diciembre 07, 2021
Radio
Webcam
Buscar
columnas

Día de gracias – risas y lágrimas

Esperemos que este jueves 25 de noviembre, Día de Acción Gracias recordemos que un grupo de ingleses dio gracias a los indios piel roja por haberles ayudado a sobrevivir.

Mina Magallón
Día de gracias – risas y lágrimas
Día de gracias

El cuarto jueves del mes de noviembre en todo Estados Unidos se celebra el Día de Acción de Gracias comiendo un gran pavo en familia para recordar que, en 1620, un grupo de 102 ingleses, conocidos como “los puritanos”, a bordo de una pequeña nave de nombre Mayflower (flor de mayo), desembarcaron en Plymouth (hoy Massachusetts) después de 66 días cruzando el atlántico en las condiciones más precarias que nadie pudiera hoy imaginar. En el primer año, la mitad del grupo de puritanos murió a causa del frío, hambre y enfermedades.

Pero no se enseña en las escuelas y poca gente conoce la verdadera historia de los acontecimientos ocurridos en los pueblos indios pieles rojas en 1620 a la llegada de los puritanos. No entendemos la razón del por qué no se menciona y poco se conoce, pero, hoy en día con el COVID, es importante conocer que no hay nada nuevo bajo el sol. Es importante conocer el por qué del pasado para entender el presente.

Los historiadores describen que para 1620 la gran mayoría de los pueblos de indios pieles rojas desde Maine hasta Massachusetts habían muerto, pero no a mano de los ingleses, sino que habían muerto a causa de la viruela. En 1634, el gobernador de la colonia de Massachusetts, John Winthrop, escribía: “Por lo que se refiere a los nativos, casi todos ellos han muerto de viruela, de este modo el Señor Dios nos ha dejado claro que tenemos derecho a poseer la tierra que ya ocupamos”. La extinción de los habitantes en Massachusetts por la viruela fue considerada por los puritanos como un signo divino de que el Señor les estaba esperando para entregarles la Tierra prometida.

Existen registros navales que en 1504 un barco de exploradores franceses se encontraba pescando en las costas de Massachusetts y también hay registros en los archivos navales en Inglaterra que para 1519 más de cien barcos habían cruzado de Londres a las costas de Massachusetts y que también hubo un barco crucero donde europeos salieron de Londres rumbo al nuevo mundo en un viaje turístico sin la mínima intención de quedarse como colonizadores. Se estima que estos barcos trajeron consigo a las costas del nuevo mundo no solo la viruela, sino también la tuberculosis, cholera, tifoidea y, como si no fuera poco, también existen evidencias que trajeron la plaga bubónica. Todas estas nuevas epidemias exterminaron a pueblos enteros, hasta el punto que en 1615 el 95% de la población nativa ya había perecido. Las ruinas que dejaron estos padecimientos fueron escritas con mucho detalle por el inglés Thomas Morton en su libro El nuevo Gólgota publicado en 1637 en el que describe con mucho detalle lo que encontró a su llegada a las costas de Massachusetts en 1620. Narra cómo la costa, los campos, y los pueblos estaban completamente abandonados.  Solo se veían algunos esqueletos. Ni un solo vivo quedaba que pudiera haber sepultado a los muertos.

  • Foto: New English Canaan, or, New Canaan (1637)

Los pocos sobrevivientes de la tribu de indios Wampanoag, marginados durante mucho tiempo y mal representados en la historia estadounidense, están preparando ahora varios eventos que recuerdan el 400 aniversario del Día de Acción de Gracias entre los puritanos y los indios pieles rojas. Igualmente, un grupo de activistas de indios nativos americanos están exigiendo el remover todas las estatuas de Cristóbal Colón y están presionado para transformar la festividad y en lugar de dar gracias se reconozca la brutalidad que han venido sufriendo los pueblos indígenas hasta el día de hoy. Para los Wampanoag, y muchos otros indios americanos, el cuarto jueves de noviembre se considera un día de luto, no un día de celebración.

En México tampoco se nos enseña en las escuelas que la causa principal de la destrucción de la población indígena fueron las epidemias que trajeron los nuevos pobladores y no fue Hernán Cortes y sus conquistadores los que decimaron a poblaciones enteras. La extraordinaria facilidad de las conquistas españolas y el éxito con que unos pocos centenares de hombres conquistaron el control de millones de personas no pudiera entenderse sobre ninguna otra base más que la devastación de pueblos enteros que causó la epidemia de viruela con la llegada de los conquistadores.

  • Foto: Public Domain

En México, el 12 de octubre, nuestras autoridades ahora prefieren hablar del “Día de la Nación Pluricultural” y ya no se celebra a Cristóbal Colón. Hace un año se retiró la estatua del almirante genovés y seguro muy pronto quedará en el olvido el Día de la Raza. (Qué ironía el nombre festivo con que se bautizó).

Esperemos que este jueves 25 de noviembre, Día de Acción Gracias recordemos que un grupo de ingleses dio gracias a los indios piel roja por haberles ayudado a sobrevivir, ya que sin su apoyo nunca hubieran podido hacerlo. Demos nosotros también las gracias en este día a todas las personas que en este año tan difícil nos han ayudado a sobrevivir el COVID y tratemos de leer la historia para conocer el pasado y entender el presente para que no tan fácil nos cuenten historias de Don Ditirambo Farfulla el villano en los cuentos de Cri-Cri el grillito cantor.

Correo:  mgmagallon@aol.com

Twitter: @MinaMagallon

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias