¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

La misoginia masculina

De la tinta de Sergio Almazán. 

Sergio Almazán Sábado 13 De Octubre, 2018 · 08:58 am
La misoginia masculina
Ángela Ponce, designada Miss España / Instagram angelaponceofficial

Aquello que hasta ayer era imposible hoy es una realidad. El mundo y el ser humano están en un franco cambio; lo mismo que el cuerpo: la forma de conceptualizarlo, decorarlo, modificarlo y transformarlo. Quizá nunca como ahora estamos asistiendo a los alcances más radicales de la bioética y biogenética. Pero la ciencia no siempre avanza con la misma velocidad que las ideas, los pre-juicios y la inclusión. Somos ante todo animales simbólicos, seres de costumbres y preconceptos con los que vivimos y muchas ocasiones medimos el mundo. Nada más amenazante que nuestra visión para interpretar la realidad colectiva. Ahí está como ejemplo la declaración de una modelo que descalifica a una representante de los concursos de belleza femenina por el hecho de ser mujer transgénero.

Si la homofobia es el principio para definir los derechos humanos, entonces tendremos las reacciones, las declaraciones y las posturas menos incluyentes, más soberbias y dominantes, con el dejo discriminatorio del que hizo gala la sra. Lupita Jones, al descalificar la participación y designación como Miss España a una mujer transgénero, por considerar que no sería una competencia en igualdad de condiciones. ¿A qué se refiere con esa desigualdad? No es acaso, que ninguna mujer es igual a otra y al mismo tiempo un sexo no define un género. Esa “exclusividad” de los roles ha sido el lastre que la historia social de la humanidad ha arrastrado, paralizado y limitado el crecimiento de mujeres en la ciencia, las ingenierías del espacio y los deportes en competiciones donde la mujer no podía estar. Detenido el crecimiento de las mujeres en el espacio público.

Lo delicado del tema va más allá de una declaración, es la postura que evidencia lo dicho: fomentar la misoginia masculina que equivale a desacreditar las posibilidades de mujeres por no haber nacido con vagina, reducir a una genitalidad la exclusividad de lo que puede o no hacer y ser una persona. Esas tantas limitaciones a las que han sido sometidas, juzgadas y limitadas millones de mujeres en la historia del mundo por el hecho de su condición sexual, su género o su raza. Por ello, no pueden ni deben repetirse las expresiones discriminatorias y limitadas que encierran en el vicio de la ignorancia a la sociedad. Si ya tenemos registros de lo que la humanidad ha perdido con esas práctica, ¡lo peor es repetirlas!

Alzar las voces que denuncien actos de discriminación a personas por su raza, religión, género, sexualidad o condición económica es construir sociedades más incluyentes y respetuosas. Lo contrario produce el odio, la violencia, la desigualdad en oportunidades de lo que México lamentablemente es un gran practicante de discriminación siendo por género la primera, seguida la condición sexual, la edad y la raza en ese orden seguimos practicándola como una herencia cultural del machismo, la misoginia, la homofobia y el racismo, según los datos de Encuesta Nacional de Discriminación en México que realiza el Consejo Nacional para prevenir la Discriminación.

Nadie debe avergonzarse de sus deseos como tampoco nadie debe aprovecharse de su posición de poder para imponer su verdad como un dogma. Se puede y debe tener una postura pero ésta debe acompañarse de la responsabilidad de no dañar, herir y discriminar al otro por mis ideas. De eso se trata la libertad de expresión, la opinión o el liderear una causa.  De sumar a mis ideas, la de los otros, respetar las distintas y aprender de las nuevas.

Los tiempos que corren nos demandan mejores formas de participar en sociedad, con los diferentes, los distintos, aprender a respetar y fomentar la inclusión como una forma de sociedades modernas. Lo que el reloj futuro nos está enseñando hoy es que quienes habitamos este planeta somos personas, sin etiquetas ni clasificaciones. Erradiquemos todas las expresiones contrarias a ese principio. Es momento de ¡los seres humanos!

Abramos la discusión: @salmazan71

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias