¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Política tributaria se reafirma como instrumento contra la desigualdad: Discurso histórico de Biden

Hay desmañados que ven una “nueva amenaza comunista” en las políticas fiscales que pretenden utilizar a los impuestos como una forma de redistribuir el ingreso.

Diana Bernal Miércoles 5 De Mayo, 2021 · 07:00 am
Política tributaria se reafirma como instrumento contra la desigualdad: Discurso histórico de Biden
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden / EFE

Estoy convencido que nos toca ser partícipes del advenimiento de una nueva era; en que la comunidad global tendrá que unir esfuerzos para enfrentar uno de los más grandes retos actuales: el combate eficaz contra la desigualdad.

Hay desmañados que ven una “nueva amenaza comunista” en las políticas fiscales que pretenden utilizar a los impuestos como una forma de redistribuir el ingreso. Nada más ajeno al fenómeno global que hoy se vive y en el que, como hemos comentado en este espacio, participan la OECD, la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional (ICRICT) y el FMI, entre otros. Todos ellos coinciden con el objetivo de que tanto las grandes corporaciones o empresas multinacionales como las personas dueñas de enormes fortunas, sin importar su nacionalidad ni el país en que residan, tienen una responsabilidad fiscal proporcional a la riqueza que han generado gracias a sus actividades económicas en las sociedades o países en que operan.

Tampoco aciertan quienes dicen que esta es lo política fiscal que está desplegando el presidente López Obrador. No es así . Lo que ha ofrecido AMLO es no aumentar los impuestos a nadie, al menos en la primera mitad de su sexenio. Las tasas corporativas y de personas físicas se mantienen igual que en el gobierno de Peña Nieto. Ello sin negar ni demeritar la gran labor de fiscalización que está haciendo Raquel Buenrostro en el SAT y a la que me he referido y he comentado en este espacio.

Mujer discurso

Es por todo ello que me parece histórico e incluso lo veo como un punto de quiebre, lo que el presidente de EU, Joe Biden, dijo ante el Congreso en su discurso de 100 días de gobierno. No hay que olvidar que EU es la 1a economía del mundo con el mayor PIB del planeta, seguido, lejos aún, por China. Igualmente EU es el mayor socio comercial de México.Biden en su discurso del pasado 28 de abril presentó de manera clara y directa sus ambiciosos planes para combatir la desigualdad, los que incluyen una renovación billonaria de la infraestructura del país y fortalecer a la clase media y a la clase trabajadora junto con un plan sólido para reactivar el empleo y apoyar a las familias.

Biden pretende que tanto las grandes corporaciones, como el 1% de los estadounidenses más ricos comiencen a pagar una tasa justa de impuestos. Así, propone subir la tasa del impuesto a la Renta (Income Tax) a las sociedades de 21 a 28% y aplicarles un impuesto mínimo del 15% sobre sus ingresos en libros. Igualmente propone subir el impuesto a las personas físicas que ganen más de 400 mil dólares al año y que las grandes fortunas personales no aprovechen los hoyos o fisuras de la legislación fiscal, para pagar un impuesto menor . Biden también quiere subir la tasa a las ganancias de capital así como actualizar a valor comercial los bienes heredados para que quienes los reciben no paguen el impuesto a las herencias a valor histórico sino comercial.

Creo que Joe Biden está dando un primer y firme paso hacia los impuestos que se necesitan en el Nuevo milenio para tener una distribución más equilibrada de la riqueza y una sociedad más justa y horizontal: “20 millones de estadounidenses de las clases media y trabajadora perdieron su trabajo durante la pandemia; al mismo tiempo, en el mismo lapso 650 multimillonarios vieron aumentar su patrimonio neto en un trillón de dólares aproximadamente” – dijo-. De manera clara y directa Biden excluyó de los aumentos de impuestos, a la clase media: No agregaré una carga adicional a la clase media de este país, pienso que ya están pagando lo suficiente”. Se trata de que aquélla crezca y acceda a mejores condiciones de vida, junto con la clase trabajadora.

La reforma fiscal que ya empieza a prepararse en nuestro país necesariamente tendrá que inscribirse en estos esfuerzos globales por gravar de manera proporcional y justa la riqueza extrema.

Estemos atentos a estas acciones ejemplares, no nos vaya a suceder lo que en Colombia, donde el presidente Duque intentó precisamente la reforma contraria afectando a los clases medias y trabajadoras, pensionados, asalariados y personas con patrimonios exiguos y la gente, la sociedad, se sublevó, con las lamentabílisimas consecuencias que hoy conocemos.

Tengamos claro quiénes son los que tienen la deuda social y ética de pagar más impuestos y busquemos legitimar cualquier reforma con una delimitación clara y precisa de los objetivos de gasto que efectivamente beneficien a nuestro amado país y a sus habitantes, lo que sin duda debe pasar por un gran acuerdo nacional.para identificar el destino más útil y transparente de lo recaudado.

Twitter: Diana Bernal Ladrón de Guevara.

Ex titular y fundadora de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias