¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

De Hawai a Groelandia

De la tinta de Héctor Zagal

Domingo 25 De Agosto, 2019 · 08:57 am
De Hawai a Groelandia
La semana pasada “The Wall Street Journal” publicó una nota en la que aseguraba que Trump pretendía comprar Groenlandia / Foto Ilustrativa

La semana pasada “The Wall Street Journal” publicó una nota en la que aseguraba que Trump pretendía comprar Groenlandia, que depende de Dinamarca. El gobierno danés destacó lo absurdo de la idea y se negó. “Groelandia es de Greolandia, no un territorio en venta”, fue el tono de la respuesta. Trump hizo berrinche y canceló un viaje a Copenhague, previsto para septiembre. Y de paso se hizo el ofendido por el tonito con el que la Primera Ministra danesa le respondió. Como quién dice, el único autorizado para hacer majaderías es él.  Según el “The Washington Post”, funcionarios de la Casa Blanca confirmaron que ya se había discutido la posibilidad de ofrecer a Dinamarca un acuerdo económico.

Donald Trump/ Presidente de EEUU 

Si bien a la primera ministra de Dinamarca, Mette Fredriksen, puede parecerle una oferta disparatada, lo cierto es que Trump no está haciendo más que seguir la vieja tradición estadounidense de adquisición de tierras y naciones. El actual territorio de Estados Unidos se consiguió por medio de compras y alguna que otra “manita de puerco”.

Sin ir muy lejos, Dinamarca le vendió las Indias Occidentales Danesas a Estados Unidos en 1917. Después de esto fueron rebautizadas como Islas Vírgenes. En 1946, los daneses ya habían rechazado una oferta similar del entonces presidente Harry S. Truman. Ya saben, hay gobiernos caprichosos y aferrados. ¿O quizá se debe a la riqueza del subsuelo de Groelandia?

Vamos más atrás. Siendo primer cónsul, Napoleón Bonaparte vendió la Luisiana francesa al entonces presidente de Estados Unidos, Thomas Jefferson, en 1803. Fue un territorio inmenso.

La Florida tuvo la misma suerte. En 1821, España y Estados Unidos concluyeron la compraventa de este territorio. Claro que de por medio  hubo balazos. Los estadounidenses ya habían invadido buena parte del territorio. En el ínter, hubo una República de Florida Occidental fundada, lógicamente, por estadounidenses que habían entrado ilegalmente a la región. Los pueblos originarios perdieron mucho. Los estadounidenses les arrebataron a estos pueblos lo poco que la Corona española les había dejado.

Pero quienes se llevaron la peor parte fueron los esclavos negros y sus descendientes que habían huido de Georgia y Carolina a la Florida española. Algunos de ellos se habían asentado en torno a poblaciones nativas, y se les conoce como “seminolas negros”. Con la llegada de los estadounidenses, volvieron a ser cazados como esclavos fugitivos. El genocidio estadounidense en la Florida española es escandaloso. Ignoro porqué se habla tan poco de él.

Washington intentó comprarle Texas a México; pero nuestro país se negó. Los migrantes estadounidenses que entraron ilegalmente a México declararon su independencia (¡ahora nos acusan de invadir sus tierras!). Los migrantes estadounidenses en Texas se quejaban, entre otras cosas, de que el gobierno mexicano prohibía la esclavitud. Después vendría el conflicto de Texas (1835-1836), que llevaría a la pérdida de la mitad del territorio mexicano después de la guerra con Estados Unidos, de 1846 a 1848.

Y en 1854, digamos que a México no le quedó de otra y terminó vendiendo el territorio de La Mesilla, un pedacito que no habían podido quedarse los estadounidenses tras la derrota mexicana en la guerra. Por su parte, el Imperio ruso firmó la venta de Alaska en 1867; pero ya sabemos que los zares no eran muy duchos para los negocios.

Y la lista no termina ahí. En 1898, Estados Unidos le declaró la guerra a la decadente España. Madrid perdió Cuba, Guam, Filipinas y Puerto Rico. Los cubanos pensaron ingenuamente que Estados Unidos les iban a dar la libertad. Pasaron de Madrid a Washington. ¿Y Puerto Rico? Hoy no forma parte de Estados Unidos como un estado con pleno derecho, sino como un estado libre asociado. ¿Se acuerdan de los desplantes de Trump sobre Puerto Rico?

El 1898 tampoco fue bueno para Hawai. Estados Unidos se lo anexó ese año. Previamente, en 1893, los terratenientes estadounidenses habían derrocado a la reina de Hawai para “defender” la democracia. Oficialmente se convirtió en el quincuagésimo estado en 1959. En el caso de Hawai, el Congreso de EU pidió perdón por la anexión hace algunos años.

Conociendo a nuestros vecinos, no me extrañaría que Groelandia acabará siendo el Puerto Rico nevado del Tío Sam. ¿Ustedes que preferían? ¿Dinamarca o Estados Unidos?

Sapere aude! ¡Atrévete a saber!

@hzagal