¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Prensa libre, desinformación y democracia

De la tinta de Arturo Espinosa Silis

Arturo Espinosa Silis Miércoles 1 De Mayo, 2019 · 10:45 am
Prensa libre, desinformación y democracia
La libertad de prensa permite que diferentes voces y puntos de vista sean escuchados y leídos, y que de otro modo difícilmente conoceríamos.

Como cada 3 de mayo desde hace 26 años, este viernes será el Día Mundial de la Libertad de Prensa, día en el que se visibilizan los avances y también los desafíos en materia de derechos a la libertad de expresión, de información y de prensa. Este año, la temática central será “Medios para la democracia: periodismo y elecciones en los tiempos de la desinformación”; es decir, la relación entre la democracia y los medios de comunicación en los tiempos de la desinformación.

La libertad de prensa permite que diferentes voces y puntos de vista sean escuchados y leídos, y que de otro modo difícilmente conoceríamos. Esto hace que los medios de comunicación en muchas ocasiones sean incómodos para quienes detentan el poder, pues un periodismo libre, plural, independiente debe informar sobre lo que ocurre cotidianamente y también aquello que los gobernantes no quieren que se sepa, solo de esta forma contribuye al ejercicio de una democracia libre y plena, pues funcionan como contrapeso ante el abuso del poder al ser los que dan la alarma de que algo no está bien.

Es lo por lo anterior que, muchas veces, los medios de comunicación son perseguidos desde el poder –legal y fáctico­­­–, que busca impedir que realicen su función de vigilantes de éste; y en los últimos años, se han encontrado con una amenaza que antes no estaba en el horizonte: las campañas de desinformación deliberada y masiva, o fake news. El problema de estas acciones es que terminan por minar la confianza de la ciudadanía en los medios de comunicación como un todo.

En procesos electorales recientes –Estados Unidos 2016, México 2018 y Brasil 2018–, la prensa fue muy cuestionada debido a la desinformación que se produjo en esos contextos electorales, potenciadas en proporciones nunca antes vistas desde las redes sociales. Esto a pesar de importantes esfuerzos para combatir estas prácticas como Truth-O-Meter: PolitiFact’s , Verificado, o Comprova  respectivamente.

La tensión entre medios de comunicación y desinformación es natural y permanente, en todo caso, se intensifica en contextos electorales. El creciente fenómeno de la desinformación del que tanto se han aprovechado ciertas campañas electorales y algunos gobernantes es una amenaza contra el periodismo libre, independiente y profesional, pues ahora toda información o datos que se generen tanto en línea como fuera de ella, son objeto de cuestionamiento, hasta el punto de que a veces resulta difícil saber cuál es la información certera y cuál no.

La preocupación por el fenómeno de la desinformación es global, la facilidad para generarla y ponerla en circulación es sorprendente, y lo que resulta, precisamente sorprendente es que algunos de los generadores de esta peligrosa confusión ahora son también algunos políticos y gobernantes, quienes en su afán de satisfacer a su base de votantes están dispuestos a decir cualquier cosa para ganar popularidad, engañar a la opinión pública y ser aprobados.

Es por ello que, con pretexto de esta conmemoración, vale la pena reflexionar y entender la importancia del papel que tiene la prensa libre, plural e independiente que contribuya a combatir la desinformación y fungir como contrapeso del abuso del poder. Desde luego, para que sea posible una prensa de este tipo es necesario garantizarle seguridad irrestricta, lo cual hoy en día en México es un reto mayúsculo.