¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

México-España: un espejo

Este 2019 en que cumplimos 500 años de la llegada de Cortés a México, habría que preguntarnos si no vale la pena comenzar por restituir en los anales históricos el 12 de octubre como punto referencial para hablar de lo que somos.

Sergio Almazán Sábado 12 De Octubre, 2019 · 09:17 am
México-España: un espejo
Banderas de México y España / Foto: El Sevier

Hoy celebro mi hispanoamericanidad, abrazando a la comunidad española y latina que enriquecen a diario la herencia cultural que se expresa en nuestro idioma, en las construcciones del centro, en nuestra mesa. Y aprovecho para abrazar con afecto y hermandad al embajador deEspaña en México Juan López-Dóriga y su señora esposa Rosa González Asenjo.

Cuando Carlos Fuentes escribió El Espejo enterrado se cumplían 500 años de la hazaña de Cristóbal Colón de llegar a una pequeña isla del hemisferio occidental -aunque él creyó haber llegado a Asia, desafiando las leyes sobre lo plano de la tierra y advirtiendo un planeta redondo–; era el año de 1992 en que se publicó el texto, oportuna fecha crucial para este lado del continente y en especial para México, porque  el gobierno de Salinas de Gortari decidió marcar el final de la conmemoración llamada Día de la Raza. Vivíamos tiempos globales y de crisis que afectaron nuestra visión.

Eran los años de reescribir la historia, hacernos globales y desaparecer sucesos marcados en el calendario que parecían abrir cicatrices, provocando incomodidades a los nacionalistas-conservadores de la identidad nacional. Dejamos de hablar del descubrimiento de América, se anuló del discurso oficial la reflexión en torno a la importancia de aquella aventura circunavegante de Colón.

Este 2019 en que cumplimos 500 años de la llegada de Cortés a México, habría que preguntarnos si no vale la pena comenzar por restituir en los anales históricos el 12 de octubre como punto referencial para hablar de lo que somos a partir de los sucesos que sembraron el mestizaje.

Tras la última década del siglo XX en que los países de América Latina atravesamos por las crisis políticas, sociales y económicas más significativas del siglo de la globalización, se entiende que la fecha provocaba desacuerdos. ¿Había algo que celebrar el 12 de octubre?… Seguramente, la más ramplona y pronta respuesta era: ¡NO! Y de tajo se quiso borrar la fecha y casi el suceso.

El levantamiento civil en países como Guatemala, Perú, Colombia e incluso en nuestro país con el EZLN, reveló la fragilidad latinoamericana frente al poderoso monstruo de la corrupción, las dictaduras y el empobrecimiento de las poblaciones de nuestra América golpeada por el narcotráfico, la delincuencia y la pobereza extrema. Pero aún con todo ello, o quizá a consecuencia de esas crisis, lo que nos rescató, nos sostuvo y nos levanta hasta nuestros días es la herencia cultural.

Esa cultura que hemos sido capaces de crear, alimentar, reconstruir, significar y sostener como una herencia de hace 500 años, por las aportaciones que nos dejaron africanos, indios y europeos a su paso y permanencia en este continente americano que está conformado por la múltiple presencia europea en el hemisferio, pero en especial en toda América. Desde el idioma de los hispanoparlantes que es la mezcla de lenguas originarias y tradiciones, hasta la riqueza plástica del barroco o la alquimia del mole oxacaqueño. Todo ello, esta cruzado y en consecuencia por aquellas hazañas de los viajeros: Colón y Cortés.

Temas como el descubrimiento de América, del encuentro de Moctezuma y Cortés, de la conquista y la vida novohispana en México, son  tan complejos como polémicos, sería irresponsable ignorar lo sensibles que nos resultan, pero también es cierto que la base y el sustento que nos da identidad, está impregnada de ese mestizaje llamado herencia cultural.

Nos conciernen las fechas que comienzan con este día que marcan para toda la América el germen de un nuevo destino desde hace 527 años. Y para los mexicanos en noviembre próximo, nos marca medio milenio de ese encuentro que marcó para siempre nuestra identidad, donde el idioma como el ADN,  son el eje que nos cruza, sumándose todos los otros gestos, expresiones, manifestaciones que aderezan y sintetizan lo que ocurrió con ese encuentro de dos mundos. Es el espejo enterrado en nuestras raíces hispanoamericanas.

Hoy es 12 de octubre, no lo borremos, no lo olvidemos. Está marcada en la historia de América y como lo dijo Fuentes: “pocas culturas del mundo poseen una riqueza y continuidad comparable”. Es nuestra oportunidad para reconciliarnos con la historia, revalorar nuestra riqueza y mantener la continuidad de la herencia cultural.

Abramos la discusión: @salmazan71