¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Impuestos a la riqueza: ¿solución a la desigualdad o remedio populista?

México ya cuenta con una propuesta para fijar un impuesto a cualquier patrimonio que rebase los 20 millones de pesos.

Diana Bernal Miércoles 3 De Marzo, 2021 · 07:00 am
Impuestos a la riqueza: ¿solución a la desigualdad o remedio populista?
La desigualdad social en tiempos de pandemia / Cuartoscuro.com

Organismos internacionales presentan cifras alarmantes sobre el problema de la desigualdad social en el mundo. Por ejemplo el 1% más rico de los habitantes posee más del doble del patrimonio que 88% de la población mundial (datos de Transnational Institute).

Asimismo economistas de la talla de Piketty y Stiglitz (Premio Nobel) postulan la importancia de gravar con un impuesto patrimonial las grandes fortunas personales (activos menos pasivos). Países tan avanzados como Suiza y la propia España cuentan son diversos esquemas de impuestos a la riqueza. En Latinoamérica cobró recientemente interés el “Aporte solidario y extraordinario de las grandes fortunas” votado en Argentina que grava la riqueza a partir de los 2.5 mdd, con tasas diferenciadas.

En el Chile de Piñera cobra fuerza la propuesta de un impuesto de este tipo, pero ahí el legislador está teniendo mucho cuidado de no afectar a las clases medias (sólo fortunas personales de más de 5 mdd).

Pues bien, gracias al diputado de Morena Alfonso Ramírez Cuéllar, México ya cuenta con una propuesta para fijar un impuesto a cualquier patrimonio que rebase los 20 millones de pesos, con tasas diferenciadas desde 2% hasta 3.5% para patrimonios de 2 mil millones o más.

Creo que esta propuesta más que inscribirse en la tendencia internacional de combatir la desigualdad, se ubica en la ruta de los remedios populistas y por lo mismo ineficaces.

En primer lugar, la base del impuesto que se propone, 20 millones, es muy baja comparada con la experiencia internacional, por lo que puede afectar a las clases medias y polarizar más la riqueza en lugar de distribuirla.

En segundo lugar, un impuesto extraordinario por una sola vez, se torna en un impuesto especial que se antoja inconstitucional, al no ser general y ser cuasi expropiatorio; cuando el propio Gobierno presume una recaudación sin precedentes incluso en plena pandemia.

Por lo demás expone el Diputado que se busca  utilizar los recursos para el combate del COVID, lo cual es absurdo pues los gastos de salud deben figurar en el presupuesto de egresos para este año, el que está siendo pagado precisamente con el dinero de los contribuyentes.

Finalmente una grave fisura de estos impuestos a la riqueza de la que no escapa México es qué tan eficaces y confiables son los gobiernos para efectivamente administrar estos impuestos en beneficio social. No olvidemos que la actual administración tiene porcentajes récord en adjudicaciones sin licitación (a quiénes?) no transparentes, sino reservadas como confidenciales (la misma compra de vacunas).

¿Realmente se trata de redistribuir la riqueza, o de simplemente mover las piezas del dominó para que queden siempre dentro de un grupo selecto de privilegiados?

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias