¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Aristóteles y la primavera

De la tinta de Héctor Zagal.

Héctor Zagal Domingo 17 De Marzo, 2019 · 09:48 am
Aristóteles y la primavera

¿A ustedes les gustaría tomar clases al aire libre? Aristóteles solía caminar con sus discípulos por los jardines cercanos  al templo de Apolo. Seguramente estos paseos al aire libre volvían agradable la enseñanza de la filosofía, pero esta estrategia didáctica sería peligrosa en la Ciudad de México del siglo XXI.

En unos días entrará la primavera, aunque las jacarandas ya decretaron su inicio desde hace unas semanas en la ciudad. La temperatura seguirá aumentando paulatinamente, o de manera violenta si uno viaja en metro en horas pico.

Volviendo al caso de Aristóteles imagino que el sol no le preocuparía demasiado. Entre los griegos era esperado que los varones estuvieran bronceados. Eso significaba que hacían ejercicio. Recordemos que los deportes se practicaban desnudos y al aire libre. Por el contrario, de la mujer se esperaba que estuviesen pálidas. Eso significaba que eran pudorosas, recatadas, y no salían de su casa.

Los tiempos han cambiado. Y algunos se asolean enloquecidamente como si no existiera el cáncer de piel. Otros vivimos encerrados en oficinas y en el subsuelo sin ver durante horas la luz del sol. Les confieso, sin embargo, que la primavera me gusta. Como soy muy friolento, son pocas las noches que puedo dormir con la venta abierta y cenar en una terraza sin morirme de frío. Claro que el precio que hay que pagar para eso es tener un mediodía caluroso. Pero hay otra cosa que me gusta también de la primavera y es que puedo utilizar guayaberas. Que en mi opinión es alta tecnología yucateca. No sólo son bonitas, sino que además son frescas. En otra ocasión les contaré sobre esta prenda.

¿Qué época del año prefieren ustedes?

Sapere aude. Atrévete a saber.