¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Los mecanismos del colesterol fortalecen la infección por COVID-19

De la tinta de Arturo Barba.

Arturo Barba Viernes 27 De Noviembre, 2020 · 06:48 am
Los mecanismos del colesterol fortalecen la infección por COVID-19
Un paciente posiblemente contagiado de Covid-19 es ingresado al área de urgencias del Hospital de los Venados IMSS / Foto: Cuartoscuro

Una de las razones por la cual el SARS-CoV-2 es más grave en personas que padecen alguna enfermedad como los padecimientos cardiovasculares, la diabetes y obesidad es que los mecanismos que usa el colesterol para dañar las células y órganos humanos son utilizados por el coronavirus para incrementar su capacidad infecciosa.

Los hallazgos de una investigación publicada esta semana en la revista Nature Metabolism podrían explicar por qué las personas que se infectan con COVID-19 y antes padecían un trastorno metabólico tienen mayores tasas de morbilidad y mortalidad.

La investigación llevada a cabo en células humanas por un equipo de científicos chinos encabezado por Hui Zhong, del Instituto Biotecnológico de Pekín, indica que podría existir una posible conexión molecular entre el metabolismo del colesterol y el coronavirus y, por lo mismo, las terapias utilizadas para controlar el colesterol podrían ser utilizados para una posible intervención terapéutica contra la enfermedad pandémica.

Durante la infección por SARS-CoV-2 la proteína espiga “S” del virus se une a un receptor de la célula huésped humana, llamada enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), una especie de cerradura de la membrana celular cuya combinación conoce la proteína espiga que forma las puntas o espinas en la membrana exterior del coronavirus y que le dan la apariencia de tener una corona.

En esta cerradura de la célula participa un elemento llamado “SR-B1”, que es una proteína que se expresa en varios tejidos, incluidas las células pulmonares humanas. Este receptor de las células suele unirse a la proteína del “colesterol bueno”. conocida como proteína de alta densidad SR-B tipo 1.

De acuerdo con este estudio, la proteína espiga del coronavirus se une al colesterol y al receptor SR-B1, lo que le facilita la entrada a las células humanas que expresan ACE2. “El virus parece secuestrar la maquinaria de captación de colesterol de la célula para facilitar su invasión”, señalan los investigadores en el artículo.

La proteína del colesterol SR-B1 actúa como un facilitador que promueve la entrada de SARS-CoV-2 y puede ayudar a explicar la conexión molecular entre COVID-19 y los transtornos cuasuados por enfermedades metabólicas, padecimientos que afectan la capacidad del organismo para procesar los componentes bioquímicos de los alimentos y obtener de ellos energía y nutrientes.

Según la Secretaría de Salud, entre los más de 104 mil muertos que ha causado la COVID-19 en México el 73% contaba con una comorbilidad. De este porcentaje, el 38% padecía diabetes; el 24% obesidad y el 5% alguna enfermedad cardiovascular.

Sumadas aquellas personas con diabetes, obesidad y enfermedad cardiovascular en las que la presencia de colesterol es alta, arrojan casi el 70% de las personas que han fallecido por la pandemia y comorbilidades, hasta ahora.

“Los resultados de nuestro estudio demuestran que SR-B1 propicia la adhesión, la entrada y la infección celular del SARS-CoV-2”, indican los autores. “Por tanto, como cofactor de entrada, el SR-B1 podría representar un objetivo para limitar la infección por el coronavirus”.

Los investigadores observaron que los tejidos de las vías respiratorias inferiores y de otros órganos que expresan ACE2, como los vasos sanguíneos, la retina y los testículos, así como órganos metabólicos como el páncreas, hígado y riñones, son invadidos preferentemente por el coronavirus.

Conocer esta relación entre coronavirus y colesterol puede permitirles a los científicos desarrollar tratamientos terapéuticos para interferir la infección por SARS-CoV-2; de ahí la importancia de este descubrimiento.

Los investigadores sugieren desarrollar tratamientos médicos con un anticuerpo monoclonal o un antagonista farmacológico específico de SR-B1, usados para combatir el colesterol y que pueden ayudar a limitar la infección por SARS-CoV-2.

Si bien aún faltan los experimentos y ensayos que corroboren este hallazgo, esta nueva vía se suma al arsenal que podrían utilizar los médicos para combatir al coronavirus que ya ha causado la muerte de más de un millón 430 mil personas en todo el mundo.

 

Comentarios y sugerencias: @abanav y abanav@gmail.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias