¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

El Estado soy yo

De la tinta de Enrique Rodríguez.

Enrique Rodríguez Jueves 30 De Abril, 2020 · 10:39 am
El Estado soy yo
Óleo de Cristóbal Colón solicitando apoyo financiero a los monarcas católicos, autor anónimo / Ilustrativa

Si usted logra abstraerse y rememora pasajes como el siguiente, volverá a fascinarse con la importancia de la historia.

La concentración del poder en una sola persona es un signo distintivo de la monarquía “I´ Etat c´ est moi” es la expresión francesa que nos pedían los profesores de historia universal y teoría del Estado revisar para entender el contexto del absolutismo en Europadurante la era de Luis XIV, el llamado “Rey sol” que imponía sus ideas sin cuestionamientos, bajo la premisa de que él tenía el derecho divino a gobernar y esa superioridad lo situaba por encima de la ley para dibujar la expresión más pura de la autocracia.

La voluntad del monarca era considerada ley suprema y así se sacralizaba como el ejecutor de la voluntad de Dios en la tierra. En ese contexto era inimaginable contradecir al rey en sus determinaciones, un auténtico iluminado que ejercía el monopolio de todas las decisiones.

Recuerdo en las clases de historia que entendía estos excesos como la antítesis de una república con poderes autónomos.

En la Francia monárquica, el rey gobernaba sin que nadie cuestionara sus filias y fobias, en razón de ellas asignaba el erario en lo que consideraba prioritario con su criterio fuera de la realidad. No se movía una hoja, sin el beneplácito del “rey sol”, ninguna decisión era aceptable si esta no era ungida por la divinidad que encarnaba.

Quienes estaban contra él, sencillamente eran considerados enemigos del Estado y pagaban con su vida la osadía. Las equivocaciones del todopoderoso no eran cuestionadas, por el contrario la adulación a sueldo era requisito básico para la comodidad real.

Todos estos insoportables excesos provocaron una reacción social que comenzó a tomar fuerza gracias a los grandes pensadores de la “ilustración” con la bandera de la razón y el conocimiento.

Las ideas de igualdad, fraternidad, tolerancia y libertad enfrentaron al pueblo sometido contra la monarquía absoluta. Grandes pensadores como Montesquieu, Descartes, Locke, Voltaire y Rousseau dieron luces para generar un cambio emblemático en la historia de la humanidad.

La ilustración trajo a la Nueva España aire fresco para cuestionar a la corona española que también gobernaba de forma absoluta y ya sabemos que vino después con la llamada primera  transformación.

La historia nos enseña que ante toda crisis hay oportunidades para generar cambios constructivos y recapacitar sobre la soberbia que caracteriza a quienes se consideran encarnación del Estado mismo, en lo que se ha llamado pretenciosamente el cuarto episodio de las transformaciones en México.  

EDICTOS

La congruencia de Porfirio Muñoz Ledo se ha vuelto particularmente incómoda en Morena. Con la fuerza de la lucidez, el gran tribuno escribió en su cuenta de twitter: “Tomé posición en contra de otorgar facultades unipersonales al Ejecutivo al margen de la Constitución”. Honor para quien lo merece don Porfirio.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias