¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Las leyendas de Sheinbaum

De la tinta de Sergio Almazán.

Sergio Almazán Sábado 20 De Marzo, 2021 · 09:36 am
Las leyendas  de Sheinbaum
Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX / Foto: Cuartoscuro

Hay dos formas de conocer la ciudad: por sus leyendas y su historia. En el primer caso la imaginería popular alimentada con fantásticos relatos de sucesos probables le dan el carácter vivo al barrio. Ahí no existe rigor académico, sino memoriosa narrativa de libre descripción, a partir de un dato, un escenario o un personaje que son el eje para describir las calles. Cuando se opta por explicar una ciudad desde sus acontecimientos históricos la base documental, las fuentes académicas y la rigurosa comprobación de los datos limita el relato a lo sucedido. No cabe la imaginería popular, se ajusta a lo acontecido y permite así nombrar una calle, preservar un edificio, registrar un espacio o revalorar un sitio. Decía Octavio Paz que el Centro de la Ciudad de México era un cúmulo de nostalgias entre calles y edificios que no era otra cosa que un montón de piedras con memoria… de ahí su enorme importancia.

Sin afanes academicistas la historia y las leyendas pueden llevarnos a descubrir una inagotable fuente de investigación sobre nuestro pasado. Nunca una será más o menos que la otra, pero a falta de rigor se puede caer a banalizaciones o restar importancia al momento de preservar patrimonio inmueble, a la alteración o ideologización de la historia, convirtiendo el suceso en trágico, cómico o melodramático, somos sociedades y generaciones con tendencia a la heroicidad y la victimización a causa de las formas en que se oficializa la historia.

Es así cuando, uno llega a ciertos puntos de la ciudad, las evidencias materiales: piedras, edificios, placas y nombres de calles, nos pueden trazar las rutas de estudio, curiosidad, historia, memoria y leyendas. Tal como nos ocurría en el extremo ñor poniente del Centro Histórico, en el tramo llamado Puente de Alvarado, donde su nombre nos permite conocer un momento clave en el proceso de conquista y colonia: la noche en que los mexicas -encabezados por Cuitláhuac- derrocaron a los españoles y tlaxcaltecas en aquel julio de 1520. Las crónicas de Bernal Díaz del Castillo plantean actos casi novelescos o de leyenda del capital Pedro de Alvarado, pero el suceso de huida es contundente. Un triste puente destruido, una batalla perdida y una salida caótica.

El nombre de aquel tramo de la prehispánica calzada de a toltecas, tlacopan y Mexico-Tacuba como la comenzaron a llamar los españoles desde 1522 y ala que,  pronto la gente la renombró por El Puente de Alvarado, hoy sucumbe a la tentación de la actual jefa de gobierno Claudia Sheinbaum decide manipular la historia bajo el argumento:

“Nos preguntamos, ¿cómo es posible que hay una calle que se llame Puente de Alvarado cuando Alvarado fue el principal perpetrador de la matanza del Templo Mayor… Por esto tomamos la decisión de cambiar el nombre y quitar el nombre de Alvarado y ponerle Calzada México-Tenochtitlan… También dejamos de nombrar el Árbol de la Noche Triste y hacemos una Calzada de la Noche Victoriosa, porque si bien es cierto que hace 500 años fue la derrota de México-Tenochtitlan también es cierta la resistencia de los pueblos originarios…”.

De esta manera, la ciudad y sus calles vuelve a ser el tentador escenario donde los políticos toman la historia como suya y acomodan fechas, sucesos, sitios para marcar su ideología, su manía de alterar el curso de la memoria a favor de una manera, óptica y visión de los sucesos. Pensábamos superada esta manía del Estado de hacernos creer en un mundo divido por buenos y malos personajes por trágicos y heroicos momentos, que los años de estudio que académicos, científicos e historiadores serios bastaban para conocer los acontecimientos pasados sin tendencias o maniqueísmo hoy sabemos que la 4T se empeña en dividirnos, incluso en las calles, en los personajes y la nomenclatura que le han dado razón e identidad a esta ciudad. ¿Será que comenzamos a asistir a las calles y leyendas Sheinbaum?

Abramos la discusión: @salmazan71

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias