¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Medicamento contra la COVID-19 agudiza la dependencia científica mexicana

De la tinta de Arturo Barba.

Arturo Barba Viernes 3 De Julio, 2020 · 08:17 am
Medicamento contra la COVID-19 agudiza la dependencia científica mexicana
La pandemia de COVID-19 le está brindando la oportunidad a Alfonso Romo para poner en práctica su preferencia y los mexicanos tendremos que gastar cientos de miles de millones de pesos para enfrentar la pandemia / Reuters

Hace unos días, Gilead Sciences Inc, empresa desarrolladora del medicamento remdesivir, uno de los antivirales más prometedores contra el coronavirus, anunció que el costo de su tratamiento, que consiste en dosis por cinco días, será de alrededor de 53 mil pesos ($2 mil 340 dólares estadounidenses) por paciente.

También informó que prácticamente toda la producción del fármaco durante los tres próximos meses será vendida al gobierno estadounidense, lo cual generó preocupación entre varios países de la Unión Europea, así como entre científicos y defensores del acceso universal a los medicamentos.

Son los costos de la dependencia científica y del abuso en tiempos de urgencia humanitaria.

El remdesivir fue originalmente desarrollado por Gilead Sciences para usarse contra la hepatitis C, pero no sirvió. En 2014, se probó para combatir al virus del Ébola en África occidental, donde demostró ser seguro y efectivo durante las etapas tempranas de la infección. Este fármaco es un antiviral de amplio espectro, análogo de nucleótidos, que bloquea el material genético del virus.

Por ello, desde inicios de la pandemia, científicos de varios países empezaron a probarlo en pacientes de COVID-19. De hecho, la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) lo está probando en su gran ensayo global Solidarity, que analiza la efectividad de este medicamento y otros, en decenas de miles de personas de 100 países, entre ellos México.

En diversos estudios publicados en revistas científicas, el remdesivir ha demostrado ser efectivo, por ejemplo, el publicado el pasado 26 de mayo en The New England Journal of Medicine –una de las revistas de mayor impacto en el campo de la biomedicina–, donde se indica que este fármaco fue beneficioso para pacientes hospitalizados con la enfermedad grave que requirieron oxígeno suplementario.

En un comunicado dado a conocer en la página web de la empresa (https://www.gilead.com/), su presidente ejecutivo, Daniel O’Day, señala: “En circunstancias normales, valoraríamos un fármaco de acuerdo con el valor que proporciona. Los primeros resultados del estudio NIAID en pacientes hospitalizados con COVID-19 mostraron que remdesivir acortó el tiempo de recuperación en un promedio de cuatro días. Tomando el ejemplo de los Estados Unidos, el alta hospitalaria anterior resultaría en ahorros hospitalarios de aproximadamente 12 mil dólares por paciente. Incluso considerando estos ahorros inmediatos solo para el sistema de atención médica, podemos ver el valor potencial que brinda remdesivir. Esto es antes de que tengamos en cuenta el beneficio directo para aquellos pacientes que pueden tener una estadía más corta en el hospital”.

“Hemos decidido cotizar remdesivir muy por debajo de este valor. Para garantizar un acceso amplio y equitativo en un momento de necesidad mundial urgente, hemos establecido un precio para los gobiernos de los países desarrollados de $ 390 (dólares) por vial. Según los patrones de tratamiento actuales, se espera que la gran mayoría de los pacientes reciban un curso de tratamiento de 5 días utilizando 6 viales de remdesivir, lo que equivale a $ 2,340 (dólares) por paciente”.

Este es el precio que la empresa ha establecido para los países desarrollados, incluido Estados Unidos y, aunque no se indica el costo para países subdesarrollados, en el comunicado se señala que la empresa ha celebrado acuerdos con fabricantes de genéricos para ofrecer tratamientos a un costo sustancialmente menor.

El precio es elevado. Considerando la buena fe de Gilead Sciences, quizá con el descuento el importe por paciente mexicano podría ser de 25 mil pesos. Si esto lo multiplicamos por, digamos, un millón de tratamientos, el monto necesario sería de 25 mil millones de pesos. Pero tal vez la Secretaría de Salud podría adquirir unos 10 o 5 millones de tratamientos para proteger mejor a los mexicanos. Esto arrojaría un monto de entre 175 mil millones y 250 mil millones de pesos.

Vale la pena recordar que el 20 de febrero pasado, en pleno inicio de la pandemia, el jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo Garza, quien también es Jefe de Gabinete para el Fomento, Inversiones y Crecimiento Económico de la Presidencia de la República, señaló que el gobierno mexicano no aumentará el gasto en ciencia en lo que resta de la actual administración debido a restricciones presupuestarias de la 4T.

Durante una participación que tuvo en un evento denominado Foro de Fondos de Inversión 2020, donde acudieron dueños de compañías mexicanas, dijo: “No hay recursos que alcancen para investigación básica. Yo, en el corto plazo, prefiero comprar tecnologías ya probadas que desarrollar nuevas“.

Como anillo al dedo, la pandemia de COVID-19 le está brindando la oportunidad a Alfonso Romo para poner en práctica su preferencia y los mexicanos tendremos que gastar cientos de miles de millones de pesos para enfrentar la pandemia. Nadie puede negar que tener un medicamento contra el SARS-CoV-2 es un asunto de seguridad nacional.

De la manera más cruda, Gilead Sciencesque invirtió mil millones de dólares para desarrollar el remdesivir –lo que nos costará comprar un millón de tratamientos nos demuestra lo obsoleto y peligroso que es el planteamiento de Alfonso Romo y de la 4T en torno a el desarrollo científico y tecnológico.

Romo encarna el analfabetismo científico que predomina no solo en el actual gobierno sino que ha sido preponderante en todos los gobiernos anteriores.

Un empresa invirtió mil millones de dólares para desarrollar, con ciencia básica y aplicada, un fármaco que le dejará ganancias centenas y hasta miles de veces más de lo invertido.

En el mundo de las empresas y en el desarrollo de los países el éxito se basa, inexorablemente, en inversión en ciencia básica, desarrollo tecnológico e innovación.

Desarrollan nuevo medicamento contra el VIH

Un nuevo medicamento antirretroviral de acción prolongada fue desarrollado para el tratamiento contra la infección del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), por un equipo de científicos de Gilead Sciences y otras empresas, encabezado por Stephen Yant.

De acuerdo con un artículo científico publicado esta semana en la revista Nature, los investigadores desarrollaron la molécula llamada GS-6207 que rompe la cápside del VIH, que es la pequeña cápsula compuesta por proteínas y que resguarda el material genético al interior del virus.

La molécula se une fuertemente a las proteínas de la cápside del virus, interactúa con ella e interfiere su replicación o multiplicación. La GS-6207 ha sido probada con éxito en laboratorio contra diversas cepas o variedades del VIH y puede combinarse con otros antirretrovirales, lo que la convierte en un complemento ideal para tratamientos combinados.

Los investigadores llevaron a cabo estudios clínicos preliminares que demuestran una reducción en la carga viral en pacientes con VIH después de una dosis única, y que puede permanecer activo en el cuerpo durante más de seis meses después de la administración.

En un estudio clínico con 40 individuos sanos a los que se les suministró la molécula mediante inyección subcutánea, demostró ser seguro y bien tolerado por las personas. Posteriormente, en un ensayo clínico de Fase 1 con 32 personas infectadas por VIH-1, logró reducir la carga viral 9 días después de una dosis única.

Algunas personas experimentan resistencia a antirretrovirales orales, lo que reduce la efectividad de los tratamientos, pero los investigadores sostienen que los nuevos fármacos de acción prolongada como GS-6207 podrían aumentar las opciones para las personas con cepas resistentes.

Además, los expertos sugieren que, en pequeñas dosis, este nuevo medicamento podría ser usado como un agente preventivo en poblaciones en riesgo.

Comentarios y sugerencias: @abanav y abanav@gmail.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias