diciembre 01, 2021
Radio
Webcam
Buscar
columnas

Adiós al desfile; ¿Aún sirven los sindicatos?

De la tinta de Guille Gómora.

Guille Gómora
Adiós al desfile; ¿Aún sirven los sindicatos?
Foto: Alberto Cravioto / MVS Noticias

Se acabó el ritual de la parada obrera en Palacio Nacional, éste martes uno de mayo, como en los últimos 18 años -más o menos- no se llevó al cabo la célebre marcha codo a codo de los líderes obreros con el presidente en turno rumbo al Zócalo. Ni el regreso del PRI al poder revivió el desfile.

Los sindicatos a decir de algunos políticos, se han convertido en un “lastre”, no representan ya un sector o columna vertebral en los partidos políticos, como en otras épocas, cuándo el voto del líder de las diferentes centrales obreras era determinante en las listas de los candidatos a puestos de representación popular incluida la Presidencia de la República.

De acuerdo con el abogado laboral, Farid Barquet, “Cuando se habla de sindicalismo en México, lo que se viene a la mente es corrupción, opacidad, poca o nula defensa de los trabajadores y sumisión ante el poder, y es una fama bien ganada”, afirma.

Los sindicatos son la segunda institución peor valorada por los ciudadanos, solo después de los partidos políticos, según una encuesta de Consulta Mitofsky.

Basta mencionar algunos de sus representantes para confirmarlo, aquí algunos próceres: Joel Ayala, 70 años, líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado desde 1998 y senador por el PRI; Isaías González, 77 años, líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) desde 2005 y senador por el PRI; Carlos Romero Deschamps, 74 años, líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desde 1993 y senador por el PRI; Francisco Hernández Juárez, desde 1976 Secretario General del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana y Agustín Rodríguez Fuentes, Líder del STUNAM, desde hace 25 años.

Se dicen democráticos y llevan años en el poder, los mismo militan en la izquierda, que en la derecha y en los partidos de centro.

Ahora estos líderes y sus agremiados, aseguran que nada hay que celebrar, en el Día Internacional del Trabajo, que en México se conmemora desde el 1º. de mayo de 1913, cuando la Casa del Obrero Mundial organizó la primera marcha.

Los eternos líderes “charros”, han visto mermadas sus bases, por la reforma laboral y la inestabilidad económica. Ahí están las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que registró la tasa de desocupación de enero de la Población Económicamente Activa (PEA) a nivel nacional en 3.4 por ciento.

Las cifras mensuales arrojan que la mayor proporción de desocupados tiene un nivel educativo alto, pues 44.6 por ciento de las personas tiene estudios de preparatoria o universidad, mientras que 34.1 por ciento de la población desempleada terminó la secundaria.

Además de estos factores económicos, (determinantes por cierto) están los políticos, la sucesión presidencial, la renovación del Congreso y la elección de nueve gobernadores entre otros miles de cargos, generan incertidumbre y frenan las inversiones.

Pero, regresando al tema del uno de mayo, no hay que perder vista, para el anecdotario, el festejo por el Día Internacional del Trabajo, que se realizó en el salón Adolfo López Mateos, en Los Pinos, una cita anual en este sexenio que agoniza, quizá, como reconocimiento a la que alguna vez fue columna vertebral del Revolucionario Institucional. Una muestra más del fin del ritual.

Así las cosas, surge entonces la pregunta sobre la vigencia y existencia de los sindicatos, en este México y mundo del siglo XXI, inmerso en la globalización y el libre mercado. ¿Sirven de algo?, de sus líderes ni hablar, más de uno resulta impresentable y sus fortunas resultan ignominiosas para sus representados.

¿Me están oyendo? Napito, Deschamps, Elba Esther, etcétera, etcétera.

guillegomora@hotmail.com

@guillegomora

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias