¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Agarran con garras al cómplice de García Luna

De la tinta de Mina Magallón.

Mina Magallón Martes 11 De Febrero, 2020 · 07:31 am
Agarran con garras al cómplice de García Luna
El 23 de enero de 2020 Iván Reyes Arzate, conocido como “La Reina”, fue arrestado en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn / Foto: especial

El 23 de enero de 2020 Iván Reyes Arzate, conocido como “La Reina”, fue arrestado en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn (mismo centro en el que estuvo “El Chapo” y ahora está García Luna), donde se encontraba cumpliendo una pena de prisión de 40 meses después de llegar a un acuerdo con la fiscalía de Chicago, Illinois en 2018. En aquel entonces, se le había acusado de tráfico de drogas, conspiración y obstrucción a la justicia, que conllevaban hasta 25 años de prisión, pero llegó a un acuerdo con la fiscalía para solo estar dos años tras las rejas, arreglo que posiblemente fue a cambio de soltar información.

Reyes Arzate iba a ser puesto en libertad este 27 de enero e inmediatamente iba a ser deportado a México, pero el pasado 23 de enero, para su gran sorpresa, un gran jurado en el distrito este de Nueva York firmó la acusación no. CR-26-C-0030 en su contra por varios delitos, entre los que estipulan que conspiró intencionalmente para distribuir cocaína, conspiró para distribuir y poseer cocaína con la intención de distribuirla y conspiró para importar cocaína. Cada cargo conlleva una pena de prisión mínima obligatoria de 10 años de acuerdo con el Código Federal de los Estados Unidos, Capítulo 21, Sección 959 (a) Anexo II. Al día siguiente de su arresto, el jueves 24 de enero, el fiscal federal Michael Robotti le pide al juez auxiliar del distrito este de Nueva York, Cheryl L. Pollak, negarle la libertad bajo fianza argumentando que Reyes Arzate debe de permanecer tras las rejas, ya que es un reo de “alto riesgo” y puede escaparse de la justicia. Solicita igualmente que el expediente de Reyes Arzate no. 20-30 (ERK) sea reasignado del juez Edward Korman al juez Brian Cogan, argumentando que los hechos delictivos que se le imputan a Reyes Arzate provienen del mismo esquema delictivo, de las mismas transacciones y mismos eventos por los que fueron acusados tanto “El Chapo” como García Luna en los que el juez Cogan fue designado como juez de control. El fiscal continuó argumentando que Reyes Arzate asistía corruptamente al cártel, hasta ahora desconocido, llamado “El Seguimiento 39”, construyendo alianzas con los carteles de Sinaloa, Golfo, Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.  También manifestó que el acusado fue el director general de la Policía Federal y trabajaba en conjunto con las autoridades de EEUU para combatir el tráfico de drogas. El fiscal agregó que Reyes Arzate estuvo involucrado en muchas investigaciones de cárteles de alto perfil, incluido el famoso jefe del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, y la violenta facción de los Beltrán Leyva.

El fiscal en Brooklyn terminó su argumento manifestando que Reyes Arzate era el máximo jefe de la unidad antinarcóticos y, como tal, era el principal contacto para recibir y dar información a las oficinas encargadas de combatir el narcotráfico entre México y EEUU que el acusado colaboraba muy de cerca con los agentes de la DEA (Drug Enforcement Administration) que se encontraban trabajando en la Ciudad de México. Pero, según lo que manifestó el fiscal, Reyes Arzate, a cambio de varios millones de dólares que recibió en mordidas, asistía a los cárteles mexicanos con el contrabando de cocaína a los EEUU incluyendo a la Ciudad de Nueva York. El fiscal explicó que las mismas pruebas que tienen contra García Luna van también a ser introducidas en el juicio de Reyes Arzate.

Mientras tanto, en la Ciudad de México, Guillermo Valdés Castellanos, exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, (CISEN), el desaparecido órgano de espionaje del gobierno federal, declaró este 24 de enero durante el Seminario Violencia y Paz, celebrado en el prestigiado Colegio de México, que las acusaciones en EEUU contra Genaro García Luna han llevado a pensar que el gobierno mexicano protegía al Cártel de Sinaloa lo cual afirmó “es ilógico”. Aceptó que la corrupción es innegable en México, pero defendió que ni el soborno ni la protección a criminales son “políticas nacionales adoptadas por el gobierno”, por lo que manifestó que casos particulares no representan la estrategia federal que se realizó durante el sexenio del presidente Felipe Calderón.

Ya veremos en qué acaba todo este tinglado, porque en México todos dicen: “Yo no fui, fue Teté, pégale pégale que ella fue”.

Foto: especial

 

Correo:  mgmagallon@aol.com

Twitter:  @MinaMagallon

Facebook:  Mina Magallon