diciembre 07, 2021
Radio
Webcam
Buscar
columnas

Inesperado y preocupante: Suspende SAT la opción de obtener en línea el RFC para mayores de 18

¿Cuál puede ser la razón de que se requiera la presencia física en las oficinas del SAT?

Diana Bernal
Inesperado y preocupante: Suspende SAT la opción de obtener en línea el RFC para mayores de 18
Joven navegando en su dispositivo movil / Pixabay Ilustrativa

Apenas el viernes 12 se publicó la reforma de obligatoriedad de RFC para todos los mayores de edad y ya la semana siguiente el SAT exige la inscripción presencial.

En este espacio el pasado 5 de octubre redacté este artículo: “ ¿Cumples 18 años el próximo 2022? Estarás obligado a darte de alta en el RFC ante el SAT”.

Ahí comenté que: “darse de alta en el RFC sin obligaciones fiscales (por aún no generar ingresos), no debiera, ordinariamente, ser un trámite complicado.No es indispensable obtener una cita y acudir de manera presencial a las oficinas del SAT, se puede hacer en línea en el portal del SAT” contando únicamente con CURP e identificación oficial; con lo cual se obtendría el Acuse de recibo, la Cédula de identificación fiscal y el Código de barras bidimensional QR.

En el debate parlamentario, para aprobar la propuesta del Presidente de la República, sobre la obligatoriedad para todos los mayores de 18 años de darse de ala en el Registro Federal de Contribuyentes y dado la generalizada preocupación que generó la propuesta entre la población; uno de los escasísimos logros de la oposición fue exentar de la imposición de cualquier multa por el no acatamiento de esta nueva obligación.

Sin embargo, cuando se pensaba que los y las jóvenes que aún no generan ingresos propios, podrían acogerse al sencillo trámite en línea que el SAT ofrecía desde hace años en su página web, para darse de alta en el RFC con solo la Curp; a mediados de la semana pasada, es decir, cuando ni siquiera se habían cumplido 7 días de la publicación de la reforma que entra en vigor en enero del próximo 2022; resulta que con una modificación a la Séptima Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) ( la cual ni siquiera es definitiva pues para ello debe publicarse en el Diario Oficial de la Federación), el SAT ya suspendió de inmediato la posibilidad de darse de alta en línea y solo conservó la cita presencial en sus oficinas.

Datos biométricos/Foto: Pixabay

Dado el grave problema de citas que ha enfrentado el SAT y en el que el propio órgano recaudador reconoció que se generaron problemas de corrupción; hoy día para solicitar una cita presencial para cualquier trámite ante el SAT tienes que hacerlo en el portal de este órgano, proporcionar tu Curp y formarte en la cola o fila virtual.

El sistema envía un correo para que autentifiques tu solicitud, lo cual debe hacerse de inmediato y así el solicitante queda formado en la “fila virtual” y a esperar que en algún momento te avisen donde y a qué hora será tu cita. Si esto no sucede, como en ocasiones pasa, hay que volver a formarse.

Sin embargo no es lo anterior lo que constituye, en mi opinión, el mayor problema, aquí el tema de fondo es porque el SAT ha decidido suspender el alta al RFC en línea y requerir la presencia física de los nuevos “contribuyentes”, (que aún no generan ingresos) justo cuando se aprobó una reforma para la obligatoriedad universal del RFC a todos los mayores de edad; aun cuando no se encuentren en la población económicamente activa.

¿Cuál puede ser la razón de que se requiera la presencia física en las oficinas del SAT? Pareciera ser que, como varias voces lo anticiparon, el SAT pretende tomar datos de identificación biométrica en estas citas presenciales como el iris y la huella dactilar. Estos datos sólo se requieren actualmente cuando el contribuyente se da de alta en el RFC con obligaciones fiscales por ya estar realizando actividades económicas y solo entonces son necesarios para que obtenga su firma electrónica, con la que podrá expedir comprobantes fiscales por internet, es decir, CFDIs.

Si ahora, como parece ser la intención al requerir en todo caso el trámite presencial, se toman los datos biométricos de cualquiera que acuda a solicitar su RFC aunque aún no genere ingresos pero lo requiera para diversos trámites como la expedición de su título y cédula profesional o para la expedición de alguna tarjeta de crédito; pues resulta que a mi juicio, se estará violando la intención de la reforma, que según declararon las autoridades no era fiscalizadora ni recaudatoria imponiéndose cargas onerosas que incluso pueden atentar contra la protección de datos personales.

Diana Bernal Ladrón de Guevara.

Ex titular y fundadora de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias