¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Sequías de dos siglos colapsaron a la sociedad maya

De la tinta de Arturo Barba. 

Arturo Barba Viernes 3 De Agosto, 2018 · 06:33 am
Sequías de dos siglos colapsaron a la sociedad maya
Foto: Ilustración

Sequías severas que duraron dos siglos colapsaron la sociedad maya a finales del primer milenio de la era común (E.C.) durante el período Clásico Terminal (año 800 a 1000 E.C.), señala un estudio publicado en la revista Sciencede esta semana.

Las sequías ocurrieron en dos periodos: entre los años 750 a 850, y entre el 950 y el 1050, y muy probablemente la falta de agua selló el destino de la antigua cultura maya. Si bien a través de estudios paleoclimáticos de la regiónya se había estimado la caída de la civilizaciónmaya durante una época excepcionalmente seca, hasta ahora no se sabía su intensidad ni los años en que ocurrió.

Este resultado obtenido por investigadores de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, pone el acento sobre cómo los cambios climáticos abruptos contribuyeron al declive de las sociedades antiguas, y revela hasta qué punto había llegado la sequía cuando las poblaciones de las tierras bajas mayas comenzaron a “evaporarse”.

Los investigadores analizaron los átomos de los sedimentos de yeso de la laguna Chichankanab, en Quintana Roo, y midieron las composiciones triples de oxígeno e isótopos de hidrógeno presentes en las moléculas de agua incorporadas a la estructura cristalina del yeso depositado en las capas del fondo de la laguna.

Se descubrió que durante el período Clásico Terminal, las lluvias se redujeron 50%, llegando hasta un 70% durante las condiciones de máxima sequía, a lo largo de dos siglos. Además, se determinó que la humedad ambiental relativa era entre 3% y 8% menor a la que existe en actualmente. Esta sequía tuvo un gran impacto en los sistemas agrícolas y sociopolíticos mayas.

¿Qué hacer con 10 mil millones de dólares?

En julio pasado, la prestigiosa agencia Thomson Reutersinformó que nuestro país había emitido una deuda por 10 mil millones de dólares antes de terminarse el sexenio de Peña Nieto, sin embargo, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) señaló que se trata de una “actualización de la capacidad de emitir valores para el mercado de inversionistas estadounidenses”.

Independientemente del significado de esta frase cifrada, la deuda externa durante el gobierno que –¡por fin!– está por terminar, ha alcanzado cifras históricas que no se han reflejado en el bienestar de los mexicanos, a menos que la SHCP demuestre lo contrario.

Aquí hago un ejercicio muy sencillo de lo que se podría hacer con 10 mil millones de dólares en el campo de la ciencia, comparando los costos de algunos de los proyectos científicos más ambiciosos que hay en el mundo.

Telescopios espaciales

– Telescopio Espacial Hubble. Costo: 2 mil 800 millones de dólares.

– Telescopio Espacial Spitzer. Costo:  720 millones de dólares.

– Telescopio Espacial Kepler. Costo:  550 millones de dólares.

Observatorios astronómicos

– El Telescopio Extremadamente Grande (Very Large Telescope), del Observatorio Europeo del Sur (ESO), el telescopio óptico más grande en el mundo, ubicado en Chile. Costo: mil 300 millones de dólares.

– El Telescopio Extremadamente Grande(European Extremely Large Telescope) tambien del ESO, que actualmente se fabrica. Tendrá un espejo de 35 metros de diámetro y será el telesopio óptico más grande del mundo. Costo: mil 800 millones de dólares.

Observatorios de partículas

– El Observatorio de Detección de Ondas Gravitatorias(Laser Interferometer Gravitational-Wave,LIGO). Costo: mil 100 millones de dólares.

– El Observatorio de Neutrinos Sudbury, construido a dos mil metros bajo tierra, una esfera gigante que detecta las partículas más esquivas del Universo. Costo: 330 millones de dólares.

Colisionadores

– Gran Colisionador de Hadrones, de la Organización Europea para la Investigación Nuclear. Es el laboratorio de física más grande del mundo en forma de anillo de 20 kilómetros de diámetro a más de 100 metros de profundidad y en el que trabajan más de 5 mil científicos de todo el mundo, incluido México. Costo: 6 mil millones de dólares.

– Colisionador Internacional Lineal, que impulsan EE. UU. Japón y Europa. Será el más poderoso del mundo y tendrá entre 30 y 50 kilómetros de largo. Costo: 6 mil 700 millones de dólares.

Proyectos médico-científicos

– El Proyecto del Genoma Humano, que secuenció todos los genes que constituyen el ADN de nuestra especie, tuvo un costo de 3 mil millones de dólares.

– El Proyecto del Cerebro Humano, un proyecto médico, científico y tecnológico financiado por la Unión Europeaque tiene como fin reproducir tecnológicamente las características de este misterioso órgano. Costo:mil 300 millones de dólares.

Con 10 mil millones de dólares –casi 200 mil millones de pesos– apenas una pequeña parte de la deuda externa, México podría replicar varios de estos proyectos científicos de relevancia internacional. Quizá podríamos tener un telescopio espacial, un colisionador de altas energías de tamaño medio, dos observatorios ópticos gigantes, y 10 grandes proyectos médico-científicos, todos juntos.

Proyectos de este tipo generarían un círculo virtuoso donde se podrían dotar de empleos a miles de investigadores, se podrían propiciar cadenas productivas altamente especializadas en torno a cada uno de los proyectos, generando a su vez miles de empleos bien remunerados.

Se incrementaría la productividad y el impacto de la ciencia y la tecnología mexicanas, en un ambiente innovador que colocaría a México a la vanguardia de América Latina y nos ubicaría en posiciones de competencia internacional, atrayendo inversiones internacionales de alta tecnología, lo que a su vez crearía más empleos.

Se pondría a la ciencia y la tecnología al servicio del desarrollo de nuestra nación con mucho de lo que nos han endeudado los políticos de los últimos tres sexenios. La diferencia es que con proyectos científico-tecnológicos se tendrían beneficios socioeconómicos durante varias décadas.

Comentarios y sugerencias:   @abanav   y  abanav@gmail.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias