¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Origen del Colegio Electoral

De la tinta de Mina Magallón

Mina Magallón Martes 13 De Agosto, 2019 · 08:10 am
Origen del Colegio Electoral
El primer antecedente del método para elegir presidentes se decidió después de un extenso debate en el Congreso Constituyente de 1787 celebrado en Filadelfia, Pensilvania

En las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de 2020, se proyecta que 156 millones de estadounidenses acudirán a votar esperando que su voto para el candidato presidencial de su elección cuente. Muchos estadounidenses desconocen por completo que las elecciones presidenciales no son decididas por el candidato que gana la mayoría de los votos el día de las elecciones, sino que se deciden por representantes electores que emitirán los votos electorales para el candidato presidencial que ganó la elección en cada uno de los estados.

El primer antecedente del método para elegir presidentes se decidió después de un extenso debate en el Congreso Constituyente de 1787 celebrado en Filadelfia, Pensilvania, durante el cual los miembros constituyentes, entre ellos George Washington, James Madison, y Benjamin Franklin, consideraron un sinnúmero de alternativas que se propusieron.

Finalmente fue aprobado el Colegio Electoral como el método para elegir a un presidente, y se consagró en el Artículo II, Sección 2 de la Constitución de los Estados Unidos:

ARTÍCULO DOS

Sección 2. Cada Estado nombrará, de la manera que su legislatura lo disponga, un número de representantes o “electores” igual al total de los senadores y diputados que el Estado tiene derecho en el Congreso, pero ningún senador, o diputado, ni persona que ocupe un empleo honorífico o remunerado por los Estado Unidos podrá ser designado como representante elector.

Entre los varios métodos debatidos de cómo elegir a un presidente en el Congreso Constituyente fue la elección directa del presidente por el Congreso de los Estados Unidos. Esta alternativa fue finalmente rechazada pues se creía en aquel entonces se haría posible la interferencia extranjera en el proceso electoral y aún más grave creían que haría que el presidente estuviera subordinado al Congreso.

Además, algunos de los miembros argumentaban que tal método implicaría intrigas en los diferentes grupos o bandos haciéndola similar a la elección en aquel entonces de un papa por el cónclave de cardenales sin tener en cuenta el mérito del candidato.

Los miembros al Congreso Constituyente también consideraron la elección del presidente directamente por parte del pueblo mediante el voto popular. Este método fue utilizado para la elección de gobernadores estatales y fue apoyado por un grupo de los miembros que pensaban que de esta manera el presidente sería independiente del Congreso, así como también sería independiente de los estados y además consideraban que el voto popular resultaría en la elección del candidato mejor calificado.

Pero otro grupo de los miembros constituyentes creía que este método no era práctico dada la “ignorancia de la gente”, su incapacidad para juzgar adecuadamente las cualidades de un candidato y la posible preferencia por candidatos de sus propios estados, lo que favorecería injustamente a los grandes estados a expensas de los pequeños o estados rurales del sur debido a que su población de votantes era mucho menor que la de los estados del norte. Los miembros constituyentes debatieron dos veces la alternativa de elección directa del presidente por parte del voto directo del pueblo, pero fue rechazada cuando se sometió a votación.

Otra propuesta considerada por los miembros constituyentes fue la elección del presidente por representantes electores del Colegio Electoral, personas designadas por las legislaturas estatales, pero la propuesta fue rechazada. Finalmente, los miembros reconsideraron y adoptaron el sistema de Colegio Electoral para elegir al presidente.

La adopción del Colegio Electoral se produjo debido a las objeciones de los miembros a que fuese el Congreso quien eligiera el presidente y las dudas sobre la capacidad del pueblo para elegir a un presidente por medio del voto directo. Los miembros creían que con el Colegio Electoral se había creado un medio a través del cual el “sentido del pueblo” operaría en la elección del presidente.

Como resultado de la muy disputada elección presidencial de 1800, las reglas originales del Colegio Electoral fueron enmendadas en 1804 por la Duodécima Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos. Bajo las nuevas reglas, cada representante elector del Colegio Electoral debía emitir un voto para presidente y un voto para vicepresidente.

El Colegio Electoral requería que el presidente y el vicepresidente fueran seleccionados por los representantes electores del Colegio Electoral elegidos específicamente para ese propósito en cada estado. Los diputados y senadores federales, así como cualquier otra persona que ocupara un lugar de confianza o tuviera negocios con el gobierno federal no podía ser representante elector del Colegio Electoral.

Los representantes electorales de cada estado debían reunirse el mismo día del mes siguiente a la elección, en sus respectivos estados.  Los representantes electores de cada uno de los estados prepararían una lista firmada y certificada de los candidatos por los que los representantes electores votaron para luego transmitir al presidente del Senado las listas selladas, que luego se abrirían y contarían ante una sesión conjunta del Congreso de los Estados Unidos, y el resultado se anunciaría en un foro abierto al público.

Los miembros del Congreso Constituyente imaginaron un sistema bajo el cual los representantes electores del Colegio Electoral eran personas de la más alta estima, capaces de evaluar honestamente los méritos de los diversos candidatos a la presidencia y dispuestos a tener en cuenta los puntos de vista del pueblo, pero sin estar obligados con nadie.

Aunque el método del sistema del Colegio Electoral ha existido durante más de 230 años y ha funcionado de manera eficiente y efectiva, tanto que el electorado estadounidense desconoce en gran medida su funcionamiento. No obstante, han habido varios casos en los que este sistema ha demostrado ser antidemocrático, opaco, y, potencialmente, peligroso. En las 45 elecciones presidenciales bajo el sistema del colegio electoral, cinco candidatos presidenciales que perdieron el voto popular nacional fueron elegidos presidente (incluidos George W. Bush en 2000 y Donald J. Trump en 2016) y fue la Cámara de Diputados la que eligió a dos presidentes en las elecciones en las que hubo un empate entre los candidatos a la presidencia (Thomas Jefferson en 1801 y John Quincy Adams en 1825).

En una nota posterior, examinaremos las críticas al Colegio Electoral y su relevancia para las próximas elecciones presidenciales de 2020.

Correo:  mgmagallon@aol.com

Twitter: @MinaMagallon

Facebook: Mina Magallon