Link Copiado

(Des) Encuentro Social

Arturo Espinosa Silis 6/Mar/19 10:04
(Des) Encuentro Social
El PES obtuvo 2.7% en la presidencial, 2.4% en la de diputados y 2.3% en la de senadores; mientras que Nueva Alianza obtuvo 0.99%, 2.4% y 2.3%, respectivamente.

De la tinta de Arturo Espinosa Silis

En su momento, tanto el Partido Encuentro Social (PES) como Nueva Alianza impugnaron la declaratoria de pérdida de registro que emitió el Instituto Nacional Electoral en virtud de que ninguno de estos partidos obtuvo los votos suficientes para conservar su registro como partido político nacional.

La regla constitucional es muy clara al respecto: si un partido político no obtiene al menos 3% de la votación válida emitida en cualquiera de las elecciones federales (diputaciones, senadurías o presidencial), perderá su registro. El PES obtuvo 2.7% en la presidencial, 2.4% en la de diputados y 2.3% en la de senadores; mientras que Nueva Alianza obtuvo 0.99%, 2.4% y 2.3%, respectivamente.

Sobre estas impugnaciones, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó la pérdida de registro de Nueva Alianza como partido político nacional en noviembre de 2018. Sin embargo, a la fecha todavía no se ha pronunciado sobre el caso del PES. Hace un par de semanas diversos medios de comunicación señalaron que la Sala Superior del TEPJF en los próximos días resolvería la impugnación del PES.

Según lo reportado, la propuesta del magistrado ponente, Felipe de la Mata, es en el sentido de revocar la declaratoria de pérdida de registro, bajo el argumento de que aunque el PES no alcanzó la votación mínima requerida para conservar su registro, por la vía de mayoría relativa obtuvo un número de legisladores y legisladoras suficiente en el Congreso de la Unión que no sólo representan más del 3% de su integración, sino que además son más de los que tienen otras fuerzas políticas que sí conservaron su registro político.

Llama la atención el contraste entre la actuación de los magistrados en dos casos de gran relevancia política y mediática, pues mientras en el caso de Puebla el magistrado ponente de aquel asunto, por motu propio, decidió hacer público el proyecto de sentencia; en éste, el proyecto de sentencia aunque se filtró a la prensa, oficialmente no se ha hecho público.

A reserva de los términos en que se presente la versión definitiva del proyecto y lo que decidan en Pleno las dos magistradas y cinco magistrados que integran la Sala Superior del TEPJF, me parece que vale la pena destacar tres aspectos muy relevantes de este asunto:

1. En la coalición “Juntos Haremos Historia” el voto popular no fue para el PES, fue para Morena, los triunfos obtenidos por las candidaturas postuladas por el PES se debieron a que las y los electores marcaron el emblema de Morena –y algunos rostros muy visibles de este último partido, aun si iban postulados por el PES–, y al ir en coalición el beneficio fue para estas candidaturas.

Vale la pena recordar que uno de los aspectos centrales de la reforma constitucional y legal de 2007-2008 fue evitar que hubiera transferencia de votos entre partidos políticos coaligados. Es por ello que actualmente los emblemas de los partidos políticos que integran alguna coalición electoral aparecen de manera individual y no en conjunto en las boletas electorales.

2. Lo que se resuelva sobre el PES impactará directamente en las elecciones locales de 2019, pues si se confirma la pérdida de registro del PES, éste ya no estará en tiempo de solicitar su registro como partido político local en aquellas entidades en las que hubiera obtenido el porcentaje mínimo de votación para ser partido político local. Por el contrario, si se revoca la pérdida de registro, ya tiene los tiempos muy justos para postular candidaturas en algunas entidades en las que incluso ya concluyeron las precampañas.

3. Éste será el último gran caso que resuelva el TEPJF relacionado con las elecciones de 2018. De aprobarse la propuesta de revocar la pérdida de registro del PES, ésta se uniría a una importante lista de sentencias polémicas y cuestionables que se emitieron en los procesos electorales 2017-2018, entre las que destacan: la revocación de los lineamientos denominados “cancha pareja”; la inclusión del “Bronco” en la boleta electoral como candidato a la Presidencia; el caso de fiscalización de la campaña del senador Samuel García y la playera de los Tigres; el fideicomiso de Morena; la nulidad de la elección de Monterrey y la de validez de la elección de la alcaldía de Coyoacán.

@EspinosaSilis