¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

De Chef a Chef, hay su zona postal

El presidente de EU, Joe Biden, ha dejado en claro que su política estará centrada en renovar la infraestructura, del tema habla Mina Magallón.

Mina Magallón Martes 27 De Abril, 2021 · 07:10 am
De Chef a Chef, hay su zona postal
Joe Biden, presidente de EU, dio a conocer su iniciativa para crear empleos modernizando la infraestructura del país / Foto: EFE

El 31 de marzo de 2021, el presidente Joe Biden dio a conocer su iniciativa para crear empleos modernizando la infraestructura con un costo de $2,3 billones de dólares (la unidad va seguida de doce ceros). Esta segunda billonaria y audaz propuesta legislativa de Biden está diseñada para reactivar la economía estadounidense requiriendo una inversión estratosférica si se compara con la última inversión que fue aprobada por Eisenhower en 1956 cuando se construyó el sistema nacional de carreteras. Biden asegura que se crearán millones de empleos renovando la infraestructura del país.

El mes pasado, cuándo se promulgó su primera propuesta legislativa importante que se convirtió en la Ley de Rescate Estadounidense por $1,9 billones de dólares (financiación para el alivio de Covid-19), Biden ha dejado en claro que su política estará centrada en renovar la infraestructura. Según se informa, Biden y los demócratas en el Senado acordaron que esta propuesta legislativa será la única que se presente, para que el Senado apruebe la nueva legislación bajo el proceso de reconciliación presupuestaria que solo requiere 51 votos en el Senado y no los 60 votos que normalmente se necesitan evitando el obstruccionismo de los republicanos “filibuster”. Esta propuesta será la única iniciativa que estaremos escuchando en las noticias se debate en el Congreso estadounidense.

Edificios en Macau, se ubican en la región autónoma de la costa sur de China / Foto: EFE

El primer componente importante de la iniciativa es que se presupuesta una inversión masiva de $621 mil millones de dólares para la infraestructura de transporte: carreteras, ferrocarriles y puentes, con un enfoque en la energía limpia, así como impulsar el mercado de vehículos eléctricos, que incluye la construcción de una red de 500,000 estaciones de carga para vehículos eléctricos.

El segundo componente propone colocar $650 mil millones de dólares para mejorar la calidad de la casa habitación, así como de los edificios escolares. Igualmente, el expandir la cobertura de Internet a las áreas rurales del país.

El tercer componente coloca $400 mil millones para mejorar el acceso a atención médica para las personas de la tercera edad y las personas con discapacidades.

Torre de telecomunicaciones de Cantón, conocida como Canton Tower, está ubicada en Guangzhou, China / EFE

El cuarto componente destina alrededor de $300 mil millones para inversiones en investigación, desarrollo y fabricación, incluido el apoyo para desarrollar nuevas tecnologías, como es el semiconductor o la llamada “chip”.

Los republicanos se oponen a la legislación propuesta por Biden argumentando que el costo que se presenta son cantidades que no alcanzan los ceros ni la imaginación. Igualmente objetan la interpretación de lo que Biden considera es infraestructura informando que se pudiera considerar un plan, pero mucho más limitado, digamos que costara $650 mil millones y no de $2.3 billones (la unidad va seguida de doce ceros) que presenta Biden.

A partir de 1992 a 2011, se estima que China gastó el 8,5% del PIB al año en inversiones en transporte e infraestructura social y digital. No es de extrañar que este período de expansión de la infraestructura coincidiera con el crecimiento de China y sentara las bases para el creciente poder económico de China.

Aeropuerto Internacional de Shenzhen-Bao’an en China / EFE

El plan de Biden está diseñado para acelerar el crecimiento e impulsar la economía estadounidense produciendo una década de desarrollo económico. El presidente Biden y los demócratas conocen de la necesidad de crear empleos invirtiendo en la infraestructura como primer paso, para que la economía arranque.

Quizás AMLO pueda ver claramente el beneficio que trajo a China el invertir en infraestructura social y digital y en transporte, de lo contrario seguiremos estancados. Apliquemos el modelo de China comunista llamado el “milagro económico” que logro sacar a más de 740 millones de personas de la pobreza. No hay tiempo que perder para preocuparnos si los médicos de hospitales privados no hacen la debida cola para la vacuna, o que los Centroamericanos obtengan visas de trabajo para poder entrar a EUA, o de ver quién es el verdadero candidato a gobernador a Guerrero, cuando la economía de nuestro país está pasando graves dificultades. Amen que se cambió la dirección de los parques eólicos para mitigar el calor en los estados donde más arrecia el calor.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias