¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Elogio en boca propia es vituperio

De la tinta de Enrique Rodríguez

Enrique Rodríguez Jueves 28 De Mayo, 2020 · 08:32 am
Elogio en boca propia es vituperio
Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador / NTMX

“Creo que ha sido exitosa la estrategia que se ha llevado a cabo” dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el martes al auto evaluarse públicamente sobre el desempeño de su gobierno para enfrentar la pandemia de covid-19.

La OMS ha confirmado que el mundo sigue en la primera oleada de la enfermedad y nuestro continente es ahora el epicentro de la infección global. Según los datos oficiales del gobierno mexicano tenemos cerca de 77,000 casos acumulados confirmados, más de 8200 defunciones, de las cuales 501 se registraron tan sólo el martes y sufrimos la tasa de letalidad más elevada en América Latina (11%).

Con la enorme influencia social que tienen sus declaraciones, afirmar  que “vamos de salida”, sin argumentos basados en la realidad, el Presidente propicia que las personas relajen cuidados para evitar más contagios. AMLO ha creado su propia dimensión alterna en la que las notas y editoriales de medios nacionales e internacionales son desacreditadas si se atreven a exhibir su errático desempeño en el manejo de la crisis que tiene colapsado al sistema de salud que ya venía en picada por los recortes presupuestales. La narrativa presidencial lleva 2 semanas en modo de autoelogio y eso ha sido factor para que se reste importancia a la vigente aceleración de transmisión del virus y el mayor número de fallecimientos en el mismo periodo.

El incumplimiento del aislamiento social se agudiza por la necesidad de buscar ingreso para comer, situación en la que vive la mayoría de la población. También por la ignorancia e irresponsabilidad que son retroalimentadas por las ambiguas señales oficiales con ese repetitivo “ya aplanamos la curva”, cargado de voluntarismo y carente de sustento científico.

Y así, prácticamente a ciegas vamos en 3 días a esa “nueva normalidad” con semáforos de reactivación controlados desde el centro  que han causado inquietudes fundadas entre los gobernadores del país.

La mejor relatoría de la pandemia no vendrá del Poder Ejecutivo, sino del periodismo serio que no ha dejado de reportar la realidad de una cadena de errores, falsedades y opacidad que jamás reconocerán. Una refinería y un aeropuerto que nacerán muertos, además de un tren en la península de Yucatán son intocables, en medio de las carencias hospitalarias que dejan a la salud en la ignominia de una lista de espera.

EDICTOS

No es coherente pregonar éxito cuando hay entidades con tanta pobreza extrema como Guerrero, que no ha recibido recursos de la federación en esta coyuntura para asistir a la población más desprotegida que ya tiene hambre y atiborra las salas de urgencias, triplicando la demanda de atención médica en el último mes. Tampoco hay virtud cuando fuentes de alto nivel en esa entidad, estiman que el 30% de los hoteles en Acapulco no sobrevivirá al colapso del turismo y la economía. La situación de apremio de Héctor Astudillo es similar a la de otros gobernantes que también han sido abandonados a su suerte.

Hasta el próximo jueves.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias