¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Litigio estratégico y ampliación de derechos

De la tinta de Arturo Espinosa Silis.

Arturo Espinosa Silis Miércoles 13 De Enero, 2021 · 12:41 pm
Litigio estratégico y ampliación de derechos
Tras una reñida segunda vuelta, los dos candidatos Demócratas se impusieron ante los Republicanos que buscaban la reelección / EFE

El martes de la semana pasada se realizaron las elecciones especiales para definir los dos escaños pendientes del Senado de Estados Unidos, ambos correspondientes al estado de Georgia. Esta elección especial se llevó a cabo debido a que la legislación de aquel estado establece que una candidatura debe obtener una mayoría absoluta de votos (50 % + 1) para ser elegida para un cargo. Si ninguna candidatura obtuviera la cantidad requerida de votos, se organiza una segunda vuelta entre las dos candidaturas que hayan obtenidos los mejores resultados en la elección ordinaria, y esto es precisamente lo que sucedió en las elecciones senatoriales de Georgia. Tras una reñida segunda vuelta, los dos candidatos Demócratas se impusieron ante los Republicanos que buscaban la reelección; por lo que ahora el Senado norteamericano quedará conformado igualitariamente por ambos partidos.

Pero me detengo a reflexionar en esta elección, que si bien se definió apenas hace una semana, la realidad es que empezó a disputarse hace poco más de dos años. En 2018, además de las elecciones intermedias federales, en Georgia también hubo elecciones por la gubernatura. En aquella ocasión compitieron el republicano Brian Kemp – entonces secretario del Estado – y la demócrata Stacey Abrams, quien durante una década se desempeñó como representante estatal. Aquella fue una elección reñida, de la cual salió triunfador Kemp, aunque por menos de 55 mil votos, de los casi 4 millones emitidos.

Al respecto de aquella elección es importante notar que, en su calidad de secretario del Estado, Kemp era responsable de integrar las listas de electores del estado y mediante una serie de acciones que fueron altamente cuestionadas; desestimó los registros de 340 mil electores argumentado que habían cambiado de residencia. Dado que estas acciones afectaron predominantemente a las y los potenciales votantes afroamericanos, diversos grupos de derechos civiles denunciaron aquellas acciones como una supresión intencional de votantes.

Tras la derrota ante Kemp, Abrams fundó Fair Fight Action, una organización dedicada a “promover elecciones justas en Georgia y en todo el país, alentando la participación de los votantes en las elecciones y educando a los votantes sobre las elecciones y sus derechos electorales”. Desde entonces esta organización se ha dedicado primordialmente a visibilizar los esfuerzos de supresión de votantes por parte de la autoridad electoral de Georgia mediante dos recursos, principalmente:

– Litigio estratégico ante los tribunales federales contra la Oficina del Secretario de Estado de Georgia y la Junta Electoral de Georgia por la mala gestión de las elecciones de 2018;

– y La promoción del registro de votantes en este estado sureño.

En diciembre de 2019, el juez Steve C. Jones, resolvió un caso en el que determinó que Fair Fight Action no probó que la decisión del Secretario de Estado de Georgia de cancelar el registro de miles de votantes inactivos violara la Constitución de aquel país. Sin embargo, en su sentencia también ordenó al Secretario de Estado −quien es responsable de la División de Elecciones del estado− que emprendiera “esfuerzos diligentes y razonables” a través de su sitio web y comunicados de prensa para informar a los residentes sobre cómo registrarse para poder votar en las elecciones y con esto que toda la ciudadanía pudiera ser registrada.

Este caso permitió que un número importante de votantes de grupos minoritarios fueran registrados, y aunque no es la única causa, sí es una razón importante para que en noviembre pasado Joe Biden ganara la elección presidencial, lo que no sucedía desde 1992 (primera elección de Bill Clinton) y ahora, en las elecciones especiales de enero, sus compañeros democrátas también obtuvieran tirunfos, con lo cual habrá un Senado compuesto por igual número de integrantes democrátas y republicanos, por lo que será la vicepresidenta, Kamala Harris, quien tendrá el voto de calidad cuando hubiera votaciones empatadas. También hay que destacar que el Reverendo Raphael Warnock, será el primer Senador afroamericano en la historia de Georgia.

Para nadie es noticia que el registro de votantes es una de las debilidades del sistema electoral norteamericano, pero lo que sí sorprende es que en aquel país se vean litigios estratégicos en la arena electoral para ampliar el ejercicio de derechos políticos de un grupo minoritario y llama más la atención, que sea a través de un caso así, que se ayude a definir posteriormente una elección.

@EspinosaSilis

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias