¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Los sonidos de la radio

De la tinta de Sergio Almazán

Sergio Almazán Sábado 13 De Febrero, 2021 · 07:00 am
Los sonidos de la radio
La cigarrera Buen Tono –a cargo de Ernesto Pugibet– fue visionaria en muchos aspectos / Cuartoscuro

Este 2021 se cumplen cien años que la radio llegó a nuestro país, cuando los hermanos Pedro y Adolfo Gómez Fernández instalaron un equipo de transmisión en la planta baja del teatro Ideal –en las calles del Centro Histórico de la ciudad de México–. Por espacio de cuatro meses entre septiembre de 1921 y enero de 1922 cada sábado y domingo por la noche, se hacía escuchar aquel programa. La cigarrera Buen Tono –a cargo de Ernesto Pugibet– fue visionaria en muchos aspectos, incluyendo en la industria radiofónica, al crear un emblema que hasta nuestros días continúa siendo parte del Instituto Mexicano de la Radio: la B Grande de México… Muchas cosas han pasado desde aquellas incipientes transmisiones y muchas dejaron de transmitirse en las ondas hertzianas en años cruciales y difíciles de México durante este siglo de sonidos de la radio. Pero es innegable su presencia en la vida cotidiana de nuestro país.

De aquellos programas infantiles que acompañaban el trayecto escolar en mi infancia a la crónica de Zabludovsky en 1985 cuando la ciudad de México amaneció entre escombros aquel septiembre; las tardes de radionovelas en la casa de mis abuelos, las nostálgicas canciones del fonógrafo y las mañanas universitarias de la Tremenda Corte. Luego vino hacer lo propio, descubrirme frente a un micrófono, en diversos espacios y empresas radiofónicas que suman 25 años de hacer programas y colaboraciones. Es decir, soy producto de la radio.

Me temo que, en estos tiempos de crisis sanitaria, el papel de la radio ha sido fundamental para acompañar los tiempos atípicos en los hogares del mundo. La globalización tecnológica y los nuevos formatos digitales de programas en plataformas nos acercan culturas, tradiciones, opiniones, realidades radiofónicas de latitudes y regiones lejanas geográficamente, pero conectados gracias a la radio en todos sus diversos géneros y modalidades de hoy se ofrecen.

Sin duda, la radio y sus programas son la expresión cultural, ideológica, social y política de una nación, de una época, además que hoy día son puente y lazo de intercambio entre países y sociedades, lo que nos vuelve más cercanos e integrados. A pesar de la supremacía de la imagen en nuestro tiempo de homo videns; la radio es escaparate e inmediatez, intimidad y compañía, imaginación y diálogo, sonoridad y musicalidad, reflexión y debate.

No resulta extraño que hace una década la Asamblea General de las Naciones Unidas declarara el 13 de febrero como el Día Mundial de la Radio, porque se ha convertido en el medio poderoso para celebrar a la humanidad, reconocer y reunir la diversidad lingüística, étnica, cultural, ideológica del mundo, a través de sus sonidos: hablados, musicales, fonográficos y globales que nos permiten conocer la riqueza mundial de las sociedades, así como promover la preservación de registros históricos del habla en vías de extinción.

Hoy celebramos el Día Mundial de la Radio, como medio de comunicación, compañía, entretenimiento, reflexión y análisis frente a una pandemia mundial que precisa de estar informados veraz y efectivamente de las maneras de prevenir, enfrentar y corregir caminos que nos hagan mejores ciudadanos del mundo, en tiempos donde el anonimato parece borrar las identidades.

Abramos la discusión: @salmazan71

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias