¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Administrando la buena suerte

De la tinta de Héctor Zagal

Héctor Zagal Domingo 9 De Agosto, 2020 · 08:00 am
Administrando la buena suerte
¿Ustedes cruzan los dedos para pedir suerte o cuando dicen una mentira? / Ilustrativa

¿Por qué existen los amuletos y los rituales de buena suerte? Lejos de preguntarnos por la legitimidad científica detrás de ambos fenómenos, primero habría que preguntarnos por su lugar en la cultura. La vida está llena de reveses. De hecho estamos a la mitad de uno ello. ¿Quién de nosotros hubiese pensado en la situación actual el verano pasado?

Aunque no nos guste pensar en ello, el ser humano controla muy pocas cosas. Podemos predecir el clima, pero no controlarlo. Conocemos el comportamiento de virus y bacterias, pero no por ello hemos podido eliminarlos. Tampoco controlamos tanto sobre nuestra persona como pensamos. No elegimos dónde ni cuándo nacer, ni quiénes son nuestros padres. En nuestras manos, sólo tenemos nuestro carácter y nuestra manera de interpretar el mundo. Pero creer que de alguna manera podemos seducir al futuro, agradar a la dama fortuna, nos inspira a crear todo clase de símbolos.

Uno muy popular es “tocar madera” para evitar un mal o para pedir un deseo. ¿De dónde viene esta práctica? Algunos dicen que surge entre pueblos nórdicos de Europa que creían en la existencia de espíritus naturales, como hadas, que vivían, entre otros sitios, en los troncos de los árboles. Así, un golpecito en el tronco anunciaba a las hadas inquilinas de un deseo. Un segundo golpe era un agradecimiento por adelantado. Otros dicen que “tocar madera” pretende representar tocar la madera de la cruz de Cristo.

¿Ustedes cruzan los dedos para pedir suerte o cuando dicen una mentira? Escuché que los primeros cristianos solían cruzar dedos para invocar a Cristo. Este cruce de dedos solía ser entre dos personas y funcionaba como un saludo secreto en los primeros siglos del cristianismo, cuando era una religión perseguida dentro del Imperio romano. El saludo constaba en unir las yemas de sus pulgares y que los índices se cruzaran. Hagan el intento. ¿Qué ven? Parece un pez, ¿no creen? El pez es uno de los símbolos cristianos más antiguos con los que los cristianos se reconocían unos a otros. En griego antiguo, pez se escribe “ixthus”. Esta palabra, a su vez, es un acrónimo de “Iesous Xristos Theou Yíos Soter”, “Jesús Cristo, Hijo de Dios, Salvador” en español. Los dedos cruzados detrás de la espalda es una manera de absolvernos del pecado de mentir. Quizás los primeros cristianos hacían lo mismo cuando tenían que ocultar su religión.

Uno más. ¿Han escuchado que las patas de conejo traen buena suerte? Yo he visto que las venden de todos los tamaños y colores, y hasta como llaveros. ¡Pobres conejos! Este amuleto ha existido al menos, desde el siglo XVI, cuando las personas solían llevar consigo una pata de conejo para evitar calambres o dolores provocados por la artritis. Para el siglo XIX, la pata de conejo era utilizada para protegerse contra la brujería. En EEUU, las patas de conejo se volvieron muy populares en estados del sur, en tiendas de amuletos frecuentadas por la comunidad afrodescendiente. Los mejores amuletos de patas de conejo eran aquellos que se habían cortado de un conejo sacrificado por un negro pelirrojo, bizco, zurdo y patizambo, montado en una mula o caballo albino, en un cementerio a media noche durante luna llena. Toda esta parafernalia para que la pata de conejo fuera realmente poderosa. Pero, ¿por qué una pata de conejo? Se creía que las brujas eran capaces de transformarse en animales; los gatos y los conejos sus formas predilectas. Así, se esperaba que el conejo-bruja capturado en un lugar tan siniestro como un cementerio, a una hora “maligna”, bajo la luz plateada de la luna, estuviera cargado de energía. ¿Y qué pasa con los demás elementos? La mezcla de características hacen del cazador todo un prodigio, un ser único, inusual y, por lo tanto,  divino. Lo siento por los conejos.

¿Creen en la suerte? ¿Tienen algún amuleto? Yo no, porque dicen que es de mala suerte ser supertiscioso.

Sapere aude! ¡Atrévete a saber!

@hzagal

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias