¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Entre el derecho a votar y el derecho a la salud

De la tinta de Arturo Espinosa Silis.

Arturo Espinosa Silis Miércoles 5 De Agosto, 2020 · 08:10 am
Entre el derecho a votar y el derecho a la salud
El INE determinó para el 18 de octubre las elecciones en Coahuila e Hidalgo / Freepik

El mundo no volverá a ser el mismo después de la Covid-19. Hasta hoy, a nivel mundial, los contagios se cuentan por millones y los decesos en cientos de miles; han sido muchos los aspectos de la vida privada y de la vida pública que se han visto trastocados y que necesariamente se han tenido que modificar o ajustar.

En el plano electoral, esta emergencia sanitaria ha entorpecido la realización de elecciones en diferentes partes del mundo. De acuerdo con el análisis realizado por IDEA Internacional, entre el 21 de febrero y el 26 de julio de este año, al menos 68 países en todo el mundo pospusieron la celebración de sus jornadas comiciales, mientras que 33 países y territorios decidieron celebrarlas de conformidad con las fechas previstas originalmente, a pesar de las preocupaciones relacionadas al Covid-19.

Uno de los dilemas que ha provocado la pandemia es decidir si se deben celebrar o postergar las elecciones ya programadas; incluso se ha planteado como una cuestión de incompatibilidad de derechos, entre el derecho a votar y el derecho a la salud; es decir, ¿qué hacer? Por un lado, mantener la realización de elecciones en las fechas preestablecidas ofrece certezas jurídicas, pero puede tener implicaciones sanitarias y poner en peligro la salud de las personas. Por el otro, posponer su celebración tiene consecuencias constitucionales y legales. En cualquiera de los casos, inevitablemente habrá efectos políticos.

En México, la semana pasada, el Consejo General del INE determinó que la nueva fecha para llevar a cabo las elecciones de Coahuila e Hidalgo −que estaban originalmente programadas para junio− será el 18 de octubre. Algunos partidos, consejeros y consejeras electorales manifestaron su preocupación debido a que consideran que aún no existen condiciones de salud para llevar a cabo los comicios, por lo que esta determinación se impugnó ante el Tribunal Electoral.

En Estados Unidos, que tendrá elecciones presidenciales en noviembre de este año, el presidente Donald Trump se pronunció en Twitter por la posibilidad de aplazar las elecciones hasta 2021 para garantizar el voto de todas las personas y así no recurrir a los mecanismos de voto a distancia.

Más allá de lo anecdótico, como ya adelantaba, el debate que se plantea es si se debe privilegiar el derecho a la salud y postergar las elecciones hasta que existan las condiciones idóneas, o si se deben llevar a cabo los comicios con las medidas de salud necesarias y suficientes para evitar la propagación aún mayor de contagios. Debe tomarse en cuenta que tanto México como Estados Unidos son dos de los tres países del mundo que han batallado más para controlar la pandemia, y que presentan la mayor cantidad de contagios y fallecimientos en el mundo.

Sin embargo, se trata de un falso debate, pues no se trata en realidad de cuestiones excluyentes; por el contrario, es posible y necesario salvaguardar ambos derechos. Como lo señala la Organización de los Estados Americanos en su Guía para celebrar elecciones en tiempos de Pandemia, “es necesario que una vez agotada la evaluación de los riesgos, las condiciones que determinan la postergación de una elección y alcanzado los acuerdos políticos correspondientes, es primordial definir una fecha o un rango de fechas que brinden certeza y permita adecuar las actividades electorales a un nuevo cronograma, evitando la postergación y extensión de mandato de manera indefinida”.

Las elecciones no se pueden suspender o prorrogar indefinidamente, su celebración es imperativa, pues el marco legal de cada país así lo dispone y la pandemia no debe ser una justificación permanente para desatender las constituciones, ni la legislación secundaria en la materia.

El afán de mantenerse en el poder puede poner como pretexto la emergencia de salud que estamos viviendo para evitar la celebración de elecciones y así buscar impedir o postergar un mal resultado; sin embargo, quienes se encargan de salvaguardar los derechos de las personas, también deben velar por la observancia del orden consitucional.

Tampoco es válido que bajo el pretexto del derecho a la salud se lucre políticamente con la fecha de las elecciones, pues esto debilitaria el orden constitucional y democrático en cualquier país. La experiencia de algunos países como Corea del Sur y Francia demuestran que es posible armonizar el derecho al voto y a la salud para garantizar que la ciudadanía vote de manera segura.

 

@EspinsoaSilis

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias