¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

El coronavirus se volverá endémico y estacional

De la tinta de Arturo Barba.

Arturo Barba Viernes 15 De Mayo, 2020 · 07:57 am
El coronavirus se volverá endémico y estacional
Trabajador de la salud toma muestras de sangre de una persona, como parte de las pruebas de detección de Covid-19, en una clínica en Moscú / Foto: Reuters

Hace algunos meses, antes de que llegara el nuevo coronavirus a México, escribí que nuestro país no estaba preparado contra la pandemia. Mientras nuestro presidente seguía recorriendo los restaurantes y fondas de todo el país y publicando videos de sus comilonas y los funcionarios de la Secretaría de Salud brillaban por su ausencia, la mayor parte de la sociedad ignoraba lo que se avecinaba. Hoy por hoy, no hay otro tema de mayor importancia pública no solo a nivel nacional sino también internacional.

Aunque expertos del mundo habían advertido, antes y después de la pandemia de influenza surgida en México en 2009, que se avecinaba otra más devastadora, la inminente catástrofe fue ignorada, minimizada y sus costos han sido inimaginables, no solo en el factor más importante que son las vidas humanas, sino también en otros aspectos como el económico, el social, cultural y emocional.

Oficialmente, hasta ayer, 14 de mayo, casi cuatro millones y medio de personas en todo el planeta han sido contagiadas por la COVID-19 y más de 300 mil han fallecido. Y todavía en más de la mitad del planeta la pandemia sigue en ascenso, principalmente en América, Europa y África. Es decir, sus daños seguirán en crecimiento.

La razón es sencilla y compleja a la vez: por un lado, todavía no existen vacunas ni medicamentos específicos para combatirla; y por otro, el SARS-Cov-2 es un virus peligrosísimo, mucho más letal y maligno que “la gripe”, idea falsa que tanto difunden las autoridades sanitarias del país.

Apenas estamos conociendo su verdadera naturaleza, pero hasta hoy se sabe que no solo ocasiona infección respiratoria aguda, y con ello neumonía, sino también infecta la sangre, produciendo coágulos y accidentes cerebrovasculares; infecta los tejidos del corazón, causando infartos; daña los intestinos, el hígado y los riñones, más lo que se sume en las próximas semanas.

A esto hay que sumar que conforme se acerquen el otoño y el invierno la incontrolable pandemia se unirá a la temporada de influenza y de las enfermedades respiratorias agudas. La segunda ola de COVID-19 también será impredecible y quizá más devastadora. Será un tsunami.

Es casi un lugar común decir que la pandemia cambiará a la sociedad. Es difícil predecir las alteraciones que ocasionará, lo que si es claro es que la lucha contra el nuevo coronavirus y sus futuras mutaciones, continuará por varios meses y quizá años.

Y entonces ¿que es lo que ocurrirá con la pandemia? Los científicos y expertos de todo el mundo consideran diversos escenarios, pero todos apuntan a que la COVID-19 se convertirá en una enfermedad endémica, es decir, se quedará entre nosotros y cada determinada temporada ocurrirán brotes y epidemias.

Jeffrey Shaman, de la Universidad de Columbia, señala que los otros coronavirus que ya están entre nosotros (CO43, 29E, L63 y HKU1), causantes de la gripe común, exhiben una marcada estacionalidad, es decir, son endémicos, y alcanzan su punto máximo de infección en invierno, en enero y febrero.

Por ello, el experto considera que aunque aún no se conocen los mecanismos que ocasionan esta “estacionalidad”, con el SARS-CoV-2 podría ocurrir lo mismo. Sin embargo, apunta, no hay que perder de vista que este nuevo virus es más contagioso y letal.

Aunque no se conoce del todo la respuesta de virus de la COVID-19, los virólogos consideran que hay diversos factores que intervienen en la prevalencia de los virus como lo efectos ambientales debido a la temperatura y la humedad, pero para entender la implicación de estos elementos hacen falta muchos estudios de laboratorio que permitan observar cómo es la supervivencia del virus en diferentes condiciones ambientales.

El investigador recuerda que el virus de la influenza pandémica A H1N1, que también se extendió rápidamente por todo el mundo, se convirtió en endémico. Hay una gran posibilidad de que el SARS-CoV-2 se convierta en el quinto coronavirus endémico entre los humanos.

“Todos estos coronavirus pasaron a los humanos a través de la zoonosis (la infección de animales al ser humano) y en su momento eran completamente nuevos”, recuerda Ira Longini, del Colegio de Medicina de la Universidad de Florida.

Todos estos coronavirus, al ser virus de ARN, son particularmente adecuados para saltar de animales a humanos, y una vez que logran una posición de transmisibilidad en las poblaciones humanas, pueden causar mucho daño.

Conforme avanzan las investigaciones de científicos de todo el mundo se van conociendo más aspectos de peligroso coronavirus SARS-CoV-2, pero por lo pronto debemos estar conscientes de que, a partir de ahora, será una enfermedad común más entre nosotros.

 

El coronavirus también puede infectar perros

Si bien el coronavirus nos llegó a través de un animal, ahora se sabe que también el ser humano puede infectar, a su vez, otros animales con el SARS-CoV-2, como es el caso de algunos domésticos.

Sin embargo, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature de esta semana, los perros también pueden ser contagiados por humanos enfermos de Covid-19. Afortunadamente, en el mejor amigo del ser humano, el coronavirus solo ocasiona síntomas leves, casi asintomáticos.

La investigación, encabezada por Malik Peiris, de la Universidad de Hong Kong, indica que 2 de 15 perros que fueron analizados provenientes de hogares con enfermos humanos confirmados de COVID-19, en Hong Kong, estaban infectados del nuevo virus.

Los científicos les hicieron las pruebas de reacción en cadena de polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR, por sus siglas en inglés) y en uno de ellos, un macho pomeriano de 17 años, le pudieron aislar secuencias del genoma viral de seis muestras distintas.

El otro perro infectado, un pastor alemán macho de 2 años y medio en buen estado de salud, se aislaron virus de cinco muestras obtenidas de hisopos nasales, orales y rectales.

Asimismo, les realizaron pruebas serológicas y encontraron que ambos perros tuvieron respuestas de anticuerpos, que les fueron detectadas usando la técnica de neutralización de reducción de placa.

Posteriormente, los investigadores compararon las secuencias genéticas virales obtenidas de los dos perros y las compararon con las muestras identificadas en sus respectivos humanos y las secuencias genéticas resultaros coincidentes, es decir, no hay duda de que los caninos fueron contagiados por sus respectivos humanos. Afortunadamente, los animales permanecieron prácticamente asintomáticos durante el tiempo que estuvieron aislados en cuarentena.

La evidencia científica sugiere que estos son casos de transmisión de SARS-CoV-2 de humano a animal. Aún no está claro si los perros infectados pueden transmitir el virus a otros animales o regresarlo a los humanos, y aunque la muestra de esta investigación es sumamente reducida (que requiere ser ampliada en estudios posteriores), estamos ante los primeros casos de COVID-19 en perros.

 

Comentarios y sugerencias: @abanav y abanav@gmail.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias