¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Marte también es un planeta sísmico

De la tinta de Arturo Barba

Arturo Barba Lunes 24 De Febrero, 2020 · 13:39 pm
Marte también es un planeta sísmico
La NASA y la revista científica Nature informan hoy que, tras estar 14 meses en Marte, la nave espacial InSight detectó 174 sismos en la superficie del Planeta Rojo, 20 de ellos de entre 3 y 4 grados / Foto Especial

La NASA y la revista científica Nature informan hoy que, tras estar 14 meses en Marte, la nave espacial InSight –que es un laboratorio de exploración de Investigaciones Sísmicas, Geodésicas y Transporte de Calor (InSight, por sus siglas en inglés)– detectó 174 sismos en la superficie del Planeta Rojo, 20 de ellos de entre 3 y 4 grados.

Este descubrimiento se llevó a cabo 38 años después de que la nave Viking 2 intentara detectar infructuosamente actividad sísmica en la superficie marciana; de ahí que durante ese tiempo se pensó que nuestro vecino planetario carecía de actividad geológica importante, pero los resultados publicados hoy indican todo lo contrario.

En siete artículos publicados en las revistas Nature Geoscience y Nature Communications, el equipo de más de 100 científicos presenta un conjunto de información que demuestra que Marte es sísmicamente activo y además revela información sobre la complejidad de su atmósfera con nubes, su campo magnético y su actividad geológica.

InSight llegó a Marte el 26 de noviembre de 2018, aterrizó en la región conocida como Elysium Planitia –un pequeño cráter lleno, informalmente llamado Homestead hollow–, con el objetivo de examinar la estructura de la superficie y la composición interior de Marte, lo que podría ayudarnos a comprender los complejos procesos que han dado forma al planeta vecino.

La actividad sísmica fue detectada entre febrero y septiembre de 2019 y reveló 174 eventos sísmicos relativamente grandes en magnitud y de fuentes distantes. La ubicación de dos de los sismos más grandes ocurrieron en la región llamada Cerberus Fossae, lo que brinda evidencias de actividad volcánica y tectónica reciente con características espectrales similares a la sismicidad observada en la Tierra y la Luna.

El equipo de científicos, liderado por Suzanne Smrekar y Bruce Barnerdt, también reportó los infrasonidos del planeta, que sugieren un campo magnético en el sitio de aterrizaje 10 veces más fuerte de lo previsto. Por la noche, Marte es extremadamente silencioso y el ruido sísmico es aproximadamente 500 veces más bajo que el ruido microsísmico de la Tierra, mientras que el ruido sísmico registrado aumenta durante el día debido a deformaciones del suelo inducidas por vórtices atmosféricos convectivos y generados por el viento transferido por el suelo.

Los investigadores infieren que de los 8 km a 11 km de profundidad de la superficie las capas de suelo están muy fracturados y que la sísmica de la atenuación es aproximadamente tres veces mayor que en la Luna.

Por otro lado, en un artículo se revelan fenómenos atmosféricos que incluyen ondas de gravedad y nubes. La atmósfera marciana es delgada, aunque rica en aerosoles de polvo y la superficie seca.

InSight permite un análisis continuo con una precisión y frecuencia de muestreo sin precedentes que permite comprender la meteorología de Marte en todas las escalas. Midió las tormentas de polvo y las velocidades del viento de gran altitud y hasta ahora no se ha observado ningún “demonio de polvo”, es decir, ninguna tormenta significativamente intensa, como se esperaba.

También se analizaron los campos magnéticos que proporcionan una ventana a la estructura y evolución interior del planeta, incluidos sus entornos atmosféricos y espaciales. Sus campos magnéticos son corticales, como un antiguo dinamo, que interactúan con el viento solar para generar campos transitorios y corrientes eléctricas en la atmósfera superior.

Datos de campo magnético de superficie indican que es 10 veces más fuerte de lo previsto por los modelos basados en satélites, por lo que se infiere que hay rocas magnetizadas debajo del superficie, a más de 150 km de profundidad, consistente con un dinamo con fuerza similar a la Tierra.

Estos nuevos datos arrojan más información para comprender los procesos que llevaron a Marte a evolucionar en el planeta desértico que conocemos hoy en día, pero que se cree que en algún tiempo probablemente fue tan vital como la Tierra. Todo esto guiará la exploración futura con InSight.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias