¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

¡Como anillo al dedo!

De la tinta de Mina Magallón.

Mina Magallón Martes 24 De Noviembre, 2020 · 07:00 am
¡Como anillo al dedo!
La historia que se conoce, pero que no se platica, es que los primeros pobladores ingleses mataron a todas las tribus de indios pieles rojas para apropiarse de sus tierras / Ilustrativa

Todos los niños en las escuelas en los Estados Unidos aprenden que en 1620 los primeros pobladores de la colonia de Plymouth (hoy Massachusetts) invitaron a sus vecinos indios pieles rojas de la tribu de los Wampanoag a celebrar su primera cosecha después de haber pasado un año lleno de penurias.  La historia que se conoce, pero que no se platica, es que los primeros pobladores ingleses mataron a todas las tribus de indios pieles rojas para apropiarse de sus tierras.

 

 

La verdadera historia, conocida por los historiadores y estudiosos de la materia, es que para 1620 la gran mayoría de los pueblos de indios pieles rojas desde Maine hasta Massachusetts habían muerto, pero no a mano de los ingleses, sino que habían muerto a causa de la viruela.  En 1634, el gobernador de la colonia de Massachusetts, John Winthrop, escribía: “Por lo que se refiere a los nativos, casi todos ellos han muerto de viruela, de este modo el Señor Dios nos ha dejado claro que tenemos derecho a poseer la tierra que ya ocupamos”.  J. Winthrop, por ser puritano, salió huyendo de Inglaterra buscando crear en el Nuevo Mundo una sociedad ideal por su pureza, religión y costumbres.  Los puritanos llegaron como muchos otros protestantes de esa época con su Biblia en la mano y se creyeron herederos del pueblo de Israel.  Y, como los israelitas salidos de la esclavitud y la servidumbre moral y religiosa de los faraones en Egipto, creyeron que Dios les había prometido una Tierra que les entregaría.  La extinción de los habitantes en Massachusetts por la viruela fue considerada por los puritanos como un signo divino de que el Señor les estaba esperando para entregarles la Tierra prometida.

Existen registros navales que en 1504 un barco de exploradores franceses se encontraba pescando en las costas de Massachusetts y también hay registros en los archivos navales en Inglaterra que para 1519 más de cien barcos habían cruzado de Londres a las costas de Massachusetts y que también hubo un barco crucero donde europeos salieron de Londres rumbo al nuevo mundo en un viaje turístico sin la mínima intención de quedarse como colonizadores.  Se estima que estos barcos trajeron consigo a las costas del nuevo mundo no solo la viruela, sino también la tuberculosis, cholera, tifoidea y, como si no fuera poco, también existen evidencias que trajeron la plaga bubónica.  Todas estas nuevas epidemias exterminaron a pueblos enteros, hasta el punto que en 1615 el 95% de la población nativa ya había perecido.  Las ruinas que dejaron estos padecimientos fueron escritas con mucho detalle por el inglés Thomas Morton en su libro “El nuevo Gólgota” publicado en 1637 en el que describe con mucho detalle lo que encontró a su llegada a las costas de Massachusetts en 1620 narra como la costa, los campos, los pueblos estaban completamente abandonados y solo se veían algunos esqueletos, ni un solo vivo quedaba que pudiera haber sepultado a los muertos.  Thomas Morton fue uno de los primeros ingleses que denuncia al gobierno puritano de las colonias inglesas por sus duras costumbres.  Recordemos que los puritanos quemaban a cualquiera que se opusiera al grupo de poder.  Publicado en tres volúmenes el libro de Thomas Morton fue prohibido por los puritanos.

El cuarto jueves del mes de noviembre en EEUU se celebra el día de Acción de Gracias comiendo un gran pavo en familia, viendo todos los juegos de futbol americano en la televisión y yendo de compras preparándose para la navidad.  Pero este año creemos que, al igual que Thomas Morton en 1620, estaremos viendo en la televisión las desgracias a causa del Covid y comeremos un pavo sin la familia, sin futbol americano y sin ir de compras.

 

 

La pregunta forzosa es:  ¿En México estaremos verdaderamente conscientes de lo que hoy nos está tocando vivir? ¿O de alguna manera nos dejaremos ir por aprovechar las rebajas y ofertas de fin de año para preparar  la navidad, cenas de fin de año, intercambio de regalos, y seguir velando a nuestros semejantes?

Correo:  mgmagallon@aol.com

Twitter:  @MinaMagallon

Facebook:  Mina Magallon

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias