¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Contrapesos silenciosos en el Congreso de la Unión

De la tinta de Arturo Espinosa Silis

Arturo Espinosa Silis Miércoles 18 De Diciembre, 2019 · 10:54 am
Contrapesos silenciosos en el Congreso de la Unión
La diputada presidenta de la Comisión indicó que la ciudadanía y el empresariado demandan decisiones distintas

La semana pasada concluyó el Primer Periodo Ordinario de Sesiones del segundo año de la actual legislatura del Congreso de la Unión, esto implica al menos para las diputadas y los diputados que no se reelijan, que ya ha transcurrido la mitad del periodo para el que fueron electos.

A partir del análisis de los datos disponibles se pueden señalar dos conclusiones: (i) existe una distorsión en la idea de lo que es el trabajo parlamentario, pues algunas legisladoras y legisladores parecieran creer que su labor consiste en presentar un gran número de iniciativas, aunque éstas nunca inicien el proceso legislativo o mucho menos lleguen a ser votadas en el Pleno de la cámara correspondiente; y (ii) aunque no sea tan evidente, el Senado ha sido un contrapeso discreto, pero efectivo, a la mayoría legislativa de Morena y sus aliados.

Según la revisión realizada en Strategia Electoral, en lo que va de la legislatura se han presentado 3 mil 314 iniciativas para crear o modificar alguna ley o la Constitución, de éstas solamente se han aprobado 221, es decir el 6.6 %. Si se desglosa por cada una de las cámaras, encontramos que en la de Diputados se han presentado 2 mil 182 iniciativas, de las cuales se han aprobado 204 –lo que equivale al 9.34 %–; y en la Cámara de Senadores, se han presentado mil 122 iniciativas –a pesar de contar con aproximadamente una cuarta parte de los integrantes de su colegisladora–, aunque únicamente se han aprobado 17, es decir el 1.51 %.

Por un lado, es evidente que las legisladoras y los legisladores no reparan en la presentación de iniciativas. Pareciera que, dado que la presentación de iniciativas es una acción que puede hacerse de manera individual, lo importante es presentar un gran número de éstas para así poder rendir cuentas favorables en cuanto al trabajo legislativo, cuando lo cierto es que de nada sirve la sola presentación si la mayoría de ellas ni siquiera llega a discutirse en comisiones, mucho menos en el Pleno de las cámaras.

Por otro lado, aunque pareciera que el Senado es menos «productivo» que la Cámara de Diputados, lo cierto es que éste se ha convertido en el contrapeso silencioso de la mayoría legislativa con la que cuenta Morena y sus aliados. Para ello, basta con ver que en este primer año y medio de la actual Legislatura únicamente se han aprobado 9 reformas constitucionales. Esto es relevante pues para modificar la Constitución se necesita una mayoría de dos terceras partes de las legisladoras y los legisladores, y aunque Morena sí cuenta con esta mayoría calificada en la Cámara de Diputados junto con sus aliados, en la de Senadores no la tiene.

Al final de cuentas, aunque el Congreso de la Unión en muchos temas ha atendido a la voluntad del Presidente de la República y de Morena, por la naturaleza de los temas y con la mayoría simple que tienen es suficiente −como ocurrió con el Presupuesto de Egresos de la Federación−; en un análisis más detallado del trabajo legislativo es posible advertir que para asuntos estratégicos como han sido la Guardia Nacional o la revocación de mandato, que a pesar de que han sido aprobados, el papel del Senado fue fundamental para acotar el alcance original estas reformas, de manera que podríamos decir que ha jugado de manera silenciosa como un contrapeso no solo al Ejecutivo, sino también de la llamada «aplanadora legislativa» de Morena.

@EspinosaSilis

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias