¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Renovación del INE: esperar por lo mejor

De la tinta de Arturo Espinosa Silis

Arturo Espinosa Silis Miércoles 12 De Febrero, 2020 · 08:07 am
Renovación del INE: esperar por lo mejor
Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE / Foto Especial

Uno de los temas sobre los cuales escribo con frecuencia es el decaimiento de la democracia mexicana, el descontento generalizado que existe hacia esta forma de gobierno y sus instituciones, y la falta de confianza entre la ciudadanía hacia esta. En este entramado, las elecciones son un componente más de la democracia, eso sí, uno fundamental.

Hoy México es reconocido por la calidad en la organización de los procesos electorales. Esto no es casualidad, se ha logrado con años de arduo trabajo desde la administración electoral, pero también desde la trinchera jurisdiccional y la arena legislativa. El sistema electoral mexicano, aunque siempre perfectible, es un modelo a seguir para muchos otros países en el mundo.

Uno de los cimientos de este sistema electoral es, sin duda, el Instituto Nacional Electoral (INE), creado en 1990 como Instituto Federal Electoral y convertido en 2014 a INE. Esta autoridad electoral a lo largo de sus múltiples integraciones ha contado mayoritariamente con consejeros y consejeras cuyo profesionalismo está más allá de cualquier cuestionamiento, y hoy en día son referencias doctrinales en la materia electoral reconocidas a nivel internacional.

En las últimas semanas, el INE ha sido uno de los temas centrales de la conversación pública. Acostumbrada la institución y sus integrantes a ser blanco de ataques y polémica esto no parece extraño, en esta ocasión la conversación se ha centrado en la inminente renovación de cuatro de los once integrantes del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

En abril concluyen su periodo como consejera y consejeros electorales, Pamela San Martín Ríos y Valles,Benito Nacif Hernández, Enrique Andrade González y Marco Antonio Baños Martínez, esto implica que en las próximas semanas la Cámara de Diputados deberá instrumentar el proceso de designación de 4 de los 11 integrantes del Consejo General del INE. Esto pasará a unos meses del inicio del proceso electoral federal y locales 2020-2021. En esta designación, no se debe perder de vista que el INE no sólo organiza la elección federal, sino que también participa de forma importante en las 32 elecciones locales.

Ya sabemos que la Constitución y la legislación electoral establecen requisitos muy genéricos para ser consejeros o consejeras electorales. El ideal que siempre deseamos quienes nos dedicamos a esta materia es que sean perfiles totalmente imparciales e independientes que permitan una designación sin lógicas de cuates y cuotas; sin embargo, la experiencia y la realidad nos dice que cuando el órgano encargado de la designación sea uno de naturaleza política el ideal nunca pasará.

Sabemos que actualmente, Morena y sus aliados cuentan con los votos suficientes en la Cámara de Diputados para designar a quienes vayan a ser consejeros o consejeras electorales los siguientes nueve años, por lo que, en estricto sentido, no se necesitarían construir acuerdos con las otras fuerzas políticas. Y aunque la materia electoral tiene una fuerte carga política, en realidad es una tarea de carácter técnico. La gran mayoría de las facultades y atribuciones con las que cuenta el INE son considerablemente complejas de atender y ejecutar.

Es por eso que considero que la prioridad en el proceso de designación es velar por la idoneidad técnica de los perfiles que lleguen a la máxima autoridad electoral administrativa del país. Esto podría ayudar a garantizar la imparcialidad e independencia en el desempeño de su cargo, que tanto anhelamos.