¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Disminuyen conexiones fluviales en ríos del planeta

De la tinta de Arturo Barba

Arturo Barba Viernes 10 De Mayo, 2019 · 07:44 am
Disminuyen conexiones fluviales en ríos del planeta
Los ríos de flujo libre (RFL) son el sustento de ecosistemas diversos, complejos y dinámicos en todo el mundo que proporcionan importantes servicios económicos para el ser humano, alimentos y agua, además de que son la base de las actividades agrícolas.

México ya no tiene ningún gran río de más de mil kilómetros de extensión que fluya libremente; de hecho, en el mundo entero solo el 37% de los ríos mayores a esa longitud fluyen de manera libre y prácticamente todos ellos se encuentran en las regiones remotas del Amazonas, el Ártico y el Congo.

De acuerdo con un artículo publicado en la revista Nature de esta semana en el que participan más de 30 científicos de 15 países, la actividad humana ha interrumpido la conectividad natural de los ríos, lo que amenaza los ecosistemas y los servicios ambientales que proporcionan.

Los ríos de flujo libre (RFL) son el sustento de ecosistemas diversos, complejos y dinámicos en todo el mundo que proporcionan importantes servicios económicos para el ser humano, alimentos y agua, además de que son la base de las actividades agrícolas.

Los grandes ríos del planeta son vitales para la biodiversidad del planeta. Son como su sangre vital, pero más del 60% de ellos ya no fluyen libremente por las modificaciones que ha realizado el ser humano.

Se ha perdido la conectividad de los grandes ríos en los últimos años por el desarrollo de infraestructura como presas, embalses y diques, que fragmentan y regulan el cauce fluvial, lo cual amenaza los procesos de los ecosistemas y la biodiversidad.

Günther Grill, de la Universidad McGill, Canadá, y sus colegas, entre ellos el mexicano Sergio Salinas Rodríguez, del Fondo Mundial para la Naturaleza en México (WWF, por sus siglas en inglés), desarrollaron un nuevo método para evaluar exhaustivamente la conectividad de los ríos, con el que evaluaron 12 millones de kilómetros de cuerpos de agua en todo el mundo.

Registraron que son aún menos los grandes ríos que fluyen ininterrumpidamente al océano, con el 23%. En el resto, el ser humano ha alterado su conectividad natural de múltiples maneras como la construcción de 2 millones 800 mil represas, entre ellas 60 mil grandes, en todo el mundo  y otras 3 mil 700 están en planes de construcción.

Con imágenes satelitales de alta resolución y datos disponibles de cada cuenca hidrológica los investigadores analizaron el flujo de agua en 12 millones de kilómetros de ríos en todo el mundo.

La alteración de la conectividad natural de los ríos afecta el intercambio de agua, nutrientes y sedimentos, lo cual daña diversas especies de fauna en los deltas, estuarios y el océano; afecta la disponibilidad de especies en las pesquerías, y aumenta el riesgo de inundaciones al disminuir el transporte de sedimentos.

Los científicos utilizaron imágenes satelitales de alta resolución, así como otros datos disponibles de cada cuenca hidrológica, lo que permitió analizar los flujos de manera detallada.

Los ríos de todo el planeta forman una compleja red con enlaces vitales para la superficie de la Tierra, el agua subterránea y para la atmósfera. Son como la sangre vital del planeta. Las afectaciones de estos ríos impacta la biodiversidad de los sistemas de agua dulce, donde se ha registrado una disminución del 83% de todos los vertebrados durante el último medio siglo.

Derecho a los beneficios de la ciencia y la tecnología

Ayer, el pleno de la Cámara de Senadores aprobó con 97 votos a favor, 20 en contra y 3 abstenciones, el decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de los artículos 3ro, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia educativa, iniciativa que fue enviada por la Cámara de Diputados.

Con mayoría calificada, los senadores aprobaron las modificaciones al artículo 3ro constitucional, que establece el derecho de todo mexicano a disfrutar de los avances científicos y tecnológicos. Foto: Senado de la República

Con una redacción imprecisa, en su fracción V, establece lo siguiente: “Toda persona tiene derecho a gozar de los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica. El Estado apoyará la investigación e innovación científica, humanística y tecnológica, y garantizará el acceso abierto a la información que derive de ella, para lo cual deberá proveer recursos y estímulos suficientes, conforme a las bases de coordinación, vinculación y participación que establezcan las leyes en la materia; además alentará el fortalecimiento y difusión de nuestra cultura”.

Asimismo, se ordena al Congreso de la Unión expedir las Leyes Generales en materia de Educación Superior y de Ciencia, Tecnología e Innovación a más tardar en el año 2020.

Todos los mexicanos sabemos que este es en un país de leyes, pero escritas y que nadie cumple ni aplica, principalmente el propio gobierno. Ejemplo de ello es que desde hace 17 años en la ley de Ciencia, Tecnología e Innovación, vigente desde entonces, se establece la obligación del Estado Mexicano a invertir, cuando menos, el 1% del Producto Interno Bruto en estos sectores. Mandamiento que no han cumplido los tres poderes ejecutivos anteriores ni el actual; tampoco 7 legislaturas de diputados ni 4 de senadores.

Suena bien la ley, pero me temo que se restringirá a un asunto meramente aspiracional que ninguno de los tres poderes del Estado mexicano estará dispuesto a cumplir, aunque la sociedad se los demande. A menos que demuestren lo contrario.

Comentarios y sugerencias: @abanav y abanav@gmail.com