¿Deseas recibir notificaciones?

Autonomía de los órganos electorales

De la tinta de Arturo Espinosa Silis.

Arturo Espinosa Silis 16/Ene/19 09:36
Autonomía de los órganos electorales
La autonomía que hoy tienen los órganos electorales no es casualidad, sino resultado de años de construcción de un sistema electoral confiable y profesional.

La autonomía de los órganos electorales es un elemento esencial en cualquier democracia, pues ello garantiza que desde la organización de las elecciones hasta los resultados electorales serán ajenos a cualquier interés gubernamental. La tendencia internacional es que las elecciones de calidad las organicen autoridades cuya función se desempeña de manera ajena a la de la administración gubernamental.

La autonomía que hoy tienen los órganos electorales no es casualidad, sino resultado de años de construcción de un sistema electoral confiable y profesional. En México, después de las cuestionadas elecciones de 1988, las acusaciones de fraude electoral de la oposición y los dudosos resultados electorales llevaron a que el Congreso de la Unión de manera paulatina comenzara a otorgar autonomía e independencia a la función electoral.

De 1991 a 1996, México pasó de un sistema electoral manejado y manipulado por el gobierno, a uno encabezado por una autoridad electoral cuya función principal era la organización de las elecciones de manera independiente, de forma que los comicios garantizaran equidad e imparcialidad para los contendientes, así como certeza y confianza en los resultados finales.

La independencia de la función electoral – Instituto Federal Electoral – pasa por diferentes etapas: la designación de sus integrantes (consejeros y consejeras); la gestión en el desempeño de sus funciones sin presiones del gobierno federal; la técnica para autorregularse, y la presupuestaria para determinar su propio gasto.

La reforma constitucional de 1996 que determinó la autonomía de la autoridad electoral federal, también replicó el modelo electoral a nivel local, de manera que para la organización de las elecciones locales también contáramos con autoridades electorales autónomas e independientes.

La voluntad que logró la autonomía de las autoridades electorales – federal y locales – desde hace unos años se ha visto comprometida, a mi parecer por tres aspectos fundamentales:

1 . Designación de consejeros y consejeras electorales. A partir de 2007, con la remoción anticipada de consejeros y consejeras electorales del IFE, lo cual se repitió posteriormente en 2015, comenzó la lógica de las designaciones mediante cuotas y cuates.

2 . Autonomía presupuestaria. Desde 2015 se ha comprometido la autonomía presupuestaria de las autoridades electorales, a partir de la reforma electoral de 2014; muchos de los institutos electorales locales, cada año emprenden una batalla con el Legislativo y el Ejecutivo de sus entidades para que les respeten los recursos que solicitan. En 2019, esta batalla se trasladó también a nivel nacional, y fue el Instituto Nacional Electoral el que sufrió recortes presupuestales a causa de la política de austeridad del nuevo gobierno. Habrá que ver cómo el recorte compromete o no autonomía de los órganos electorales.

3 . Remoción de consejeros electorales locales. La reforma electoral de 2014 también trajo consigo la posibilidad de iniciar procedimientos de remoción contra las y los consejeros electorales; de manera que se ha convertido en una práctica usual para los partidos políticos solicitar la remoción anticipada de los consejeros y consejeras locales, esto como parte de la narrativa de los partidos políticos dentro de los comicios, a partir de la cual cualquier conducta que consideren incorrecta es objeto de denuncia y solicitud de sanción con la remoción del cargo.

Vale la pena recordar que la autonomía de la función electoral ha sido una conquista de la transición democrática que ha vivido México, la cual no es sólo una buena idea, sino también un elemento esencial para consolidar nuestro sistema democrático y tener elecciones de calidad, por lo que la búsqueda por fortalecerla debe ser constante.

@EspinosaSilis