enero 18, 2022
Radio
Webcam
Buscar
columnas

Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. El rol de la comunidad internacional

Familias palestinas se enfrentan a un juicio mediante el cual grupos de colonos israelíes quieren desalojar a las familias para instalarse en sus casas.

Jeziret Gallardo
Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. El rol de la comunidad internacional
El 29 de noviembre se celebró el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino / EFE

El 29 de noviembre se celebró el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino y, en el marco de esta fecha conmemorativa hacemos una revisión del papel que ha jugado y sigue jugando la comunidad internacional en el conflicto palestino-israelí, así como las deudas que aún tenemos con el pueblo palestino

Fotografía. En la ciudad palestina de Al-Khalil (Hebrón) se ve la bandera palestina en la puerta de un comercio / Jeziret Gallardo, 2012

Recordando que este año México fue invitado a ocupar un lugar en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), fue turno del embajador Juan Ramón de la Fuente, como presidente del Consejo de Seguridad, a quien le correspondió efectuar un posicionamiento en la Reunión Conmemorativa del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino que se celebra desde 1977.

Si bien los avances en el tema no son los deseados, cada año en esta fecha se busca dar visibilidad a una causa con la que todavía tenemos una gran deuda, sin embargo, parecía que el 29 de noviembre, pero del año 2012 habría finalmente un avance favorable para el pueblo palestino. Ese día la ONU publicó una noticia en cuyo encabezado se leía: “Asamblea General acepta a Palestina como Estado observador no miembro de la ONU”.

En la resolución se puede constatar que la discusión fue acalorada entre aquellos que consideraban necesario dar este paso para estar un poco más cerca del reconocimiento pleno de Palestina como un Estado soberano e independiente y entre aquellos que aseveraban que esto no resolvía ningún problema y que, por el contrario, lo agravaba. Aun así, fueron 128 las naciones que votaron a favor de la incorporación del Estado palestino, 41 quienes se abstuvieron de emitir su voto y nueve quienes votaron en contra.

Esta noticia dio esperanza al pueblo palestino quien por décadas ha vivido bajo ocupación y ha sido despojada de su territorio, de su identidad y de sus derechos. En aquel año el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, señaló que fue también la Asamblea General quien con la resolución 181 del 29 de noviembre de 1947 dio pie a la creación de Israel como Estado nación sobre el territorio palestino con lo que perdieron más de la mitad de su territorio.

En la resolución del 2012, varias naciones se pronunciaron a favor de poner fin a la ocupación israelí que inició en 1967 y tenían la intención de impulsar ante el Consejo de Seguridad la solicitud de que Palestina fuese admitida en la ONU como Estado de pleno derecho. Sin embargo, por más buenas intenciones que tengan las naciones, cuando una nación que tiene derecho a veto dice que no, es no.

Ayer, entre las actividades de la ONU para conmemorar este Día de Solidaridad, el activista y poeta palestino Mohammed El-Kurd, dio un discurso frente a la comunidad internacional en el que señaló que está “cansado de reportar las mismas brutalidades cada día y de intentar describir de formas distintas lo obvio”, también señaló que su pueblo merece justicia y liberación y pidió que se pusiera fin al apoyo internacional que se le da a la ocupación israelí.

El-Kurd ha vivido en carne propia el despojo, la violencia y la injusticia, hace tan solo unos meses fue detenido por resistirse a abandonar su hogar en Sheikh Jarrah en Jerusalén Este y tanto él como otras familias palestinas se enfrenta a un juicio mediante el cual grupos de colonos israelíes quieren desalojar a las familias para instalarse en sus casas.

Y es que resulta paradójico que, por ejemplo, Estados Unidos sea quien patrocina el proceso de paz entre Palestina e Israel, pero también haya sido una de las nueve naciones que en 2012 votaron en contra de la resolución de la Asamblea General o quien entre los años de 1946 y 2021 ha dado más de 146 billones de dólares en ayuda militar a Israel.

También es cierto que tanto el gobierno israelí como el palestino tienen sus propias deficiencias que han provocado que en lugar de servir como vehículos para llegar a una solución, se conviertan en obstáculos para la paz y, ante la falta de confianza entre los gobiernos, resulta casi imposible llevar a cabo negociaciones bilaterales.

Es justamente por esta razón por la que la comunidad internacional juega un papel tan importante, pero mientras Estados Unidos siga ostentando el monopolio sobre el proceso de paz y el derecho a veto en el Consejo de Seguridad, difícilmente el resto de las naciones pueden hacer algo para contravenir las decisiones de la nación norteamericana quien se inclina notoriamente por su socio y aliado en Medio Oriente. Como bien mencionó Juan Ramón de la Fuente el año pasado, el ejercicio del veto pone en entredicho la igualdad soberana que debe prevalecer entre los países de la organización.

Finalmente, pareciera que los Días Internacionales además de ser hechos para poner el foco en un tema y dar oportunidad para sensibilizar al público en general sobre éstos, son también fechas para recordar las promesas sin cumplir. Aun queda un largo camino para enmendar nuestra deuda con una cantidad considerable de causas humanas en todo el mundo, una de ellas: la causa palestina.

Instagram @jeziret.gallardo

Twitter @JeziretGallardo

sgeo.jeziret@gmail.com 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias