¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Elecciones generan tensión política entre familiares y amistades

De la tinta de Arturo Barba

Arturo Barba Viernes 1 De Junio, 2018 · 06:28 am
Elecciones generan tensión política entre familiares y amistades
Foto: Ilustración

Esta noticia es importante para tomarse en cuenta ahora que en México se está viviendo un largo, tedioso, cansado y polarizante proceso electoral.

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de las universidades de Los Ángeles y Washington, quienes analizaron las tensiones políticas durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, el partidismo político en los procesos electorales afecta la dinámica familiar y la convivencia con amigos con ideas políticas opuestas.

El estudio publicado esta semana en la revista Science, indica que los grupos de personas con posiciones políticas adversas pasaron entre 20 y 50 minutos menos tiempo en las reuniones de cena de Acción de Gracias.

Dicha reducción en el tiempo se vio incluso más acentuada en el caso de aquellas personas que estuvieron expuestas a una gran cantidad de propaganda política.

Asimismo, la exposición a la propaganda política ha aumentado en los Estados Unidos en los últimos 25 años, al pasar del 20% a mediados de los 90, al 55% en 2016. Como promedio, la visita de demócratas a anfitriones republicanos se redujo entre 20 y 40 minutos, y los republicanos pasaron entre 50 y 70 minutos menos en casa de los demócratas.

Los investigadores calcularon que cada 1000 espots políticos transmitidos representan  2.6 minutos menos de tiempo en las visitas familiares. En ciudades o regiones que estuvieron más expuestas a la propaganda política llegaron a más de 26 mil anuncios políticos en el transcurso de la campaña electoral, lo cual supuso una cena de Acción de Gracias aproximadamente 69 minutos más corta para las familias con ideas políticas opuestas.

A nivel nacional, estimaron los investigadores, las diferencias partidistas costaron a los estadounidenses más de 73 millones de horas que podrían haber pasado interactuando con otra persona durante Acción de Gracias en 2016.

Esto demuestra que la polarización política degrada cada vez más nuestras conexiones cercanas con amigos y familiares, sin embargo, no es un asunto que se suela investigar mucho en las ciencias sociales.

Los investigadores analizaron datos anónimos del teléfono celular de más de 10 millones estadounidenses, como su ubicación semanas antes y durante el Día de Acción de Gracias y cruzaron los datos de los diferentes distritos electorales que al combinarlos pudieron determinar las filiaciones políticas y el tiempo de convivencia.

Los investigadores encontraron los resultados inquietantes ya que consideran que son el resultado de un largo declive del capital social, en el que los valores como la confianza y la cooperación se erosionan a medida que las personas participan menos en actividades cívicas.

Se supone que los lazos familiares cercanos y la conversación durante las reuniones familiares deben fortalecer la convivencia fraternal, sin embargo, los efectos polarizantes de las propaganda política generan un declive más amplio en el tejido social.

La vida después de la extinción de dinosaurios

La vida se recuperó rápidamente en el sitio del impacto del asteroide que mató a los dinosaurios hace 66 millones de años, informa un artículo publicado en esta semana en la revista Nature. Aunque es más famoso por acabar con los dinosaurios no aviares, la extinción masiva al final del período cretácico extinguió a más del 75% de todas las especies.

La extinción fue provocada por un asteroide que impactó la Tierra en el mar poco profundo de la península de Yucatán. La velocidad a la cual el ecosistema marino global se recuperó de la catástrofe varió, entre 30 mil y 300 mil años en el Golfo de México.

Por lo tanto, se ha sugerido que un efecto ambiental relacionado con el impacto, como el envenenamiento por metales tóxicos, podría haber ralentizado la recuperación cerca del cráter de impacto.

El equipo de científicos, entre los que se encuentra Jaime Urrutia del Instituto de Geofísica de la UNAM, analizaron muestras de roca perforadas debajo del cráter que conservan un registro de los primeros 200 mil años después del impacto. Examinaron los cambios en varios fósiles diminutos –el foraminífero unicelular y el nanoplancton a base de calcio– junto con rastros fósiles de actividad biológica.

Encontraron que la vida se recuperó en el cráter pocos años después de la catástrofe, con un ecosistema diverso y altamente productivo que regresó a Chicxulub tan sólo 30 mil años después del impacto.

Estos análisis permite comprender cómo los ecosistemas oceánicos responden a eventos similares de extinción masiva y rápida.

Comentarios y sugerencias: Twitter @abanav   y  abanav@gmail.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias