¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

‘Dunkerque’: la mejor película de 2017 hasta ahora

De la tinta de Sergio Zurita

Sergio Zurita Viernes 28 De Julio, 2017 · 07:21 am
‘Dunkerque’: la mejor película de 2017 hasta ahora
Fotograma de Dunkerque

Hoy en día, no creo que haya ningún cineasta mejor que Christopher Nolan. “Dunkerque”, su más reciente película, es la cúspide de una carrera brillante, rigurosa, original y apasionada. Nolan está enamorado del cine y el cine le ha correspondido ese amor con una película de guerra, paradójicamente.

Según Peter Travers, crítico de la revista Rolling Stone, “Dunkerque” “podría ser la mejor película de guerra de todos los tiempos”; afirma que se trata de una obra maestra y concluye su reseña diciendo que “la carrera rumbo al Oscar ha iniciado oficialmente”.

No exagera. Es difícil imaginar una película que pueda superar a “Dunkerque” en los próximos seis meses. Pero no creo que sea la mejor película de guerra de todos tiempos, porque no es exactamente una película de guerra. “Es más bien una historia de supervivencia”, afirma Nolan en una entrevista con Joshua Levine, autor del libro “Voces olvidadas de Dunkerque”, una de las fuentes en que el cineasta se basó para escribir el guión de la película. Un guión de apenas 75 páginas, por cierto, ya que la cinta cuenta con muy pocos diálogos. Prácticamente todo está resuelto a través de imágenes, lo que da la sensación de estar viendo cine en su estado más puro.

Para cualquier británico, la palabra Dunkerque tiene una fuerte carga emocional. Se trata de un puerto en el norte de Francia donde, en mayo de 1940, los nazis tenían acorralados a casi medio millón de soldados franceses e ingleses. De ese medio millón, el primer ministro Winston Churchill esperaba rescatar únicamente a 30 mil hombres. Dunkerque está a unos 50 kilómetros de Inglaterra, al otro lado del Canal de la Mancha. Pero el rescate era muy complicado porque el ejército francés se había rendido, porque el agua no es lo suficientemente profunda como para que llegaran buques grandes a rescatar a los soldados, y porque la pinza nazi se cerraba cada vez más sobre ellos.

“Dunkerque” cuenta tres historias a través tres elementos: la tierra, el aire y el mar. La historia de tierra transcurre en una semana y es la de los soldados en la playa de Dunkerque. La segunda es la historia del mar y dura un día en el que un hombre (el gran actor Mark Rylance) cruza el Canal hacia Dunkerque para apoyar a las tropas, como hicieron muchos ciudadanos británicos en esos días.

La tercera historia, protagonizada por Tom Hardy, es la historia del aire y dura una hora. Hardy interpreta al piloto de un Spitfire (uno de aquellos espectaculares aviones  con motor de Rolls Royce que se fabricaron en la Segunda Guerra Mundial).

En algún momento, las tres historias se unen en una hermosa trenza de tiempo (el tema clave de todas las películas de Nolan) y el destino de todos los personajes de la película es inevitable y, al mismo tiempo, sorprendente.

Por cierto, en esta reseña he mencionado a los nazis, pero en la película jamás se dice esa palabra. El enemigo se hace sentir a través de sus embates, pero es un enemigo invisible, una especie de ángel exterminador que, por momentos, hace de “Dunkerque” una gran película de suspenso (lo que no se ve da más miedo -Hitchcock siempre lo supo, Spielberg lo demostró en “Tiburón” y Nolan lo transforma en una pesadilla sublime en “Dunkerque”.

En la obra “3 Días en Mayo”, que actualmente se presenta en el teatro Milán y donde interpreto a Winston Churchill, el excéntrico Primer Ministro afirma en un discurso que “se dirá que esta derrota en el norte de Francia es la peor que hemos sufrido en siglos… Pero nuestros hombres encontrarán el camino de regreso al Canal de la Mancha, y algunos de ellos volverán con vida”.

En un discurso posterior, Churchill afirmó al respecto de la evacuación de Dunkerque que había “victoria en la derrota”. 

En la bellísima película de Christopher Nolan, si algo queda claro es que salvar una vida es salvar al mundo entero, incluso si esa vida es la de uno mismo.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias