¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Preludio al juicio político de Donald Trump

De la tinta de Mina Magallón

Mina Magallón Martes 12 De Noviembre, 2019 · 08:29 am
Preludio al juicio político de Donald Trump
La Constitución de los Estados Unidos establece que la Cámara de Diputados “tendrá el poder exclusivo para decidir si procederán con el juicio político o impeachment” / Foto Especial

La Constitución de los Estados Unidos establece que la Cámara de Diputados “tendrá el poder exclusivo para decidir si procederán con el juicio político o impeachment” (Artículo I, sección 2) y que será el Senado “quien tendrá el poder exclusivo para juzgar todos los cargos que se le imputen … [pero] ninguna persona podrá ser condenada sin el voto de dos terceras partes de los Senadores presentes” (Artículo I, sección 3). El presidente solo puede ser “destituido si en el impeachment se le condena por traición, soborno u otros delitos graves o delitos menores” (Sección II, sección 4). La frase “delitos graves o delitos menores” se ha interpretado ampliamente en los Tribunales y puede referirse a acciones delictivas, así como a cualquier mal uso o abuso de su cargo, como es el abuso de autoridad para obtener ganancias políticas, la obstrucción de la justicia, la obstrucción del congreso, obtener beneficios por el cargo, o evasión de impuestos.

La Constitución brinda poca orientación sobre la manera de cómo llevar un procedimiento en un juicio político contra un presidente, solo exige que la Cámara de Diputados presente los cargos de impeachment pidiendo destituir al presidente (similar a una acusación en un caso penal). El Senado es quien funge como tribunal en el que los senadores consideran la evidencia, escuchan testigos y votan para absolver o condenar, y el presidente de la Suprema Corte de Justicia es quien preside el juicio político.  La Constitución requiere el voto de dos terceras partes de los senadores presentes para condenar, e imponer la pena de destitución del cargo.  No existe apelación.  Desde la ratificación de la Constitución en 1788, solo dos presidentes han sido sometidos al impeachment:  Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, y ambos fueron absueltos después del juicio en el Senado y completaron sus mandatos. El presidente Richard Nixon renunció en 1974 para evitar verse envuelto en un impeachment.

Durante los últimos tres meses han ocurrido los siguientes eventos como preludio al impeachment:

El 12 de agosto: El Inspector General de la Comunidad de Inteligencia, Michael Atkinson, recibió una denuncia anónima de un denunciante (soplón) que alegaba que “el presidente de los Estados Unidos estaba utilizando el poder de su oficina para solicitar la interferencia de un país extranjero en las elecciones estadounidenses de 2020. El soplón manifestó que esta interferencia incluye, entre otras cosas, presionar a un país extranjero para que investigara a uno de los principales rivales del presidente”.

El 22 de agosto: El Presidente del Comité Judicial de la Cámara de Diputados solicitó a los presidentes de los otros comités de la Cámara que compartieran la información que habían obtenido en el transcurso de sus investigaciones, e informó a los presidentes del comité que el Comité Judicial tenía la intención de realizar una investigación para determinar si recomendaría juicio político contra el presidente Trump.

El 13 de septiembre: El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Diputados requirió la presencia del director interino de inteligencia nacional, Joseph Maguire, para presentar la denuncia preparada por el soplón ante el Congreso. Maguire se negó a hacerlo, citando las guías preparadas por el Departamento de Justicia.

El 24 de septiembre: la presidenta de la Cámara de Diputados, Nancy Pelosi, anunció que el Comité Judicial de la Cámara de Diputados había comenzado una investigación formal de juicio político para investigar las acusaciones de que el presidente Trump abusó de su cargo al tratar de presionar a Ucrania para que investigara a su rival candidato a la presidencia de 2020, el exvicepresidente Joseph Biden (y su hijo, Hunter Biden). “Esta semana, el presidente admitió haber pedido al presidente de Ucrania que tome medidas que lo beneficien políticamente”, explicó Pelosi. “Las acciones de la presidencia de Trump revelaron el hecho deshonroso de la traición del presidente a su juramento del cargo como presidente, la traición de nuestra seguridad nacional y la integridad de nuestras elecciones”, continuó. “El presidente debe rendir cuentas. Nadie está por encima de la ley”.

El 25 de septiembre: La Casa Blanca publicó un resumen de cinco páginas de la llamada telefónica del presidente Trump del 25 de julio con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky. En ese documento, Zelensky le dijo a Trump que Ucrania estaba “casi lista para comprar más jabalinas [misiles antitanques] de los Estados Unidos con fines de defensa”. Trump respondió: “Sin embargo, me gustaría que nos hicieran un favor porque nuestro país ha pasado por mucho y Ucrania sabe mucho al respecto. Me gustaría que investigaras lo que sucedió con toda esta situación con Ucrania, dicen Crownstrike …” Trump se refería a una teoría de conspiración desacreditada en la que una computadora del Comité Nacional Demócrata supuestamente desapareció, siendo pirateada por agentes de inteligencia rusos durante las elecciones presidenciales de 2016 que de acuerdo con la investigación del fiscal especial, Robert Mueller, fue a parar en Ucrania. Más tarde, Trump le pidió a Zelensky que investigara el despido del exfiscal general Viktor Shokin por corrupción. Trump quería la ayuda de Zelensky para validar la teoría de que el entonces vicepresidente Joseph Biden diseñó el despido de Shokin para proteger a su hijo, Hunter Biden, que había sido miembro de la junta de Burisma, una compañía ucraniana de gas natural propiedad de un oligarca ucraniano que estaba siendo investigado.

El 26 de septiembre: el Comité de Inteligencia de la Cámara de Diputados emitió una versión no clasificada de la denuncia presentada por el soplón que detallaba la llamada telefónica del presidente Trump el 25 de julio con el presidente ucraniano Zelensky.

El 30 de septiembre: El periódico The Washington Post informó que el fiscal general de los EEUU, William Barr, solicitó ayuda a los gobiernos extranjeros para investigar las actividades de la CIA y el FBI relacionadas con las elecciones presidenciales. Barr es criticado por usar el poder de la rama ejecutiva para investigar a los rivales del presidente Trump. Además, el 30 de septiembre, el Comité de Inteligencia de la Cámara de Diputados solicitó que Rudy Giuliani, el abogado personal del presidente Trump, presente documentos relacionados con los asuntos en Ucrania relacionados con el impeachment.

El 3 de octubre: el presidente Trump declaró públicamente: “China debería comenzar una investigación sobre los Bidens, porque lo que sucedió en China es casi tan malo como lo que sucedió con Ucrania”.

El 8 de octubre: La Casa Blanca emitió una carta de ocho páginas dirigida a la presidenta de la Cámara de Diputados, Nancy Pelosi, anunciando que no entregará ningún documento solicitado relacionado con el escándalo de Ucrania, argumentando que los demócratas están llevando a cabo una investigación inválida e inconstitucional. Pelosi respondió a la carta afirmando: “Esta carta es manifiestamente errónea, y es simplemente otro intento ilegal de ocultar los hechos de los descarados esfuerzos de la Administración Trump para presionar a las potencias extranjeras para que intervengan en las elecciones de 2020”.

El 10 de octubre: Igor Fruman y Lev Parnas, asociados de alguna manera pues trabajaron con Rudy Giuliani como parte de sus esfuerzos para pedir al gobierno de Ucrania a investigar al exvicepresidente Joseph Biden y su hijo, Hunter Biden, fueron arrestados en el aeropuerto de Dulles en Washington, D.C. por ser acusados de estar vinculados a un supuesto esfuerzo para canalizar dinero extranjero a los candidatos y comités políticos estadounidenses en un esquema ilegal para comprar influencia.

El 11 de octubre: El periódico The New York Times informó que Rudy Giuliani está siendo investigado por presuntamente violar las leyes de cabildeo por su trabajo en Ucrania y no haberlo registrado.

En este contexto, es bueno recordar la historia de cómo, en el último día de la Convención Constituyente en 1787, un grupo de ciudadanos reunidos en el Salón de la Independencia en Filadelfia esperaba noticias de qué tipo de gobierno habían creado los fundadores de Estados Unidos. Una dama le preguntó a Benjamin Franklin: “Bueno, doctor, ¿qué tenemos, una república o una monarquía?” a lo que Franklin respondió: “Una república, si puede ser conservada”.

Correo: mgmagallon@aol.com

Twitter: @MinaMagallon

Facebook: Mina Magallon