¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Cerati, 5 años sin vos

De la tinta de Jennifer Ramírez.

Miércoles 4 De Septiembre, 2019 · 11:32 am
Cerati, 5 años sin vos
Gustavo Cerati, murió en el año 2014 tras haber estado en coma / Foto especial

En contra de la corrección de la escritura exigible a cualquier texto publicable en prensa, escribo ahora en primera persona. La última vez que vi a Cerati en un concierto, fue en concierto en el Forum Imperial de Acapulco. Viajé del DF al Puerto sólo a eso. Alcancé por primera vez un boleto para la primera fila de un concierto, nunca había estado en la primera fila de ninguno y estaba realmente emocionada de poder vivirlo tan cerca.

Decenas de veces esa noche tuve a Cerati de enfrente, en algunas hasta a menos de 30 centímetros de distancia, con posibilidad de decirle lo que fuera, llamar su atención, e incluso, tocarlo. En un momento casi mágico, se posó en cuclillas a menos de medio metro; un regalo inmejorable para las cámaras de quienes estábamos en esa primera fila; lo envolvía una atmósfera azulada creada por las luces y la oscuridad del recinto; momento que quedaría inmortalizado en una fotografía que luce en un marco en medio de mi recámara y que he publicado hasta el cansancio en mis redes sociales, no por espectacular, si no por el recuerdo de ese especial momento.

En uno de sus embelesantes solos de guitarra y parado en el borde del escenario, pude ver con detenimiento desmesurado sus dedos pisando frenéticamente las cuerdas de la guitarra, tuve posibilidad de darle la mano, tocar cualquier parte de su cuerpo, toda su humanidad estaba frente a mí, a tan pocos centímetros; pero el gran respeto que le profesan sus fans entre los cuales me cuento sin dudas, lo impidió. Siempre quise ser respetuosa de su espacio vital y no molestar, estorbar lo menos para dejarlo tocar como a él le gustaba, dejándose ir sin distracciones.

A últimas, así de cerca resolví sólo decirle: “you’re my hero and aren’t just for one day”, parafraseando “Heros” de David Bowie, en consonancia con los acordes del británico que frecuentemente inmiscuía Gustavo durante el alargue del solo final de la canción “Paseo Inmoral” del argentino, a veces era “Jean Jenie”, a veces “Rebel, Rebel” de Bowie.

Eso era, es y será para mí, un súper héroe en el escenario, y finalmente lo es, el héroe, el ídolo de toda Latinoamérica que siempre lo mantendrá en un lugar preferente, en una zona VIP donde sólo los grandes permanecen y a la que entró desde hace años. La América Latina que le llorará por muchos años más celebra que su música al fin sea reconocida como lo que siempre fue para sus millones de seguidores, una influencia innegable para generaciones de músicos en todo el continente, un referente y marcador de tendencias, una innovación y renovación constante, pionera y reestructuradora del rock-pop de Argentina y del rock en español.

TRACK BY TRACK

Sus canciones simplemente están plagadas de frases memorables, algunas con la belleza de un poema o la crudeza de una daga, su uso del lenguaje fino y preciso es realmente destacable y apreciado por sus seguidores, casi igualmente que su versatilidad y virtuosismo en la guitarra.

Aquí rescatamos algunas que se convirtieron en verdaderos himnos en estos cuatro años:

TRACK 01. Fuerza Natural.  Además de ser el nombre del disco de 2010, es la canción que abre el disco que, escuchada a la distancia parece una suerte de ironía. A oírla pues. Les acompaño la letra: “Puedo equivocarme tengo todo por delante y nunca me sentí tan bien, mis pupilas dilatando otra noche más…más azul es la luz si me alejo… me perdí en el viaje, nunca me sentí tan bien, todo por delante, todo está hablándome, está cambiando el aire, nunca me sentí tan bien.”

TRACK 02. Nací para esto. Del álbum “Siempre es hoy” esta canción describe bastante bien la única cosa que este artista podía realmente hacer toda su vida, y lo hizo: música. “Pensándolo bien, sé que siempre supe el desenlace, me pasé la vida imaginándote, no es momento para ser cobarde…”

TRACK 03. Me quedo aquí.  Esta canción del disco “Ahí vamos” fue tomada por los fans como un verdadero himno de esperanza y como una promesa del ídolo latinoamericano de que después del ACV no iría ninguna parte. Cuando la fatalidad al fin sucedió, se convirtió en una forma de decir que su vida a acabó pero su leyenda musical permanecerá. “Todo se movió y es mejor quedarse quieto, pronto saldrá el sol y algún daño repondremos, terco como soy, me quedo aquí… la tinta no secó y en palabras dije muchas cosas, pero en mi corazón, todavía queda tanto por decir, tanto por decir, tanto por decir, no me voy… me quedo aquí.”

TRACK 04. Lago en el cielo. Esta canción también de la producción “Ahí Vamos”, es catalogada por muchos como una de las más hermosas del músico argentino tanto por su melodía como por su letra, así como por el ambiente e imagen que logra crear en la cabeza de quien la escucha. ¿Qué habría más lindo que la idea de que alguien nos regale un lago en el cielo”? “Hoy te apuré, estaba tan sensible, son espejismos que aumentan la sed, si adelanté no me hagas caso, a veces no puedo con la soledad… Sos el paisaje más soñado, y sacudiste las más sólidas tristezas, y respondiste cada vez que te he llamado…”

BONUS TRACK. Paseo Inmoral. (Disco: Bocanada) Otra gran característica de los shows en vivo de Cerati además de la música, de las letras, son los arreglos de las canciones, para quienes lo disfrutaron alguna vez en vivo seguro lo notaron y para quienes nunca lo hicieron, sólo basta que sepan que una canción nunca fue interpretada igual, siempre con un plus, siempre con una distinción magistral extra, siempre con un pequeño detalle distinto para descubrir. Chequen esta canción y díganme qué le notan.

Recuerden que la mejor música es aquella que se oye a través de parlantes… ¡a todo volumen! #HastaSiempreCerati #GraciasTotales por toda tu genialidad.

@Jenn_Ramirez_

+++++++++++++

Por algunos años, el espacio de la web de Noticias MVS que he tenido se llamaba “Un lugar con parlantes”, la frase pertenece a la canción “La Excepción” del disco “Ahí Vamos” de Gustavo Cerati: “Llévame a un lugar con parlantes”, usada siempre como un pequeño y simple homenaje de hoy y siempre, de quien escrib