¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Reos libres, ¿y ahora qué hacemos?

De la tinta de Luis Cárdenas

luis cardenas Lunes 10 De Julio, 2017 · 10:18 am
Reos libres, ¿y ahora qué hacemos?

Según datos del propio Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, tan solo en la Ciudad de México, han sido liberados más de trece mil reos que antes eran considerados con grados de peligrosidad suficientes como para mantenerlos en prisión.

A esos trece mil, súmele otros 4 mil que próximamente regresarán a las calles, para hacer un total de más de diecisiete mil.

Otras voces, además de Mancera, se han sumado a señalar como responsables de esta situación a los jueces del Poder Judicial Federal que liberan reos al por mayor, sin evidencia suficiente, se construye la percepción de jueces corruptos que dejan en la calle a los malos y echan a perder el trabajo de la policía que, primeramente, los detuvo.

Dura Lex, Sed Lex, reza una máxima legal que hacen a prender a todos los abogados desde la facultad: “La ley es dura, pero es la ley“.

Un juez no puede fallar únicamente considerando su sentido común, sino a través de algo denominado “razón jurídica“, es decir, debe encontrar los mecanismos que prueben, no sólo por dichos, la responsabilidad determinada de un sujeto.

Si no hay pruebas claras, no puede dejarlo en la cárcel y tampoco puede modificar la ley (eso lo han hecho ya los legisladores) para darle una mayor condena.

Antes de culpar al Poder Judicial, ¿No sería mejor que los otros poderes analicen qué fue lo que han hecho mal?

El Nuevo Sistema de Justicia Penal fue creado con la intención de que menos personas estuvieran en prisión, es probable que, como es costumbre, a los legisladores se les haya pasado la mano en su afán garantista y votaron, a lo tonto, esquemas con delitos que ya no ameritan cárcel, como la posesión de armas de uso exclusivo del ejército.

Aunque suene jodido, el sistema se aprobó y se aplaudió, los beneficiarios serán criminales que pueden pagar un abogado que aprovechará los huecos para regresarlos a la calle, los reos pobres (para los que supuestamente se había creado el sistema, en primer lugar), seguirán pudriéndose en las hacinadas cárceles, los legisladores se darán cuenta del muladar que aprobaron una vez que pasen las elecciones y la criminalidad se vuelva incontrolable, entonces prometerán en campaña, con nuevos bríos, acabar con el estropicio…

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias