablemente, la transformación prometida en 2018 del partido y su líder moral López Obrador, fue la retórica que hoy nos tiene divididos, a los partidos en su burbuja empoderada y a los servidores de la nación destruyendo instituciones y órganos , como el caso de NOTIMEX, la Comisión de Derechos Humanos  la Secretaría de Cultura y el FCE donde sus directivos han destruido hasta pulverizar los proyectos humanos más éticos, humanos desde donde se pueden construir sociedades del porvenir a través de los derechos fundamentales de la libertad de expresión, la información, los derechos humanos y la cultura. Sus directivos como las comisiones en la Cámara de Senadores han sido un desastre, una soberbia del poder y una profunda ignorancia del papel que debieron cumplir. Pifias, mentiras históricas, publicaciones tendenciosas, limitadas propuestas de arte y cultura, y silencio cómplice de las mujeres servidoras públicas ante feminicidios, violencia de género o falta de impartición de justicia.

Durante los siguientes meses, la danza de los spots políticos es la prueba irrefutable del nivel ideológico por el que atravesamos, sin ninguna sola idea que contribuya a mejorar la actual situación. Recursos, tiempo mediático, esfuerzos materiales y económicos que irán directo al basurero, mientras los ciudadanos seguimos siendo espectadores de la incompetencia de los dirigentes y la soberbia de los candidatos y sus partidos. ¡Ciudadanos, no tenemos novedades! No hemos aprendido nada de estos meses de pandemia.

Abramos la discusión: @salmazan71

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias