¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Ahora, a renovar los OPLE

De la tinta de Arturo Espinosa Silis.

Arturo Espinosa Silis Miércoles 29 De Julio, 2020 · 07:00 am
Ahora, a renovar los OPLE
Instituto Nacional Electoral (INE) / Facebook

La conformación de autoridades electorales es una tarea prácticamente permanente en nuestro país. No concluye un proceso de designación, cuando ya está empezando otro. Esto es así debido a que contamos con diferentes autoridades electorales y mecanismos variados para nombrar a sus integrantes.

Empecemos primero con las autoridades jurisdiccionales. Las magistradas y magistrados de las diferentes Salas que conforman el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) son designadas por el Senado de la República, con base en la propuesta que le formule la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Al respecto, recordemos que actualmente se encuentra en curso el proceso para la designación de una magistratura de la Sala Regional Especializada, misma Sala para la que hay un procedimiento pendiente desde 2017. Por su parte, las magistradas y magistrados de los tribunales electorales locales también los designa el Senado de la República, pero con base un procedimiento de selección diferente al definido para el TEPJF. En los próximos meses, deberá emitirse la convocatoria para designar a magistrados y magistradas electorales en 13 entidades. Eventualmente podrían ser 14, si el Senado retoma la designación para el Tribunal Electoral de Nayarit, que en 2019 se declaró desierta.

Para las autoridades electorales administrativas, los procesos de designación entre autoridades federales y locales resultan significativamente diferentes. Como acabamos de verlo, a las consejeras y consejeros del Instituto Nacional Electoral los designa la Cámara de Diputados; en el caso de las consejeras y consejeros de los institutos electorales locales, la instancia responsable de hacer su designación es el Consejo General del INE, mediante un proceso que, a mi parecer, es el más completo y robusto, pues consta de varias etapas –presentación de documentación, revisión de cumplimiento de requisitos legales, examen de conocimientos, ensayo presencial, entrevistas y valoración curricular–, todas éstas públicas y trasparentes. Es importante recordar que la designación requiere el voto de una mayoría de ocho consejeros o consejeras, por lo que resultaba imperativo contar con el Consejo General del INE completo para poder hacer estos nombramientos.

Actualmente, se está llevando a cabo el proceso de selección y designación de 48 consejeros y consejeras de 19 entidades federativas: Baja California, Baja California Sur, Campeche, Colima, Ciudad de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Yucatán y Zacatecas. Esto implica que se renovarán el 20% de las consejerías electorales locales del país, en más de la mitad de las entidades federativas. En Baja California será el único caso en el que se designará a quien habrá de presidir el Consejo General del Instituto Estatal Electoral de la entidad.

Al designar nuevos consejeros y consejeras de los institutos electorales locales u OPLE, resultará fundamental que se busquen perfiles que conjuguen experiencia y conocimiento en la materia electoral, pues el inicio de los procesos electorales será casi inmediato tras sus respectivas designaciones y no habrá tiempo de que cuenten con una curva de aprendizaje. En los tiempos que corren, una cualidad que, si bien es subjetiva, también debe buscarse en las nuevas consejeras y consejeros electorales, que sean personas con carácter suficiente para defender la autonomía institucional y la independencia de la función electoral.

Hacia el final de 2020, una vez iniciado el proceso electoral federal y los locales, se habrá dado una importante renovación de los órganos electorales del país –tanto administrativos como jurisdiccionales–, lo cual puede significar una inyección de legitimidad, especialmente considerando que para poder lograr estas designaciones, en algunos casos se requerirá el concurso de las diferentes fuerzas políticas y en otros, el aval de los partidos políticos que, aunque no intervienen en el proceso de designación sí acompañan estos procedimientos de cerca.

En estos tiempos y en materia electoral es importante que las designaciones de autoridades electorales se realicen con el consenso de todas las fuerzas políticas ya que ello abona a la credibilidad y legitimidad de la instancia que organiza las elecciones, pues es más difícil descalificar a quienes fueron designados bajo consenso, que a quienes llegaron a partir del disenso.

@EspinosaSilis

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias