¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

¡Madres!

De la tinta de Héctor Zagal.

Héctor Zagal Domingo 10 De Mayo, 2020 · 09:16 am
¡Madres!
Este 10 de mayo será inusual / Ilustrativa

La figura materna es importantísima en la vida de una persona y en los ideales de una cultura. En pueblos guerreros como el espartano o el mexica, la mujer que iba a ser madre tenía una consideración especial, pues su labor era proveer de guerreros a la comunidad. Entre los mexicas, la mujer a punto de parir estaba al mismo nivel que un guerrero. Tanto así, que se creía que aquellas mujeres que morían en la labor de parto tenían reservado un lugar especial en el más allá, digno de aquellos que perdieran la vida en batalla. La madre da vida, por ello su lugar tan especial.

Por un lado están las madres que arriesgan todo por salvar a sus hijos. Pienso en Rea, esposa de Cronos y madre de los dioses. Rea sucumbe a los deseos de Cronos todas las noches, pero el producto de su unión va a parar en el estómago de su esposo. Cronos, temeroso de que sus hijos se vuelvan contra él, como alguna vez él se volvió contra su padre Urano, los devora en cuanto nacen. Un buen día, Rea lo engaña entregándole como bocadillo una piedra envuelta en pañales y salva así a su hijo Zeus. Y cómo olvidar a la mamá de Bambi, cuya muerte ha traumado a miles de niños y uno que otro adulto desde 1943. Cuando presintió que un cazador estaba cerca, apuró a Bambi para que corriera frente a ella y se salvara. También está el culmen de la figura materna en occidente: la Virgen María. Una cosa es dar la vida por los hijos y otra vivir para acompañarlo en la injusticia, el dolor y la muerte.

Quizás por lo increíble que resulta una madre que no ama incondicionalmente a sus hijos, la literatura ha dejado correr mucha tinta sobre madres terribles. Medea, princesa y hechicera de la mitología griega, es el ejemplo claro de una madre desnaturalizada. Medea se enamoró perdidamente de Jasón y, llevada por su corazón, traiciona a su familia y se escapa con él. La huida funciona también como luna de miel y tiene dos hijos. Todo va viento en popa. Pero la ambición del Jasón es canija y cuando se le presenta la oportunidad de emparentarse con los reyes de Corinto, acepta casarse con Glauce, la hija del rey. “Gracias por participar”, le dice Jasón a Medea. Encolerizada, Medea trama la muerte de Glauce y acaba con el rey de Corinto a su vez. Pero la verdadera venganza llega con el asesinato de sus propios hijos. Ni siquiera le permite a Jasón velar los cuerpos, pues escapa con ellos en un carro tirado por dragones.

La madre también puede ser absorbente. Como Regina Torné en “Como agua para chocolate”. Atendiendo a la vieja usanza, Regina demanda que Tita, su hija menor, dedique su vida a cuidar con devoción de ella. Otra madre que no tiene reparo en explotar a su hija es Herodías, madre de Salomé. Durante una fiesta, Herodías le pide a Salomé que interprete una “danza exótica” para divertir a su padrastro Herodes Antipas y a sus invitados. Después del show, Herodes está tan encantado con Salomé que está dispuesto a darle lo que pida. Salomé, aconsejada por su madre, pide la cabeza de Juan el Bautista.

Pero no sólo las hijas sufren la pesada figura de la madre. ¿Qué me dicen de Norman Bates, el asesino de “Psicosis”? Norman creció con una dependencia emocional hacia su madre, quien lo maltrataba y le enseñaba que las mujeres y la sexualidad eran demoníacas. Cuando su madre tiene un amante, Norman enloquece de celos y los asesina a ambos. Sin embargo, la culpa y la dependencia lo llevan a conservar el cadáver de la madre. Pero la vida de ésta no termina ahí, pues se vuelve parte de la psique de Norman. Marion Bates sigue atormentando a su hijo desde la tumba.

Este 10 de mayo será inusual. Una celebración que antes ponía de cabeza a la ciudad de México ahora tendrá que ser celebrada en casa o a distancia. Seamos creativos. Algunos de mis alumnos bromean diciendo que ya están desempolvando sus pasos de “El ratón vaquero”. El heroísmo de las madres mexicanas es tal que son capaces de soportar, año tras año, los horrosos festivales del 10 de mayo. Quizá el mejor regalo que reciban este año, es librarse de ellos por primera vez en su vida.

¿Ustedes cómo la van a celebrar? Por favor, no salgan de casa.

Sapere aude! ¡Atrévete a saber!

@hzagal

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias