¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Las volubles lealtades de Alfonso Durazo

De la tinta de Enrique Rodríguez.

Enrique Rodríguez Jueves 29 De Octubre, 2020 · 07:22 am
Las volubles lealtades de Alfonso Durazo
Alfonso Durazo, exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) / EFE

Desde que trabajaba con Luis Donaldo Colosio, en los escenarios del sueño político al lado del candidato del PRI a la Presidencia, cruzaba por la cabeza de Alfonso Durazo una aspiración para buscar la gubernatura de Sonora. El magnicidio de 1994 aniquiló esa posibilidad. Los cálculos de Durazo Montaño siempre le han permitido buscar y obtener el codiciado derecho de picaporte en Palacio Nacional.

Su incursión en el equipo más cercano de Vicente Fox, como secretario particular, la tormentosa conclusión de esa etapa y las recriminaciones públicas entre ambos personajes son parte de una bitácora de incongruencias. Su posterior conversión a Morena le permitió volverse a empoderar con Andrés Manuel López Obrador.

Su designación como Secretario de Seguridad Pública desde el arranque del sexenio, produjo muchas dudas sobre sus capacidades y experiencia en una posición que demanda eficacia ante la incontrolable violencia que invade al país.

El día de la formalización de su destape, bajo el manto de protección de AMLO, Durazo se atrevió a afirmar que su trabajo produjo un punto de inflexión respecto a los delitos de alto impacto, en lo que fue el primer autoelogio de su precampaña.

Textualmente declaró: “Hemos logrado una baja sostenida, progresiva, permanente, que nos va a regresar la paz al país”. ¡Falso de toda falsedad! Su lectura está fuera de la realidad que nos revela el espeluznante crecimiento de la delincuencia más salvaje, amplios territorios perdidos donde opera a placer el crimen organizado y mensajes de claudicación ante el narcotráfico como el “culiacanazo” en que se liberó a Ovidio Guzmán.

En 22 meses como responsable de la seguridad pública federal se registraron oficialmente poco más de 64 mil homicidios dolosos hasta el anuncio de su renuncia y hereda un promedio nacional de 10 feminicidios diarios. Estos datos y otras muchas cifras revelan el abierto fracaso de su estrategia, si es que alguna vez la tuvo.

Durazo deja un desastre indefendible en la institución que utilizó de trampolín para aspirar al gobierno de su estado natal, donde no tendrá un día de campo, según lo muestran diversas mediciones de intención de voto que proyectan una elección competida en esa entidad el año próximo.

Veremos si los sonorenses deciden aceptar que los gobierne un personaje cuyo signo distintivo se asocia a una lealtad voluble, que ha logrado con habilidad adaptarse a las circunstancias que le resultan más rentables.

 

EDICTOS

La cerrada batalla por la dirigencia nacional de Morena, mostró las grietas que existen dentro del partido en el poder. La victoria de Mario Delgado es también un triunfo parcial para el grupo político del canciller Marcelo Ebrard y sus aspiraciones futuras.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias