¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Paternalismo y clientelismo

De la tinta de Guille Gómora.

Guille Gómora Miércoles 9 De Enero, 2019 · 07:38 am
Paternalismo y clientelismo
El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, establece para este rubro el 56 por ciento del gasto total con 18 programas emblema, encaminados a cerrar brechas sociales y económicas.

Llegó el momento de la verdad para la Cuarta Transformación; aprobado en el Congreso el paquete económico que presentó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Presupuesto de Egresos, Ley de Ingresos, Miscelánea Fiscal y Criterios de Política Económica para 2019. ¿Alcanzará la cobija? ¿Quedarán conformes ciudadanos y funcionarios?.

Todo indica que no, la actual administración apostó su capital económico y político al “bienestar social”. El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, establece para este rubro el 56 por ciento del gasto total con 18 programas emblema, encaminados a cerrar brechas sociales y económicas.

La pensión para adultos mayores será el proyecto estrella en el primer año del gobierno, se perfila para contar con una bolsa de 100 mil millones de pesos. En campaña, López Obrador prometió duplicar el apoyo a personas de la tercera edad. Los recursos serán manejados a través de la Secretaría del Bienestar, anteriormente Desarrollo Social.

En tanto, el programa Jóvenes Construyendo el Futuro tendrá una bolsa de 44,300 millones de pesos, pese a que se contemplaba que su costo anual sería de 110 mil millones de pesos. El gobierno pretende entregar 2.6 millones de becas a los “ninis”, para estudios universitarios y capacitación para el trabajo.

El reparto presupuestal, del próximo año, también contempla 7 mil millones de pesos para pensiones a personas con discapacidad, que entregará la Secretaría de Bienestar. Además, están en la lista los 15,000 millones de pesos para el arranque del programa Sembrando Vida, con el que se contempla la siembra de árboles frutales y maderables en una superficie de un millón de hectáreas en el sur y sureste del país.

Como se aprecia, la inversión social no tiene precedente en la historia reciente del país y por ello se registran voces de alerta sobre los intereses políticos que hay detrás del “bienestar social”. La senadora Minerva Hernández, manifestó: “En el PAN nos negamos a la concepción paternalista en que el Estado quiera tratar a su población como simples beneficiarios de programas sociales de asistencia social”.

Visión que comparten otros grupos políticos y el sector privado que, a través del Consejo Coordinador Empresarial, consideran que el Paquete Económico para 2019 tiene un enfoque asistencialista.

No hay que olvidar que en México y otras naciones de América Latina se ha demostrado que el paternalismo es una pésima guía para el diseño e implementación de políticas públicas.

Las razones son múltiples: subestima a sus posibles beneficiarios, subordina sus márgenes de iniciativa y responsabilidad, aumenta su dependencia y hace crónicos los problemas que pretende solucionar. Además, genera otro problema aún mayor: se pasa al clientelismo. ¿No acusaban al PRI de ese pecado capital? ¿A eso le apuesta #4Transformación?.

Rodolfo De la Torre, director de Desarrollo Social con Equidad, en el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), alerta sobre un tema medular para la instrumentación de estos programas y la entrega de recursos: la base de datos de llamado “Censo del Bienestar”.

De la Torre, afirma: “Con la información hasta ahora disponible, no puede descartarse que el Censo para el Bienestar vaya a ser un instrumento partidista, inhibidor de la participación ciudadana, con una visión fragmentaria de las necesidades, que no abone a una visión de derechos y absolutamente innecesario”.

La transparencia en el manejo del gasto social requiere desligar los instrumentos para su canalización de toda sospecha de sesgo electoral y clientelar; está en juego la credibilidad del nuevo gobierno y la confianza de los inversionistas. El dinero lo aportaremos los contribuyentes y los empresarios.

¿Acaso estamos ante oootro capítulo de paternalismo y clientelismo en materia de políticas públicas impulsado por el partido en el poder?.

@guillegómora