¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

El Efecto poscovid-19

De la tinta de Sergio Almazán.

Sergio Almazán Sábado 18 De Abril, 2020 · 09:51 am
El Efecto poscovid-19
Tras la crisis del Covid-19 seguiremos produciendo, seguirá habiendo desempleados en masa, despidos colectivos, migraciones y nuevos virus / Foto: Reuters

Todo lo que pensemos que va ocurrir tras el debilitamiento de la propagación del virus Covid-19 es un mero escenario más o menos especulativo. Algunas tendencias y reacciones de los países como China que está tratando de volver a la normalidad comienzan a experimentar: el efecto débil de la economía; el alto costo en salud que representa vivir en tiempos de virus y los efectos postraumáticos tras en encierro.

Conforme avanzan las semanas y el confinamiento se convierte más severo y restrictivo, o el entorno más amenazante, también los ánimos sociales merman el entusiasmo creativo de colectividad virtual que vimos en los primeros días: las redes sociales ya comienzan a desgatar sus creativas muestra de pasar el aislamiento; las opciones de entretenimiento agotan sus reservas y en general, comenzamos a sufrir el encierro con creces.

¿Cómo volver a la vida “cotidiana” tras estos meses de confinamiento por pandemia? Las crisis económicas que muestran la fragilidad del mundo global advierten algo que lo sabíamos e íbamos sobrellevando: vivimos de créditos, aprendimos a vivir a plazos con intereses y hoy la famosa seguridad que daba el empleo se esfuma porque el mundo laboral, social, político y cultural estaban flotando en una burbuja que un virus nos hizo evidente. Lo que sigue entonces es lo que llamó Baudrillard la catástrofe virtual.

El mundo global implica, según los teóricos del libre mercado: una economía real, una virtual y otra más, orbital. Todo gira, en torno a un mercado especulativo; capitales flotantes y un desequilibrio sustancial de las economías reales. Es un hecho, que pasamos por una fuerte crisis de estas tres economías porque una flotaba sobre una burbuja y ésta a su vez, sobre una nube. La catástrofe virtual está en la evidencia que el mundo se sostiene de especulaciones: económicas, políticas y sociales. ¡No es tan seguro ni conocido este planeta!… Tras la crisis del Covid-19 seguiremos produciendo, seguirá habiendo desempleados en masa, despidos colectivos, migraciones y nuevos virus, es la condición social de lo humano. Adaptarnos, reajustarnos y seguir.

Lo que los analistas, los sociólogos y las empresas de Recursos Humanos están desarrollando son estrategias conceptuales y metodológicas de la manera en que las sociedades –sobre todo las más frágiles en economía y política–  vamos a volver a producir, a estar en acción y sobre todo a consumir en este mundo que no será el mismo.

Para ello, los tomadores de decisiones a nivel global están trabajando en estrategias bajo tres ejes: el empleo ligada a salud: médicos, terapeutas, investigadores en virus, industria de la salud y los especialistas en medicina preventiva. Un segundo campo de acción laboral y producción económica son los programadores en robótica, ciberseguridad y economía de crisis (efectos por virus cibernéticos, biológicos y militares). Y un tercer eje que han insistido las políticas de economía global, es la industria de la migración: empresas de hospedaje, transporte y vivienda por medio de aplicaciones.

Hoy más que nunca, las sociedades comenzarán a migrar en escalas superiores a las vistas en estos últimos lustros. No sólo la guerra o la pobreza, ahora las pandemias serán causantes de más flujos y acciones nómadas de la gente. Por ello, las empresas de Recursos Humanos hablan de desarrollar esquemas de autoeconomía por medio de los alquileres de vivienda, de oficinas de trabajo virtual y del servicio de transporte vía aplicaciones. La idea de empresa y salario fijo hace más de dos décadas que se ha modificado. De la informalidad a la autonomía profesional y laboral hemos transitado todavía de forma lenta y tímida a la economía formal autorregulada y gestora.

En tiempos poscovid-19 veremos los efectos de las crisis globales pero, también la respuesta autorreguladora de la sociedad mundial que se ajustará a las exigencias y líneas del nuevo orden del mercado. Se creen que en un lustro, estaremos hablando de otras maneras de habitar, consumir y transitar por el mundo. Por ahora nos resta, autocuidarnos para ser testigos de lo que viene y ajustarnos al nuevo orden de producir en el mercado de consumo global.

 

Abramos la discusión: @salmazan71

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias