¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

El aguacate descifrado

De la tinta de Arturo Barba

Arturo Barba Viernes 9 De Agosto, 2019 · 07:36 am
El aguacate descifrado
El aguacate está cada vez más lejano de la canasta básica de los mexicanos, por su alto costo, pero cada vez más cerca de millones de personas en todo el mundo es muy popular y su consumo crece año con año

Más de 22 mil genes empaquetados en 24 cromosomas determinan el sabor cremoso, la textura aceitosa de su pulpa y las múltiples propiedades nutracéuticas (o medicinales) con que cuenta el aguacate, pero sin lugar a dudas lo que lo ha llevado a conquistar los paladares de millones de personas en todo el mundo es que se trata de uno de los más exquisitos ingredientes de la gastronomía mexicana.

Este fruto cada vez más lejano de la canasta básica de los mexicanos, por su alto costo, pero cada vez más cerca de millones de personas en todo el mundo es muy popular y su consumo crece año con año, por lo que se ha consolidado como uno de los productos más exitosos de la exportación agroalimentaria nacional, que en 2018 dejó una derrama económica de más de 2 mil 500 millones de pesos.

México abastece el 46% del mercado internacional de aguacate (Persea americana) y es el centro de su diversidad biológica con más de 20 especies y 400 variedades. Nuestro país exporta un millón de toneladas y su consumo interno es cercano a las 900 mil toneladas. Tan solo en el Super Bowl, en Estados Unidos, se consumen alrededor de 100 mil toneladas en una sola tarde.

El aguacate mexicano tiene más de 22 mil genes en 24 cromosomas. Foto: Tomada de Eurekalert.org.

De ahí la importancia de haber descifrado su genoma, es decir, de haber leído las secuencias de todos los genes que componen su ADN. Este logro fue producto del trabajo de un equipo internacional de 29 investigadores de 10 países encabezados por científicos mexicanos, quienes analizaron el componente biológico básico de cuatro especies de este fruto: la raza mexicana, la guatemalteca, la antillana y la variedad hass (que es híbrida y la más cultivada).

Llamado “aoacatl” por las culturas mesoamericanas, además de combinar perfectamente con todas las cocinas del planeta tiene propiedades nutricionales altamente beneficiosas, por ejemplo, su pulpa es una valiosa fuente de energía, proteínas y minerales; su aceite y sus hojas se usan en la medicina tradicional y en la cosmetología. Recientemente, se ha comprobado que el aguacate es el vegetal con más carnitina, un aminoácido que interviene en el metabolismo del músculo cardíaco, por lo que se emplea en el tratamiento de algunas cardiopatías.

De acuerdo con un artículo publicado esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (Actas de la Academia Nacional de Ciencias) de Estados Unidos –una de las de mayor impacto en el mundo–, el aguacate de raza mexicana tiene 22 mil 441 genes y la hass, 24 mil 616 genes, agrupados en 12 pares de cromosomas.

Los resultados de la secuencia proporcionan información para aprender sobre la función de los genes del aguacate y, mediante diversas técnicas de la ingeniería genética, desarrollar en un futuro los métodos que permitan elevar la productividad de los árboles de aguacate, mejorar su resistencia a enfermedades y generar frutos con nuevos y diferentes sabores y texturas.

Más de ocho años le tomó al equipo de investigadores de Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, México, Singapur y Suecia, encabezados por el mexicano Luis Herrera Estrella, del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN, Unidad Irapuato, descifrar este genoma que tiene un poco más genes que el ser humano (21 mil genes).

Una de las formas predilectas del consumo del aguacate es en guacamole (ahuacamolli) y la mayor parte del mercado internacional (90%) esta dominado por la variedad hass, un híbrido desarrollado en 1920. De acuerdo con los resultados de su desciframiento, esta variedad es un híbrido que contiene el 61% de su ADN heredado de la raza mexicana y un 39% de la guatemalteca.

Los investigadores también encontraron que a lo largo de su evolución los aguacates han aprovechado una clase de genes copiados o duplicados en tándem que producen productos químicos que les ayudan a evitar ataques de hongos; identificaron el gen EIN3, que inicia la maduración de la fruta; o el COMT1, que contribuye a la síntesis del derivado denominado fenilpropanoide, que en gran parte es responsable del sabor de la fruta de muchos cultivos de aguacate, particularmente de la raza mexicana.

Los cultivos de aguacates sufren el ataque de enfermedades ocasionadas por hongos, bacterias y virus, como la antracnosis, que afecta el tallo, la hoja y el fruto; pero los investigadores esperan llevar a cabo investigaciones más profundas con científicos de otras instituciones como la Universidad Autónoma de Chapingo, el INIFAP o el Colegio de Postgraduados para conocer y encontrar la manera de generar estrategias genéticas que permitan enfrentarlas y obtener variedades mejoradas utilizando técnicas que podrían incluir la edición genética o incluso la transgénesis.

Este logro científico mexicano e internacional se da a conocer una semana después de que un grupo de más de 140 investigadores de diversas instituciones del país en el campo de la biotecnología presentaran una carta al Presidente de México y a los secretarios de Salud, de Agricultura y de Medio Ambiente, para que se haga caso omiso a una iniciativa que pretende prohibir las investigaciones y el uso de Organismos Genéticamente Modificados (OGM); en contraparte, solicitaron que se fortalezca la ley de bioseguridad vigente, ya que existe el riesgo de rezagar o desmantelar proyectos de diversos sectores.

Los investigadores, entre los que se encuentran algunos de quienes secuenciaron el genoma del aguacate, piden que se establezcan mecanismos para una discusión abierta, plural y rigurosa que permita a nuestro país una justa valoración de evidencias y beneficios que las tecnologías y productos de la biotecnología moderna.

Luis Herrera Estrella destaca que la biotecnología beneficia a la sociedad mexicana dado que contribuye a una agricultura sostenible, y advirtió el riesgo de caer en un “primitivismo” al prohibir tecnologías en el campo de la biotecnología.

“El Presidente de México necesita escuchar a la comunidad científica y no quedarse solo con la versión pseudodemagógica de la directora general del Conacyt”, dijo Herrera, ya que la biotecnología puede ayudar a la agricultura y en el campo de la salud tiene un papel crucial, ya que la insulina que usan las personas con diabetes es hecha con transgénicos, así como otras vacunas.

El Presidente, mal informado en ciencia

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha sido mal informado en materia de ciencia. El pasado miércoles 7 de agosto, durante su conferencia mañanera declaró que el Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C. “era otro pegote que teníamos en la Presidencia”, sin embargo, el ente que tenía la misión de brindar asesoría era la Coordinación de Ciencia y Tecnología de la Presidencia de la República, que desapareció el 1 de diciembre del año pasado, a decisión suya.

Asimismo, aseguró que los científicos no conocen la realidad, que son “todólogos” y que “levitan” y “no van al campo”. Nada más lejano de la realidad. Esa visión refleja el profundo analfabetismo científico del Presidente, pero también lo mal que ha sido informado por quien, señaló, es su única asesora científica: la directora general del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla.

El Foro Consultivo fue el resultado de una demanda de la comunidad científica desde la década de los 90 y La Ley de Ciencia de 2002, vigente hasta ahora, establece su creación como órgano “autónomo” de consulta permanente del Poder Ejecutivo Federal, de legisladores y de algunos gobiernos estatales.

Si bien su funcionamiento dista de ser el ideal, desde hace 17 años representa la voz de diversos actores involucrados en el quehacer científico, ya que su mesa directiva está integrada por universidades públicas y privadas, grupos empresariales, organizaciones científicas, centros de investigación, academias e investigadores; de ahí su importancia: es un ente que contribuye a la discusión democrática de un sector estratégico para el desarrollo de nuestra nación.

Por ley, el Conacyt tiene que brindar los recursos necesarios para su funcionamiento, pero tal parece que se le quiere ahogar financieramente, ya que no le ha entregado el 50% de los 33 millones de pesos que requiere este año, una décima parte de lo que el gobierno de la 4T ha destinado al béisbol.

Más que su desaparición, el país necesita un Foro Consultivo renovado y fortalecido. Requiere incorporar a diversos actores, por ejemplo, a los representantes de secretarías de Estado que impulsan las actividades científicas del país (el Conacyt este año solo representa el 25% de la inversión pública en el sector) como las secretarías de Salud, Educación, Medio Ambiente, Agricultura, Comunicaciones y Transportes, Relaciones Exteriores, etc., así como a representantes de sectores sociales, entre otros.

Abundaré más al respecto en futuras colaboraciones, pero el Presidente de México no debería olvidar que el sector científico y tecnológico del país, ese que llama “fifí” y “sabelotodo”, lo apoyó en más de un 80% para llegar a la presidencia, con la esperanza del cambio.

Comentarios y sugerencias @abanav y abanav@gmail.com