¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Oposición o alternativa

De la tinta de Arturo Espinosa

Arturo Espinosa Silis Miércoles 12 De Agosto, 2020 · 08:00 am
Oposición o alternativa
Se llevarán a cabo elecciones en México en el año 2021 / Freepik

Aunque el Instituto Nacional Electoral (INE) no ha llevado a cabo la sesión inicial del proceso electoral federal 2020-2021 y en muchas entidades se pospuso algunos meses el inicio de estos procesos, en los hechos las elecciones ya comenzaron.

La semana pasada, el INE emitió algunos acuerdos en los que se definieron aspectos fundamentales para los procesos electorales, por ejemplo, se homologaron algunas fechas de los comicios federal y locales; asimismo, las precampañas y el periodo de búsqueda de apoyos para las candidaturas independientes se desarrollarán en cuatro bloques entre diciembre de 2020 y febrero de 2021.

Como ya hemos dicho en columnas pasadas, las elecciones de 2021 serán relevantes por muchas razones; basta recordar que habrá más de 20 mil cargos de elección popular en juego, entre ellos, la totalidad de las diputaciones federales y 15 gubernaturas –14 de las cuales actualmente son encabezadas por partidos políticos de oposición– sólo Baja California es gobernado por Morena. De los 30 congresos locales que se renovarán, en 14 de ellos algún partido de la oposición es mayoritario y en 16, Morena es la primera fuerza

La decisión que tome la ciudadanía en las urnas el 6 de junio de 2021, en gran medida consistirá en refrendar el proyecto de la llamada «cuarta transformación» o apoyar un proyecto diferente para el país, el cual necesariamente tendrá que venir de la oposición. La gran pregunta es ¿si los partidos políticos podrán realmente presentarse como una alternativa o si se limitarán a ser una oposición que critica y descalifica el trabajo de la actual administración sin plantear una propuesta alterna?

En estos tres años, la oposición se ha limitado a ser un bloque de contención de algunas propuestas de la 4T, convirtiéndose el Senado de la República en el principal escenario de batalla. Pero como partidos políticos, la mayoría de ellos están sumergidos en crisis causadas por los pobres resultados de 2018, acompañados de importantes reducciones en el financiamiento público que recibían y en luchas internas por el control de lo que queda de sus estructuras partidistas.

De cara al 2021, hay que tener claro que el PT y el Partido Verde son aliados casi incondicionales de Morena y el gobierno. Por otra parte, aunque el PAN es la primera fuerza opositora, ahora tiene una enorme carencia de liderazgos visibles, todavía está dividido, como en su momento se formaron grupos, los maderistas, calderonistas o anayistas.

El muy debilitado PRI, por una parte, vivirá los embates de los escándalos de corrupción del sexenio pasado –en los cuales también embarrarán a algunos panistas– y por la otra, su tradicional unidad podría fracturarse ante la fuerte centralización que busca su actual presidente. Aun así, parece que la lucha del priismo será por no desaparecer, igual que la del PRD, el cual está casi borrado del mapa.

Movimiento Ciudadano es el único partido de los de oposición que creció en las elecciones de 2018, por lo mismo, se ha consolidado como la principal fuerza opositora en diversos temas, siendo el gobernador Enrique Alfaro, el líder opositor más visible. Por lo anterior es que varios integrantes de MC se han posicionado como contendientes serios en algunas gubernaturas, aunque parece que varias de sus figuras más relevantes no terminan de dimensionar esta posibilidad y trastabillan afectando su imagen personal y la del partido.

A todo esto, no podemos dejar fuera del mapa político a los partidos políticos de reciente creación, pues hoy hay siete organizaciones a las que el INE les puede aprobar su registro a finales de agosto, entre ellas, México Libre encabezado por Margarita Zavala y Felipe Calderón; Encuentro Solidario, que antes era Encuentro Social; y otras vinculadas con lo que era Nueva Alianza como Redes Sociales Progresistas. Aún habrá que ver cómo juegan quienes efectivamente logren obtener el registro.

No cabe duda que las elecciones de 2021 serán una batalla de Morena contra la oposición; también, que los resultados serán en su mayoría favorables para Morena, aunque quedará la duda de ¿qué tan avasalladores serán estos triunfos?; es decir, ¿veremos algo parecido a lo ocurrido en 2018 o no? Y eso dependerá de la capacidad que tengan los partidos de oposición de plantarse con una propuesta alternativa a la que ya conocemos de la 4T o si continuarán con sus luchas por mantener los pequeños cotos de poder que aún conservan y se limitarán a atacar al Presidente y sus allegados y descalificar sus acciones. La contienda ya empezó.

 

@EspinosaSilis

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias